11 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

Cuidar el agua: 10 claves para reducir el consumo y evitar cortes en medio del calor

La demanda aumenta los días de altas temperaturas, en algunos casos debido a un uso excesivo. Cómo modificar los malos hábitos.

En medio de la ola de calor que se registra desde comienzos de esta semana el sistema eléctrico no resistió el pico de consumo y los cortes de luz volvieron a convertirse en un padecimiento para cientos de miles de ciudadanos.

Se teme que los apagones se repitan en estos días, después de que el Servicio Meteorológico Nacional anunció, por lo menos hasta el sábado inclusive, temperaturas elevadas con máximas de entre 35 y 42 grados, y valores récord que se sentirán en distintos puntos del país.

Pero como si fuera poco, recientemente AySA, la empresa encargada de proveer los servicios de agua y cloacas para la Ciudad de Buenos Aires y 26 partidos del Conurbano, advirtió que podría empezar a faltar agua en los hogares como consecuencia de los cortes de energía.

En un comunicado, la empresa recordó que tanto el proceso de potabilización como los sistemas de bombeo de agua son electrodependientes, por lo que solicitó optimizar el uso del agua potable y redoblar esfuerzos en su cuidado en la Ciudad y en la Zona Norte y Oeste del GBA.

La demanda de agua aumenta los días de mucho calor, y los cortes de energía pueden afectar la provisión. Foto: Archivo.La demanda de agua aumenta los días de mucho calor, y los cortes de energía pueden afectar la provisión. Foto: Archivo.

AySA destacó que ante cualquier duda los vecinos podrán comunicarse al 0800-321-AGUA (2482) durante las 24 horas o al WhatsApp 11-5984-5794. También atienden en los canales oficiales de Instagram: @aysa.oficial; Twitter: @aysa_oficial; Facebook: AySA.Argentina; Telegram: @AySA_Oficial_bot. O a través de la página web www.aysa.com.ar de 6 a 24hs.

Tomar conciencia sobre el uso del agua en el hogar

La demanda de agua aumenta los días de mucho calor, en algunos casos debido a consumos excesivos y, en ocasiones, innecesarios. Si se consume más de lo que se necesita, el perjuicio es tanto hacia uno mismo como hacia los demás usuarios. En el marco de la campaña de concientización, Aysa recordó la cantidad de agua que se utiliza en ciertas acciones cotidianas:

. Un ciclo de lavado de un lavarropas consume 100 litros.

En un baño de inmersión se consumen 150 litros.

. En una ducha breve (de 10 minutos), 100 litros.

En el lavado de un auto mediano, 360 litros.

. En cada descarga de inodoro, unos 16 litros.

. En un lavado de platos, 100 litros.

En llenar una pileta mediana de lona, 2.800 litros.

Evitar los consumos innecesarios es clave, pero también hay que prestar atención las pérdidas:

Una canilla goteando desperdicia 46 litros por día.

Un inodoro con deficiencia del flotante desperdicia por día 1.200 litros.

Un tanque de reserva con deficiencia del flotante desperdicia por día 2.400 litros.

Si se consume más agua de la que se necesita, el perjuicio es tanto para uno mismo como para los demás usuarios. Foto: Archivo.Si se consume más agua de la que se necesita, el perjuicio es tanto para uno mismo como para los demás usuarios. Foto: Archivo.

Claves para ahorrar agua en el hogar

Tanto el baño como la cocina son los lugares de la casa donde más agua se consume. De aplicar los siguientes consejos se disminuiría bastante su consumo:

1. Optar por una ducha rápida en lugar de un baño de inmersión y cerrar la canilla al enjabonarse. Se gastará menos de la mitad de agua. Con duchas de 5 minutos se puede ahorrar unos 3.500 litros al mes.

2. No tirar papeles en el inodoro. Usar un recipiente o tacho en su lugar.

3. Cerrar la canilla al cepillarse los dientes o al afeitarse. También al lavar los platos: es mejor llenar la bacha y lavarlos en ella. Así se ahorraran algunos litros de agua en cada práctica.

4. Controlar los goteos. Al dejar de usar una canilla, no debería seguir saliendo agua, ni siquiera en pequeñas cantidades. Cambiar los “cueritos” siempre que haga falta.

5. Tener cuidado con las fugas continuas en el baño y la cocina. Hay que revisar cada cierto tiempo las griferías y el inodoro porque con el uso pueden aparecer pequeñas fugas que con el tiempo generan importantes pérdidas de agua y dinero.

6. Utilizar el lavarropas y el lavavajilla sólo a plena carga, para ahorrar así unos 25 litros de agua.

Lavar las veredas con balde en lugar de hacerlo con manguera ayuda a reducir la cantidad de agua utilizada. Foto: Jorge Sánchez.Lavar las veredas con balde en lugar de hacerlo con manguera ayuda a reducir la cantidad de agua utilizada. Foto: Jorge Sánchez.

7. Racionalizar el riego. Se puede realizar aprovechando el agua de lluvia o bien estableciendo sistemas de riego por goteo. Lo conveniente es hacerlo a la mañana bien temprano, para evitar que el agua se evapore

8. Lavar el auto y la vereda cuando es realmente necesario. Al hacerlo utilizar balde para reducir el caudal.

9. Llenar la pileta de noche y cuidar el agua para que se mantenga limpia y pueda utilizarse por más tiempo.

10. Ir reemplazando, en la medida de lo posible, los electrodomésticos tradicionales por los que tengan la etiqueta A+, A++ o A+++. Sobre todo, el lavarropas y el lavavajillas. Este tipo de electrodoméstico, además de consumir menos electricidad, pueden ahorrar un 50% de agua gracias a su mayor eficiencia y sus programas de media carga.

Latest Posts