15.5 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

Los misteriosos papelitos en el subte que abrieron una investigación sobre posible trata

  • Por ellos la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas realizó una presentación.

“Búsqueda de madres que quieran trabajar en alquiler de vientres. Excelente apoyo laboral y médico. Excelente paga. Si ya sos mamá y tenés entre 25 y 38 años, hablame para más información. Celeste”.

Ese cartel, que a fines de febrero estuvo pegado en la línea C del subte, tenía los papelitos verticales para arrancar de a uno y llevárselo, sin tener que agendar el número.

“Es viejo ese cartel. Ya no lo hago”, dijo la mujer que respondió a ese nombre cuando llamó Clarín. Y cortó.

Según confirmaron a este diario desde la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX), por ese cartel “hubo una presentación, que fue derivada a la Justicia para su investigación”.

Como actualmente “existen medidas en curso”, aún no pueden dar detalles de si la presentación tuvo lugar por tratarse de una modalidad de captación de mujeres para alguna de las categorías de la trata, como trabajo o servicio forzado, comercio de órganos o matrimonio servil, explotación sexual.

O si, más en la superficie de la cuestión, la oferta para que subroguen se da en condiciones que corresponden al “fin explotación” (en este caso, de sus cuerpos), el objetivo que debe perseguir todo delito de trata para caratularse de esa forma.

Al cierre de esta nota, la procuraduría trabajaba en algún dictamen que, según la interpretación que se haga, podría incluir o no al “alquiler de vientres” -del modo en que aparece en esa oferta en la vía pública- como una situación, quizá, de “servicio forzado o servidumbre” y se dé inicio a una causa.

Ante una oferta laboral o de otro tipo engañosa, que desde la Protex ejemplifican como las “que ofrecen un trabajo de camarera en el exterior” y por WhatsApp antes de la cita “se pide enviar una foto y hasta preguntan la altura”, se puede hacer una denuncia en el Ministerio Público Fiscal.

Además de la denuncia presencial, que se puede realizar en esa procuraduría especializada, o incluso con un mail a protex@mpf.gov.ar, está la línea 145 del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Es gratuita, anónima y está disponible las 24 horas.

La subrogación de vientres, sin regulación y en alza

Sea como fuere, ese cartel -que hasta que no se pruebe lo contrario no implica ningún delito- existe por el ya conocido vacío legal en la Argentina sobre esta práctica. Y demuestra que el país cada vez es más surrogacy friendly, como sucede en plenitud en la Ciudad.

En Argentina está permitida la subrogación de vientres. Porque no está prohibida. Tampoco está regulada.

“Se presentaron unos 20 proyectos de ley en el Congreso de la Nación para regular esta figura. Los últimos son de Anabel Fernádez Sagasti (PJ), el de Julio Cobos (UCR) y el de Gabriela Esteves, ambos en 2022 en Diputados, y el de Mercedes Joury (2023). Así que el interés por regular la subrogación es transveral a las principales fuerzas políticas”, explica Natalia de la Torre, abogada especialista en Derecho de Familia y experta en casos de filiación socioafectiva.

“Hoy sólo tiene estado parlamentario el de 2023. Pero recién inicia el año parlamentario, y seguramente quienes presentaron el año previo vuelvan a hacerlo”, aclara.

Todos los proyectos presentados están a favor de regular la gestación por sustitución solidaria o altruista, no a cambio de una compensación económica.

”Las diferencias entre cada uno se centran en el rol que le cabe al Estado como garante de los Derechos Humanos de todas las personas intervinientes frente a las asimetrías entre las partes y los contextos de vulnerabilidad que pueden condicionar, en especial, a quienes gestan”, explica de la Torre, que eligió este tema para su tesis doctoral en desarrollo.

Hay proyectos -como el de Sagasti, Esteves y el de Joury- que insisten en que este tipo de gestación requiere de un proceso judicial de autorización, marca la experta, “con el fin de asegurar que sea una decisión autónoma”.

Otros -como el de Cobos- “proponen regular solo una gestación por sustitución solidaria, pero dejan librada la figura a un acuerdo entre privados y las clínicas o centros de fertilidad”.

¿Por qué tantos políticos consideran importante regular la gestación por sustitución? Porque pese al vacío legal, es una práctica que se realiza con cierta libertad en nuestro país.

Hay 80 casos con control judicial, y a eso hay que sumarle la situación particular de CABA, que por una medida cautelar vigente hace 7 años se inscriben ‘preventivamente’ los niños nacidos/as de esa forma como hijos/as de quienes tienen voluntad procreacional, no emplazando a la gestante como madre, y todo ello sin control judicial o estatal respecto a las condiciones en que se celebró ese acuerdo”, puntúa la abogada.

Desde el Registro Civil porteño “por cuestiones de privacidad” prefirieron no informar la cantidad de inscriptos de esta forma hasta el momento.

Explicaron que la medida cautelar obliga a ese registro a inscribir “en términos preventivos” a las personas menores de 18 nacidas por gestación “solidaria” (por sustitución), cuando la voluntad procreacional de los progenitores sea “expresada en forma previa, libre e informada”; cuando la gestante previamente “hubiera expresado no tener voluntad procreacional” y “debiendo los datos de la gestante ser asentados en el legajo”.

“Cuando van a inscribir al hijo/a al sanatorio/hospital/sede del Registro Civil, entregan la escritura pública que tiene el consentimiento. Eso pasa al área de Legales, donde se emite un informe una vez analizado que se cumplan los extremos del fallo y disposición 122y ahí se envía a inscribir”, detallan.

Si se cumple todo lo anterior, en la Ciudad el acta de nacimiento sale inscripta a nombre de los progenitores procreacionales.

Desde el Derecho, las “ganas” de regular sobre el tema parten de una preocupación mayor. Una que radica en lo que especialistas como De la Torre definen como “la puerta comercial” que se está abriendo a partir de esta situación en la Ciudad.

“Alcanza con googlear para advertir que Argentina, particularmente, CABA, se está transformando en un destino de turismo reproductivo transfronterizo, con intervención de agencias intermediarias que operan desde el extranjero”, apunta la abogada.

Menciona a espanol.fertilityargentina.com y a sudamericasurrogacy.com. Pero en el cartel que estaba en el subte figuraba Global Surrogacy Consulting, una web que también está activa.

“Ante este escenario, urge que el Congreso sancione una ley que asegure los derechos de todas las personas intervinientes, en especial de la mujer o persona que decide gestar para terceros”, postula.

En concreto, ¿cómo la regulación podría evitar la posible explotación de mujeres en condiciones de vulnerabilidad, que por dinero subrogarían sus vientres?

“Con perspectiva de género de por medio. Que nadie niegue que la mujer tiene capacidad para decidir gestar para otros/as. Dentro de su plan de vida puede decidirlo, y hacer efectiva su autonomía. El tema es que con los aportes del feminismo esa autonomía debe leerse en términos relacionales: si las condiciones están dadas para ejercerla”, diferencia.

El mercado reproductivo en general es un mercado rentable (además de dolarizado). ¿La gestación por sustitución debe quedar sujeta a las lógicas de ese mercado?

Hay que regular para controlar. Siguiendo la línea de proceso de autorización judicial previa, se evitarían las asimetrías, porque un juez o jueza determinaría o no su existencia”, marca.

En Argentina, el concepto de familia es amplio desde lo judicial. “Reconociendo (jurídicamente) la socioafectividad, sería incoherente plantear que solo puede ser gestante una madre o hermana. Por eso en algunos proyectos, amén de la autorización judicial previa como requisito, se dice que tiene que existir un vínculo afectivo, si queres, un vínculo de confianza entre quien gesta y quien quiere ser padre/madre”.

La indefinición continúa. “Podemos debatir horas dentro de las diferentes vertientes de los feminismos, pero no podemos perder de vista que mientras seguimos debatiendo, en CABA está sucediendo la gestación por sustitución”, dice.

Casos clave en la Justicia

La Corte Suprema de Justicia tiene seis expedientes de gestación por sustitución a la espera de una resolución.

Cuatro refieren a la definición de la filiación de niños nacidos en ese contexto. “Los niños tienen entre 6 y 8 años, es decir, hace un montón que la Corte los tiene dormidos en los cajones de los escritorios. Debería expedirse ya”, acusa De la Torre.

Los otros dos casos, iniciados por dos parejas de varones, no refieren a la identidad de estos chicos, sino al debate sobre si la gestación por sustitución tiene que ser cubierta por las obras sociales y prepagas.

Una de esas historias en trámite viene de Rosario. Solicitaron un pedido de autorización judicial previa para realizar la práctica, la obtuvieron por parte de una jueza, pero el sistema de salud privado de esa pareja les dijo: “Esto no está legislado (en la ley 26.862 de cobertura)”.

La otra viene de la Ciudad, donde no hizo falta la judicialización previa, y la estrategia de esa otra pareja fue primero hacer el procedimiento y después presentar el amparo para su cobertura, medida que fue apelada y aún no tiene resolución.

“Si vos no lo regulás, más se acrecienta la rentabilidad del mercado productivo. Porque todo se paga de forma particular”, cierra la abogada.

¿Por qué todos estos casos, que provienen de la Justicia Nacional Civil, llegaron a la Corte?

Porque hubo decisiones encontradas en Cámara y en primera instancia, pero fue desde el Ministerio Público Fiscal o desde el Ministerio Público de Defensa, o de ambos en conjunto, que se impugnó la decisión favorable a reconocer la gestación por sustitución.

En ningún caso se debe a un desacuerdo de la persona gestante con quienes tuvieron la voluntad procreacional, ni a un arrepentimiento por parte de quienes en principio quisieron tener al bebé o en quien decidió que quería quedárselo tras el parto. No hay registro judicial de que eso haya sucedido alguna vez en la Argentina.

Latest Posts