8.8 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

¿Vuelve la estanflación?: para este año prevén un piso de inflación de 60% con la actividad planchada

El aumento global de los combustibles por la guerra en Ucrania complicará el crecimiento de Argentina.

El dato sorpresivo de febrero con la inflación en 4,7% obligó a las consultoras a recalcular los pronósticos para este año y reubicar el piso de la suba de precios en la zona del 60% anual. A la vez, las perspectivas empeoran para la actividad y ya son varios los economistas que anticipan un crecimiento nulo para que este año, lo que llevaría al país nuevamente a un escenario de estanflación.

Las expectativas de inflación van de 55% a 65% en las estimaciones de los analistas consultados por Clarín. En cualquier caso este año se registraría el nivel más alto desde 1991.

En el memorándum del acuerdo con el Fondo Monetario se establece una banda inflacionaria para este año de 38% al 48%. Los economistas ya resaltan que esa proyección se quedará corta, empujada por el efecto monetario rezagado del “plan platita” y el alza global de costos que empuja la guerra en Ucrania. 

En este marco, las proyecciones más duras son las de Lorenzo Sigaut Gravina, director de la consultora Equilibra, que anticipa una inflación del 65% con una caída del PBI del 0,5%.

“Después del shock internacional hicimos un ajuste del nivel de actividad para abajo y de la inflación para arriba. Eso va a generar un escenario de estanflación, una inflación elevada con bajo o nulo crecimiento, dependiendo de cuánto dure el conflicto y de si arrastra a Europa a la recesión”, señaló Sigaut Gravina.

Entre los factores que pegarán sobre la actividad, el economista menciona el impacto de la guerra que ya llevó al gas natural licuado que Argentina importa a “precios exorbitantes”. Sobre esto se monta que “el efecto de la sequía va a generar menos energía hidroeléctrica y vamos a necesitar más gas, más fueloil. o más gasoil para tener energía”.

El mayor gasto en importación de energía llevará a que haya menos divisas disponibles. “Tanto la AFIP como el Banco Central ponen cada vez más restricciones para acceder al dólar oficial para las importaciones. También la sequía tiene impacto en el PBI, mientras que el efecto de la inflación fuerte va a afectar a servicios y no transables y va a hacer que esos sectores no crezcan”, resumió Sigaut Gravina.

Estamos esperando una inflación de 62% y un alza del PIB de 0,8%, limitada por el saldo de dólares“, señaló Sebastián Menescaldi, director de la consultora EcoGo.

Anclas inflacionarias

El año pasado, que cerró con una inflación del 50,9%, el Gobierno eligió al dólar y a las tarifas como anclas inflacionarias que subieron muy por detrás de los precios.

¿Cuáles serán las anclas del 2022? Para Menescaldi, “el ancla debería estar en la mejora del balance del BCRA. La reducción de la oferta monetaria, la suba de la tasa de interés y el aumento de las reservas deberían ser los factores que encarrilen a la inflación junto con un manejo de las expectativas”. Pero el efecto de estas medidas, si es que se cumplen, no es inmediato, “El tema es que el stock de pesos todavía es elevado y entonces la política monetaria no es efectiva en el corto plazo. Además el manejo de las expectativas es malo”.

Desde la consultora Anker, Federico Furiase apuntó que “en un escenario estable -sin crisis cambiaria- estamos manejando un crecimiento de 2 a 3% del PBI con una inflación en la zona de 58/60%“.

“En este contexto las anclas inflacionarias tradicionales no están funcionando para coordinar expectativas. Se necesita un programa de estabilización y una consistencia fiscal y monetaria que le permita al Banco Central acumular reservas. Esa sería el ancla principal”.

Pablo Repetto, economista de la consultora GRA espera un avance del PBI de 2,2% para este año, “lo que implicaría una caída en el margen de la actividad, básicamente porque se comería todo el arrastre estadístico del 2021 por el efecto sequía y el riesgo de que haya problemas para la industria por el tema energético”.

Respecto de la inflación GRA por ahora la ve en 55%. “Vemos pocas anclas para la inflación, la única ancla por ahora es el cumplimiento del acuerdo con el Fondo, que probablemente tenga desvíos que sean tolerables”.

Fernando Marull, director de FMyA, estima un alza del PBI del 3,5% y una inflación del 58%. “Las anclas posibles de este año son el acuerdo con el FMI, que baja las chances de crisis, las tasas de interés, y el dólar oficial, que avanzaría 47%”.

La actividad tiene un arrastre estadístico del 3,5%”, señaló Guido Lorenzo, director de LCG. “El piso de la inflación es del 60% y hay que ver cómo se desenvuelve la dinámica internacional. Ahora no quedan muchas anclas más que la recesión y los salarios. La recesión es el ancla”. 

Latest Posts