9.3 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

Vuelve Juan Martín Del Potro y jugará el ATP de Buenos Aires como invitado

Este lunes trabajó con Hernán Casanova. La semana pasada se había entrenado con Diego Schwartzman y Sebastián Báez.

Al fin se terminó la espera y la incertidumbre. Más de 950 días después de su último partido oficial, Juan Martín Del Potro volverá al circuito. El tandilense, que jugó por última vez en junio de 2019, en la primera ronda de Queen’s ante el canadiense Denis Shapovalov, ya tiene fecha de regreso. Será la semana que viene en el Argentina Open. Así lo confirmó la organización del certamen en sus redes sociales, con un mensaje que llenó de alegría a los seguidores del ex número tres del mundo, tras la preocupación que había generado la última semana la reaparición de molestias en la zona afectada.

“¡CONFIRMADO! Juan Martín Del Potro jugará el Argentina Open 2022. La Torre de Tandil jugará el cuadro principal como invitado”, escribió el ATP porteño en un tweet, que en diez minutos ya tenía casi 400 “Me gusta” y había sido compartido por casi 1.500 usuarios.

Será su segunda participación en el certamen, que jugó en 2006, cuando daba sus primeros pasos como profesional. Aquel año, con 17 años y ubicado en el 155° del ranking, también entró gracias a una wild card y se despidió en primera ronda al caer en tres sets ante el español Juan Carlos Ferrero, por entonces 18° del mundo.

El Río Open, el único evento de categoría 500 de la gira sudamericana de polvo de ladrillo, anunció también este lunes la participación del argentino. “Campeón del US Open y medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Río, la Torre de Tandil jugará por primera vez el torneo de tenis más grande de Sudamérica entre el 12 y el 20 de febrero”, comentó el certamen brasileño.

La gran noticia llegó horas después de que se viralizara una imagen del tandilense, hoy ubicado en el 757° escalón del ranking, tras un entrenamiento con su compatriota Hernán Casanova, en la que se veía a Delpo sonriente, sin ninguna protección en la rodilla, algo que sí había utilizado en las jornadas previas de trabajo. Esa foto había alimentado la ilusión de sus fanáticos y del mundo del tenis en general, que querían verlo otra vez en cancha.

Del Potro, alejado del circuito desde hace más de dos años y medio por los problemas en su rodilla derecha (se fracturó la rótula por primera vez en Shanghai, en octubre de 2018; se resintió de la lesión en Queen’s en 2019; y desde entonces pasó cuatro veces por el quirófano para tratar el problema), estaba decidido a volver a jugar al tenis. Y con la chance concreta de participar del certamen de Buenos Aires, fue subiendo desde principios de año las intensidades en sus entrenamientos.

Según contó en una nota el periodista Sebastián Torok, de La Nación, primero trabajo con Marcelo Gómez, el Negro, el entrenador con el que dio sus primeros pasos en el tenis en el club Uncas de Tandil. Fueron horas y horas de práctica para ir tomando confianza en los goles e ir recuperando la memoria con los movimientos básicos del juego.

Luego volvió a Buenos Aires y trabajó en el Tennis Club Argentino con Juan Ignacio Londero como sparring. Allí mostró que más allá del tiempo su juego está intacto. En especial ese martillazo de drive que maravilló a todos en el circuito profesional y que le permitió poner en aprietos a los mejores.

Sin embargo, esas buenas sensaciones mutaron a malas con el correr de las jornadas. Le empezó a costar moverse cuando empezó a simular sets y partidos contra el cordobés, quien actualmente está 136° del mundo.

Los problemas que empezó a sentir tras los peloteos con Londero reaparecieron más tarde cuando se entrenó con Sebastián Báez, la gran revelación del tenis argentino de los últimos tiempos.

Este lunes, Del Potro entrenó con Hernán Casanova, sin protección en la rodilla. Foto Instagram @hernicasanova6Este lunes, Del Potro entrenó con Hernán Casanova, sin protección en la rodilla. Foto Instagram @hernicasanova6

Ahí aparecieron las molestias en una rodilla que no da indicios clínicos de lesión luego de la limpieza quirúrgica -la cuarta cirugía en esa zona de su cuerpo- a la que se sometió en marzo de 2021 en un hospital de Chicago, pero que le entrega otras sensaciones a Delpo y lo llevaron a la infiltración y a pedirse unos días de descanso. Por eso, además, aún no confirmó oficialmente su participación en Buenos Aires y en el torneo de Río de Janeiro, que se disputará la semana siguiente.

El viernes pasado, un día luego de infiltrarse, entrenó en ese mismo club de Palermo con Diego Schwartzman, antes de que el Peque viajara a Córdoba para disputar el torneo que arranca este lunes. Y a Delpo se lo vio luciendo una protección en rodilla, esa que brilló por su ausencia en la foto que compartió Casanova.

Tanto trabajo y tanta perseverancia tendrá finalmente su premio. Porque la semana que viene, sobre el polvo de ladrillo del  Buenos Aires Lawn Tennis, Delpo cumplirá su sueño y volverá a las canchas. Una gran noticia para el tenis argentino y para todo el mundo de la raqueta.

Latest Posts