18.8 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

La caída de Martín Ordoqui, el juez destituido que sucumbió a la coima de un par de gemelos de camisa

Resulta una sentencia histórica en la provincia de Buenos Aires. Es la primera vez que un magistrado de tan alta gradación es destituido, con el agravante de su detención.

La mañana de este lunes era destituido y por la tarde un policía le ponía las esposas antes de trasladarlo a su lugar de detención. Así terminaba la carrera judicial del juez de Casación bonaerense Martín Manuel Ordoqui (62), después de que un Jury de Enjuiciamiento demostrara su responsabilidad en los delitos de asociación ilícita y tráfico de influencias, entre otras faltas graves.

Resulta una sentencia histórica en la provincia de Buenos Aires. Es la primera vez que un magistrado de tan alta gradación es destituido, con el agravante de su detención, además.

El Tribunal acreditó que cobraba coimas para mejorar la situación procesal de delincuentes con causas en juzgados platenses. Ya como ex juez deberá concurrir a una indagatoria en la fiscalía de Verónica Lacki. La fiscal resultó precisa y consistente en aportar evidencias para el juzgamiento del magistrado.

Parte de la saga de su caída debe encontrarse en su propensión a recibir regalos, además de plata, para facilitar trámites de personas procesadas. Esta parte, mínima, indecorosa, lo condenó al ostracismo judicial. Así lo estableció el cuerpo del expedientes que ahora se convierte en otras gravosas acusaciones. Esta vez, en la justicia penal ordinaria y con penas que incluyen la cárcel. Como se sabe, el Jury de Enjuiciamiento, conformado por conjueces presididos por la presidenta de la Suprema Corte, Hilda Kogan, sólo podían destituirlo y cursar las pruebas de delitos al ámbito penal ordinario.

Melazo fue detenido en su chacra de Gorina, La Plata. Foto Mauricio NievasMelazo fue detenido en su chacra de Gorina, La Plata. Foto Mauricio Nievas

Hasta tanto no quedara resuelto el fallo de retirarlo de las funciones, Ordoqui mantenía los fueros. Por eso no podía ser detenido. Liberada la fiscalía de esa manea constitucional, se ordenó su aprehensión. El ex juez estaba en su casa de la calle 481, en Gonnet, esperando a la comitiva de policías. La visita se presagiaba inminente. Lo intuía su larga experiencia en tribunales.

¿Es su única familiaridad con el delito?. ¿Su esfuerzo es sólo por demostrar inocencia en el expediente de las coimas?. Ordoqui no podrá descansar de refutar cargos de pruebas. Incluida la causa de la “Megabanda”, integrada por policías, magistrados, delincuentes y barras, que –de acuerdo con la Justicia – encabezaba el juez César Melazo. Precisamente, ese juicio comenzó este lunes, en el mismo momento que Ordoqui recibía el fallo expulsatorio. En ese otro proceso oral, en La Plata, su comparencia será en el segundo tramo. Después que Melazo y sus cómplices reciban la acusación y tramiten la defensa.

Lacki investiga a la “Megabanda” e involucró a Ordoqui en la asociación ilícita dedicada a cometer robos, liberar zonas y encubrir delitos. Melazo está detenido.

Pero esta carga penal contra Ordoqui deberá esperar su turno. Ahora su preocupación es refutar las evidencias halladas en el Jury. Algunas, según el tribunal, de naturaleza poco suntuaria pero convincentes para el entonces magistrado. Un par de gemelos, entre el “agradecimiento” a sus servicios.

La revelación del regalo de los gemelos fue aportada por la testigo arrepentida Lidia Pernas, esposa de Juan Ariel Cristian Heine, un estafador de San Vicente, detenido a fines de 2013 por maniobras inmobiliarias ilegales realizadas en la zona sur del Conurbano.

María Eugenia Mercado, empleada del juez Martín Ordoqui, al ser detenida.María Eugenia Mercado, empleada del juez Martín Ordoqui, al ser detenida.

Pernas fue quien hizo los contactos con la Sala V del Tribunal de Casación, que presidía Ordoqui, para obtener una prisión domiciliaria del vendedor de terrenos truchos, beneficio que consiguió en junio de 2018.

Ordoqui ya estaba -desde mediados del año pasado- complicado en otro caso de corrupción judicial: se lo vinculaba con la megabanda del ex juez Melazo, detenido en agosto de 2018 por integrar la presunta organización de policías, ladrones y representantes del Poder Judicial que se dedicaban, entre otros delitos, a proteger a quienes terminaban procesados.

Por esa vinculación, Ordoqui fue obligado a tomarse una licencia de 90 días. Lo había resuelto la Suprema Corte provincial y entonces su caso fue derivado a la Legislatura para el inicio del Jury de Enjuiciamiento de Magistrados, que hace 24 horas derivó en su destitución. Pero casi al mismo tiempo, tuvo un envión la causa iniciada por la Corte para investigar las irregularidades en el proceso contra Heine.

El juez Martín Ordoqui y el "operador" Enrique Petrullo, detenido por integrar la banda de Melazo.El juez Martín Ordoqui y el “operador” Enrique Petrullo, detenido por integrar la banda de Melazo.

Para entonces, María Eugenia Mercado, la secretaria de Ordoqui, había sido desplazada de su puesto y, por la sanción, le quitaron el 40% del sueldo. Según la declaración de Pernas, el entonces juez se comunicó con ella. “Martín me contacta para hablar de lo que había pasado, del problema que era público: que lo estaban investigando. Nos reunimos y me plantea que la habían licenciado a María Eugenia (Mercado), que le estaban sacando parte del sueldo y si yo tenía alguna forma de poder compensarla”, declaró la mujer.

La arrepentida relató que, después de conseguir el aval y el dinero de Heine, se volvieron a encontrar para hacer la entrega.

Fue en una confitería de diagonal 74 y 58, a pocas cuadras del estudio del abogado de Ordoqui. En la cita estaban la secretaria Mercado, Pernas y “a los cinco minutos” llegó el juez de Casación. “Me muestra una mochila, la abre y pide que ponga los 30 mil ahí”, completó la testigo.

Después aportó el detalle del “regalo de fin de año” que llevó al despacho del juez en diciembre de 2017: dos celulares, un chaleco, un cuchillo de plata y dos gemelos. “Entré al despacho con las bolsas. Se lo di a Ordoqui, se lo probó ahí mismo y me dijo ‘sos buena para elegir regalos, la pegaste hasta en el talle’. En ningún momento lo tomó como algo malo o una ofensa”, mencionó Pernas.

En el fallo, el tribunal establece la probanza de estos dichos. “Efectivamente, la perspectiva probatoria ya valorada nos revela un escenario que muestra cómo un magistrado de un superior tribunal de impugnaciones atiende reiteradamente en su despacho y hasta por fuera del horario a una persona que representaba a un detenido cuyo caso tiene asignado para resolver. Informa el paso a paso del expediente. Adelanta su parecer en el punto de fallar y brinda asesoramiento técnico prohibido. Recibe múltiples obsequios y permite que su asesora también los reciba. Utiliza los recursos del Estado para visitar al detenido aún luego de haber resuelto su caso, y lo hace con una intermediaria y su estrecha colaboradora, para quién exige la entrega de dinero”, determinaron en el Jury.

La resolución contra Ordoqui tuvo unanimidad de todos los conjueces, encabezado por Kogan. La parte acusatoria fue representada por el Procurador General de la Suprema Corte, Julio Conte Grand.

Javier Ronco, detenido en la causa Melazo, junto a la cupé Torino del juez Martín Ordoqui.Javier Ronco, detenido en la causa Melazo, junto a la cupé Torino del juez Martín Ordoqui.

Ordoqui estaba suspendido en sus funciones desde hace varios años. También tenía embargo sobre el 40% de sus bienes, aunque disponía de fueros que lo ponían a resguardo de una detención.

En el Enjuiciamiento, Ordoqui fue imputado de los delitos de asociación ilícita, exacciones ilegales, tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito, entre otros tipos penales. En el núcleo probatorio queda demostrada su responsabilidad en el dictado de resoluciones en favor de personas privadas de su libertad, a cambio de montos de dinero. El grupo, además, lo conformaban su secretaria Mercado, los abogados Ricardo y Julián Ducid, Alejandro Timorín y el lobista Enrique “Quique” Petrullo.

Según la acusación, el juez dictó arrestos domiciliarios para Ariel Heine (quien luego fue condenado a 14 años de prisión) y al platense Javier Ronco, acusado de un doble homicidio en La Plata y de ser integrante de la megabanda que contaba con protección policial y judicial. El jurado, además de Kogan, fue integrado por los abogados Juan Emilio Spinelli, Diego Paulo Isabella, Ricardo Farris, Hugo Galderisi y Fulvio Santarelli. Completaron el cuerpo los conjueces legisladores Daniel Lipovetzky, Abigail Gómez y María Eugenia Brizzi, en representación de la Cámara de Diputados. Por el Senado Nidia Moirano y Gabriela Demaría. Todos votaron por apartarlo del cargo.

Latest Posts