15.5 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

Crimen del peluquero en Recoleta: ofrecen una recompensa de $ 5 millones para encontrar al asesino

  • Se trata de Luis Abel “Abelo” Guzmán, acusado por matar a sangre fía al colorista Germán Medina.

Luis Abel “Abelo” Guzmán (43), el peluquero que asesinó a sangre fría a su compañero Germán Medina en un local de Recoleta, está prófugo desde hace más de un mes. Ahora el Ministerio de Seguridad ofrece una recompensa de 5 millones de pesos para quien aporte datos que permitan localizarlo.

“Desde el Programa Nacional de Recompensas de este Ministerio, colaboramos con las autoridades de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires para localizar a Luis Abel Guzmán, prófugo y asesino de Germán Medina, peluquero que fue asesinado en el barrio porteño de Recoleta”, indica la comunicación que publicó en sus redes sociales la cartera que dirige Patricia Bullrich.

El monto ofrecido apunta a quienes aporten “datos útiles que permitan lograr la detención” de Guzmán, sobre quien pesa un pedido de captura nacional e internacional desde el 21 de marzo, un día después del homicidio. Cualquier denuncia que pueda ser de interés se puede hacer de forma anónima a través de la línea 134.

El homicidio ocurrió alrededor de las ocho de la noche del miércoles 20 de marzo en un salón de belleza ubicado en la calle Beruti al 3000.

Mientras los empleados disfrutaban de un momento de distensión al término de una jornada de trabajo, Guzmán empuñó un arma de fuego y le disparó en la cabeza a Germán Medina (33), quien trabajaba como colorista al igual que él.

Después de ejecutar a su compañero en presencia del dueño de la reconocida peluquería, el asesino escapó por una de las ventanas del local, que abrió previamente “Charly” Azorín, el encargado del salón, quien fue testigo del asesinato.

Según se supo días después, el agresor también persiguió a Verdini dentro del local. Es que en otras imágenes, correspondientes a un sector de la peluquería que no es el del salón donde le disparó a su compañero, sino un cuarto donde hay capas, productos y elementos de los trabajadores, se lo vio al dueño entrar corriendo y esconderse detrás de una puerta.

Agazapado, en un momento se asomó e instantes después volvió a esconderse. Ahí entró en cuadro Guzmán, empuñando la pistola. Según lo que se puede distinguir en las imágenes, al no encontrar al dueño de la peluquería, desistió de perseguirlo y volvió al sector principal del local para huir.

El asesino de Medina fue buscado inicialmente en su casa de Agrelo al 1500, en Merlo, pero el allanamiento arrojó resultados negativos. Algunos días más tarde, se realizó un nuevo procedimiento en Paso al 700, en Balvanera, donde vive uno de los hermanos de Guzmán y donde habría dormido los días de semana, antes del crimen de su compañero.

También siguieron la pista de que podía haber vuelto hacia Santiago del Estero, pero tampoco lo encontraron.

Su madre, Cecilia Guzmán, que vive en esa provincia, le pidió públicamente que “se entregue lo más pronto posible”.

Los investigadores creen que Guzmán premeditó el asesinato y, una vez concretado, desapareció del mapa. Poco se sabe sobre qué hizo luego de escaparse por la ventana de Verdini. Hace 10 días, Interpol emitió una alerta roja para encontrarlo y capturarlo.

D.D.

Latest Posts