Connect with us

Coronavirus

Una empresa de biotecnología china presentó la primera vacuna COVID-19 en desarrollo que protege al mono macaco rhesus

Publicado

on

Según un artículo que se publicó en la revista Science, por primera vez, una de las muchas vacunas COVID-19 en desarrollo ha protegido a un animal de la infección por el nuevo coronavirus. En qué consiste la formulación

Por primera vez, una de las muchas vacunas COVID-19 en desarrollo ha protegido a un animal, macacos rhesus, de la infección por el nuevo coronavirus, informan los científicos en un artículo que se publicó en la revista Science. La vacuna, una formulación anticuada que consiste en una versión químicamente inactivada del virus, no produjo efectos secundarios obvios en los monos, y los ensayos en humanos comenzaron el 16 de abril.

Investigadores de Sinovac Biotech, una compañía privada con sede en Beijing, dieron dos dosis diferentes de su vacuna COVID-19 a un total de ocho monos macacos rhesus. Tres semanas después, el grupo introdujo el SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, en los pulmones de los monos a través de los tubos por sus tráqueas, y ninguno desarrolló una infección en toda regla.

Los monos que recibieron la dosis más alta de vacuna tuvieron la mejor respuesta: siete días después de que los animales recibieron el virus, los investigadores no pudieron detectarlo en la faringe o los pulmones de ninguno de ellos. Algunos de los animales tratados tenían un menor “blip virales”, pero también parecía haber controlado la infección, infromó el equipo Sinovac en un artículo publicado el 19 de abril en el servidor de pre-impresión bioRxiv. En contraste, cuatro animales de control desarrollaron altos niveles de ARN viral en varias partes del cuerpo y neumonía severa. Los resultados “nos dan mucha confianza” de que la vacuna funcionará en humanos, dice Meng Weining, director senior de asuntos regulatorios en el extranjero de Sinovac.

El macaco rhesus, frecuentemente denominado el mono rhesus, es una especie de primate catarrino de la familia Cercopithecidae, una de las más conocidas de monos del Viejo Mundo (AP)

El macaco rhesus, frecuentemente denominado el mono rhesus, es una especie de primate catarrino de la familia Cercopithecidae, una de las más conocidas de monos del Viejo Mundo (AP)

“Me gusta”, dice Florian Krammer, virólogo de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, coautor de un informe de estado sobre las diferentes vacunas COVID-19 en desarrollo. “Esta es la vieja escuela pero podría funcionar. Lo que más me gusta es que muchos productores de vacunas, también en países de ingresos bajos y medios, podrían fabricar dicha vacuna”.

Pero Douglas Reed, de la Universidad de Pittsburgh, que está desarrollando y probando las vacunas COVID-19 en estudios con monos, dice que el número de animales era demasiado pequeño para producir resultados estadísticamente significativos. Su equipo también tiene un manuscrito en preparación que plantea preocupaciones sobre la forma en que el equipo de Sinovac aumentó el stock de nuevos coronavirus utilizados para desafiar a los animales: puede haber causado cambios que lo hacen menos reflejo de los que infectan a los humanos.

Otra preocupación es que los monos no desarrollan los síntomas más graves que el SARS-CoV-2 causa en los humanos. Los investigadores de Sinovac reconocen en el documento que “todavía es demasiado pronto para definir el mejor modelo animal para estudiar el SARS-CoV-2”, pero señalaron que los macacos rhesus no vacunados que reciben el virus “imitan síntomas similares al COVID-19”.

El estudio también abordó las preocupaciones de que la protección parcial podría ser peligrosa. Experimentos anteriores en animales con vacunas contra los coronavirus relacionados que causan el síndrome respiratorio agudo severo y el síndrome respiratorio del Medio Oriente habían encontrado que los niveles bajos de anticuerpos podrían conducir a respuestas inmunes aberrantes cuando un animal recibió los patógenos, mejorando la infección y causando patología en sus pulmones. Pero el equipo de Sinovac no encontró ninguna evidencia de daño pulmonar en animales vacunados que produjeron niveles relativamente bajos de anticuerpos, lo que “disminuye la preocupación por la mejora de la vacuna”, dice Reed. “Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer”.

En experimentos con probetas, los investigadores de Sinovac mezclaron anticuerpos tomados de monos, ratas y ratones que recibieron su vacuna con cepas del virus aislado de pacientes con COVID-19 en China, Italia, Suiza, España y el Reino Unido. Los anticuerpos “neutralizaron” todas las cepas, que están “muy dispersas en el árbol filogénico”, anotaron los investigadores (REUTERS)

En experimentos con probetas, los investigadores de Sinovac mezclaron anticuerpos tomados de monos, ratas y ratones que recibieron su vacuna con cepas del virus aislado de pacientes con COVID-19 en China, Italia, Suiza, España y el Reino Unido. Los anticuerpos “neutralizaron” todas las cepas, que están “muy dispersas en el árbol filogénico”, anotaron los investigadores (REUTERS)

El SARS-CoV-2 parece acumular mutaciones lentamente; aun así, las variantes pueden suponer un desafío para una vacuna. En experimentos con probetas, los investigadores de Sinovac mezclaron anticuerpos tomados de monos, ratas y ratones que recibieron su vacuna con cepas del virus aislado de pacientes con COVID-19 en China, Italia, Suiza, España y el Reino Unido. Los anticuerpos “neutralizaron” todas las cepas, que están “muy dispersas en el árbol filogénico”, anotaron los investigadores.

“Esto proporciona una fuerte evidencia de que el virus no está mutando de una manera que lo haría resistente a la vacuna #COVID19”, tuiteó el inmunólogo Mark Slifka de la Oregon Health & Science University. “Bueno saber.”

Sinovac es un fabricante de vacunas experimentado: ha comercializado vacunas virales inactivadas para la enfermedad de manos, pies y boca; hepatitis A y B; y gripe H5N1 o gripe aviar. Pero Meng dice que podría producir, como máximo, aproximadamente 100 millones de dosis de la vacuna y podría necesitar asociarse con otros fabricantes si la vacuna COVID-19 de la compañía resulta segura y efectiva en ensayos en humanos.

Recientemente, la compañía comenzó los ensayos clínicos de fase I en la provincia de Jiangsual norte de Shanghai, cuyo objetivo es evaluar la seguridad y las respuestas inmunes en 144 voluntarios. Un número igual de participantes recibirá las dosis altas y bajas o un placebo. Aunque los placebos no se usan típicamente en los estudios de fase I, que no evalúan la eficacia, Meng dice que esto puede ayudar a evaluar mejor si la vacuna causa algún efecto secundario peligroso. La compañía espera comenzar estudios de fase II a mediados de mayo que tengan el mismo diseño pero que inscriban a más de 1000 personas, y que los resultados estén listos para fines de junio.

La compañía buscará lanzar ensayos tradicionales de eficacia de fase III que comparen la vacuna con un placebo en miles de personas y ha discutido unirse a los ensayos internacionales de vacunas organizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) (REUTERS)

La compañía buscará lanzar ensayos tradicionales de eficacia de fase III que comparen la vacuna con un placebo en miles de personas y ha discutido unirse a los ensayos internacionales de vacunas organizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) (REUTERS)

Si todo va bien, dice MengSinovac buscará lanzar ensayos tradicionales de eficacia de fase III que comparen la vacuna con un placebo en miles de personas. La compañía también ha discutido unirse a los ensayos internacionales de vacunas organizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Dado el bajo nivel de transmisión que ahora se produce en China, la compañía está considerando aún más ensayos de eficacia en otros países que se ven más afectados por el virus. “No podemos poner todos nuestros huevos en una canasta”, dice Meng.

Para obtener rápidamente más datos de eficacia después de los ensayos de fase I y II y potencialmente ayudar a las personas, Meng dice que Sinovac puede solicitar a las agencias reguladoras en China y otros países autorización de emergencia para dar la vacuna a las personas con alto riesgo de infectarse, como los agentes de aduanas y agentes de policía que generalmente no usan el equipo de protección utilizado por los trabajadores de la salud. La República Democrática del Congo en 2018 comenzó a usar ampliamente una vacuna experimental contra el ébola en ese estado y la evidencia sugiere que ayudó poderosamente a frenar esa epidemia. (Esa vacuna contra el ébola recibió la aprobación reglamentaria por primera vez en noviembre de 2019).

Según la OMSotras seis vacunas habían entrado en ensayos en humanos a partir del 23 de abril, y otras 77 estaban en desarrollo. La gran mayoría de estas vacunas utilizan las herramientas modernas de la ingeniería genética (solo cuatro dependen de la tecnología de inactivación anticuada), pero Meng dice que lo que finalmente importa es si una vacuna es segura y efectiva, no cómo se fabrica. “No nos estamos comparando con nadie”, dice Meng. “En esta situación de pandemia, lo más importante es fabricar una vacuna, no importa qué tipo de vacuna sea, es segura y efectiva lo antes posible”.

Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

Confirman 27.001 nuevos casos y es nuevo récord de contagios

Publicado

on

Por

El Ministerio de Salud también confirmó otras 217 muertes en las últimas 24 horas.

 

Mientras continúan los cruces entre el Gobierno y la oposición por futuras restricciones ante la segunda ola de coronavirus, el Ministerio de Salud de la Nación confirmó este martes 27.001 nuevos casos de Covid 19 en la Argentina. Se trata del número más alto de contagios desde que la pandemia llegó al país.

La cartera de Salud también confirmó que en las últimas 24 horas se registraron otras 217 muertes. La información surge del parte diario publicado esta tarde.

La provincia de Buenos Aires, con 14.004 casos marcó también un nuevo récord de contagios. Le siguió la Ciudad de Buenos Aires con un número también muy alto: 2.934. Cerca se ubicaron Córdoba (2.268) y Santa Fe (1.762).

La lista se completó con Mendoza (953), Tucumán (763), Entre Ríos (635), San Luis (516), Corrientes (441), San Juan (332), Chaco (250), Río Negro (249), Santa Cruz (242), Neuquén (241), Salta (232), Chubut (220), Misiones (170), Catamarca (155), Santiago del Estero (137), Formosa (131), La Pampa (110), Tierra del Fuego (104), Jujuy (93) y La Rioja (59).

Con más de 2,5 millones de contagios confirmados desde el inicio de la pandemia y más de 58 mil muertes, Argentina se mantiene entre los 15 países más afectados en ambas variables desde el comienzo de la crisis sanitaria global.

En cuanto a los testeos se realizaron 87.661 en las últimas 24 horas. La tasa de positividad -que mide cuántas personas hisopadas tenían el virus- fue este martes del 30,8%, más del 10% recomendado por la OMS.

En el reporte diario del Ministerio de Salud confirmaron 3.836 internados en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), con una ocupación de camas de adulto en Nación del 62,4% y 70,8% en el AMBA.

El número de casos viene aumentando fuertemente en los últimos días. El año pasado, el pico había sido de 18.326 infectados en 24 horas.

Colas para realizar el hisopado de coronavirus en el teatro Colón, este martes. Foto: Reuters

Colas para realizar el hisopado de coronavirus en el teatro Colón, este martes. Foto: Reuters

En esta segunda ola, la tendencia marca que son cada vez más jóvenes los pacientes que desarrollan cuadros graves y deben ser internados en terapia intensiva. Según confirmaron a Clarín fuentes sanitarias, la edad media de internación por coronavirus bajó entre 8 y 10 años respecto del brote de 2020.

Coronavirus en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

La vacunación sigue siendo la principal herramienta para morigerar el impacto del Covid-19. Pero aún no se anunció la llegada de nuevos lotes y la escasez empieza a afectar el plan nacional. De hecho, Córdoba debió suspender la aplicación de la primera dosis en su Capital por falta de stock, hasta recibir nuevos envíos de Nación.

Muertes por coronavirus
en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

Hasta este martes, según datos oficiales, se distribuyeron a las provincias algo más de 7 millones de vacunas, de las cuales 5,6 millones ya fueron aplicadas. La mayoría de los inmunizados (4,9 millones) recibió una sola dosis.

Seguir leyendo

Coronavirus

Estudio del Instituto Leloir: un 94% de quienes recibieron una sola dosis de la Sputnik V generaron anticuerpos

Publicado

on

Por

La cifra trepó al 100% después de la segunda aplicación. Qué pasó con los que se vacunaron después de haber tenido covid-19.

Un estudio llevado a cabo por un equipo del Instituto Leloir-Conicet sobre la vacuna Sputnik V destacó la alta efectividad contra el coronavirus de la fórmula rusa, y señaló que produce defensas contra la proteína de SARS-Cov-2 en el 100% de los individuos analizados después de que ellos recibieran las dos dosis.

Otra conclusión del trabajo es que quienes estuvieron previamente infectados, al recibir una sola dosis producen niveles de anticuerpos superiores a los que alcanzaron los nunca infectados que recibieron la inmunización completa.

Según el estudio —liderado por Andrea Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir e investigadora superior del Conicet—, el 94% de los individuos del Grupo 1, el de los que no habían tenido covid-19, mostraron presencia de anticuerpos específicos 21 días después de una sola dosis de la vacuna; mientras que a los 21 días de la segunda dosis, el 100% de ellos desarrolló dichos anticuerpos.

Lo que midió este estudio es la presencia de anticuerpos en vacunados, no así la efectividad de la vacuna frente a un posible contagio. Es decir, la cantidad de anticuerpos no permite establecer un porcentaje de probabilidad de enfermarse tras recibir las dosis de Sputnik V.

Siempre entre quienes no habían estado enfermos, un 96% de los menores de 60 años desarrollaron anticuerpos reactivos; mientras que entre los mayores de 60, la reactividad fue del 89%. “Hay una respuesta similar entre los grupos de menores y mayores de 60 años”, confirmó Jorge Geffner, del INBIRS- Biobanco de Enfermedades Infecciosas, quien trabajó en la investigación.

El infectólogo Jorge Levalle, consultado por Clarín, consideró que este estudio “reafirma la efectividad de la vacuna”. “La vacuna es bastante efectiva y da una protección razonable con una sola dosis”, señaló Levalle cuando se le pidió algún comentario sobre el los resultados del trabajo.

Para el estudio se realizó un análisis de 288 miembros del personal de salud de hospitales de la provincia de Buenos Aires. “Hasta el momento se procesaron 1.200 muestras y se realizaron más de 10.000 determinaciones”, explicaron los autores. En el protocolo empleado, se tomaron muestras de plasma previo a la vacunación, a los 21 días de aplicarse la primera dosis y a los 21 días de haberse aplicado la segunda dosis.

“La respuesta inmune observada 21 días después de la segunda dosis muestra un aumento significativo de anticuerpos en todos los voluntarios del Grupo 1”, detalla el informe. Ese grupo estuvo integrado por personas que no transitaron la enfermedad antes de ser vacunados.

El denominado Grupo 2, integrado por 61 personas que ya habían tenido coronavirus, mostraron tras la aplicación de la primera dosis “una respuesta robusta en todos los casos”.

“Cuando hicimos hincapié en aquellos que estuvieron previamente infectados, vimos qué pasaba cuando se daba la primera y la segunda dosis. El hallazgo básico es que en los previamente infectados, más allá de cuándo se infectaron, si un mes o seis meses antes de recibir la Sputnik, con una sola dosis producen niveles de anticuerpos superiores a los que producen con dos dosis los que no se habían infectado”, indicó Geffner.

Había estudios publicados en Estados Unidos con la misma conclusión para las vacunas de Moderna y Pfizer, pero no para la Sputnik.

“La media geométrica de títulos de anticuerpos en personas previamente infectadas que recibieron una sola dosis de vacuna es 4,6 veces superior al de aquellos voluntarios sin infección previa que recibieron el protocolo completo de vacunación de dos dosis”, señala un informe del trabajo difundido este martes.

Estos resultados mostraron que “la infección previa genera memoria inmunológica y que la reactivación de las células de memoria frente a una dosis de vacuna da lugar a niveles de anticuerpos muy superiores a aquellos producidos en individuos que no registran infección previa”.

Esto indica, según explica Levalle, que “con la primera dosis los pacientes que tuvieron infección previa o tuvieron contacto con el coronavirus levantaron una cantidad de anticuerpos prácticamente similar a los que no tuvieron contacto con el virus y se aplicaron las dos dosis”.

Es por esto que el profesional apunta que “algunos trabajos empiezan a hablar de que los pacientes que ya tuvieron coronavirus quizá precisen una sola dosis, porque la cantidad de anticuerpos presentes es similar a la que generan los que no tuvieron contacto con el virus y recibieron las dos dosis”.

Levalle aclaró a Clarín que, más allá de lo que muestra el estudio, “que una vacuna que está diseñada para dos dosis se transforme en una de una sola dosis, ante la falta de vacunas, es una estrategia de salud pública”. Y suma: “Este punto a los infectólogos no nos cae en gracia”.

Para Geffner “podría ocurrir que se decida que los contagiados reciban una sola dosis en vez de dos”. Aunque aclara que no es algo que ellos puedan indicar, ya que antes necesitan ver “cómo se mantienen los anticuerpos con el transcurrir del tiempo”.

“Iremos haciendo un seguimiento al personal de salud que participó del estudio para ver cómo evolucionan los anticuerpos a lo largo de los meses”, sumó el investigador.

“La vacuna Sputnik V induce una respuesta humoral contra la proteína Spike de SARS CoV-2 en el 100% de los individuos analizados 21 después de la segunda dosis”, arrojó el estudio.

¿Qué es la respuesta humoral? Es la cantidad de anticuerpos que genera una vacuna o una infección.

Donación de plasma

Por otra parte, el informe asegura que “la información generada puede emplearse para mejorar las campañas de donación de plasmas”, ya que “individuos vacunados con dos dosis o vacunados con una dosis (previamente infectados) cumplen con este requisito como potenciales donantes”.

Seguir leyendo

Coronavirus

El aumento de las variantes en Europa muestra cuán peligroso puede ser el virus

Publicado

on

Por

Cuáles son los efectos de las nuevas variantes al día de hoy.

 

Europa, el epicentro de la pandemia de coronavirus, ha vuelto a llenarse de casos nuevos que están inundando algunos hospitales de la zona y provocando un preocupante aumento mundial de COVID-19.

No obstante, esta vez la amenaza es diferente: lo que está impulsando el aumento de casos nuevos es una variante del coronavirus conocida como B.1.1.7, que apareció por primera vez en el Reino Unido, la cual no solo es más contagiosa que el virus del año pasado, sino también más mortal.

En este momento, la variante se está propagando en al menos 114 países; sin embargo, sus efectos devastadores no son tan visibles en ningún lugar como en Europa, donde miles de personas mueren diariamente y las economías de los países, de por sí perjudicadas, vuelven a verse afectadas por nuevas restricciones en la vida cotidiana.

La variante B.1.351 del virus, que se detectó por primera vez en Sudáfrica, reduce la eficacia de algunas vacunas,. Foto: AP Photo/Jerome Delay.

La variante B.1.351 del virus, que se detectó por primera vez en Sudáfrica, reduce la eficacia de algunas vacunas,. Foto: AP Photo/Jerome Delay.

Incluso cuando la variante apareció en el Reino Unido en diciembre, también estaba sembrando brotes en todo el continente y muchos de ellos pasaron inadvertidos tras un descenso general de los casos.

Ahora esos brotes con la variante se han disparado. Mientras tanto, esta ha desplazado a otras versiones del virus y se ha vuelto predominante en más de una decena de países europeos.

También hay otras variantes preocupantes. Se ha descubierto que la B.1.351, que se detectó por primera vez en Sudáfrica, reduce la eficacia de algunas vacunas, incluida la de AstraZeneca, que se utiliza de manera generalizada en todo el continente.

Por su parte, la P.1, la variante que ha llevado a los hospitales de Brasil al límite, parece ser más contagiosa que la versión original del virus y también contiene una mutación que disminuye la eficacia de las vacunas.

A pesar de ver cómo la variante B.1.1.7 afectaba el Reino Unido, los legisladores de la Europa continental tardaron en reaccionar. A finales de enero, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, desafió el consejo de sus asesores científicos a favor de nuevas restricciones.

Ahora la cifra de casos diarios se ha duplicado, los hospitales se están llenando de pacientes y Macron ha impuesto un tercer cierre nacional.

“Lo que me sorprende es cuántos países no anticiparon lo que provocaría la mutación B.1.1.7”, señaló Devi Sridhar , profesor de salud pública global de la Universidad de Edimburgo en Escocia. “La gente la subestimó, en lugar de pensar que debíamos aprender de lo que estaba ocurriendo” en el Reino Unido.

Lo que ocurrió en el Reino Unido fue una muerte masiva y un desbordamiento de los hospitales a una escala nunca antes vista en la pandemia.

Desde que se detectó la variante B.1.1.7 a finales de septiembre, han fallecido 85.000 personas. Cuatro millones de personas (uno de cada diecisiete británicos) se contagiaron.

En algunos aspectos, Europa está mejor preparada. Los países comenzaron a secuenciar las muestras de virus de manera más agresiva en enero y febrero. A pesar de los contratiempos en el suministro y de un sobresalto respecto a la seguridad de la vacuna de AstraZeneca, alrededor del catorce por ciento de la población ha recibido al menos una dosis de una vacuna.

Las vacunas ofrecen una protección sólida contra la variante B.1.1.7, y los casos nuevos en toda Europa han disminuido ligeramente en los últimos días.

No obstante, la gran mayoría de la gente sigue siendo susceptible. Además, los científicos temen que una vez que las personas estén ampliamente protegidas contra la B.1.1.7, otras variantes puedan ganar ventaja al eludir en parte la respuesta inmune.

Por esa razón, Francia ha tratado de impedir que la B.1.351 se afiance en el este del país y ha acelerado el proceso de vacunación. Se espera que todas las vacunas principales prevengan la enfermedad grave y la muerte a causa de las variantes, lo cual provocaría que cualquier oleada futura en países donde la mayoría de la población está vacunada sea menos mortal.

“Creo que con la vacunación acabaremos controlando la variante B.1.1.7 en el Reino Unido”, afirmó Nicholas Davies , profesor adjunto de modelos matemáticos en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres . “Pero, por desgracia, en ese momento no es difícil que otra variante con algunas características le permitan evadir las respuestas inmunitarias o la protección de la vacuna comience a ser más dominante”.

No hay dos países que se encuentren exactamente en la misma situación. El índice de casos nuevos en Polonia se ha quintuplicado desde mediados de febrero, lo que ha obligado a cerrar la mayoría de los locales públicos. El índice de Alemania se ha duplicado y ha ocasionado la prohibición de las reuniones nocturnas en Berlín.

Los científicos afirman que las vacunas acabarán venciendo a las variantes, y las restricciones estrictas pueden reducir los casos de la B.1.1.7, como ha ocurrido no solo en el Reino Unido, sino también en Irlanda y Portugal, que se vieron afectados por la variante poco después del Reino Unido y desde entonces han empezado a reabrir de manera gradual.

No obstante, ni siquiera esos países aún están fuera de peligro. “Tenemos que asegurarnos de que retiremos los bloqueos muy lentamente, y de que las vacunas aumenten y protejan a la mayor cantidad de personas posible, incluidos los niños”, comentó Stephen Griffin, virólogo de la Universidad de Leeds de Reino Unido.

Los científicos consideran que la variante es un 60 por ciento más contagiosa y un 67 por ciento más mortal que la versión original del virus, lo que hace que la batalla para contenerlo sea más lenta y difícil.

“Hemos visto en muchos países con cuánta rapidez puede llegar a ser dominante”, dijo Lone Simonsen , profesora y directora del Centro PandemiX de la Universidad de Roskilde, de Dinamarca. “Y cuando predomina, se necesita un esfuerzo mucho mayor para mantener el control de la epidemia que el que se necesitaba con la variante anterior”.

Seguir leyendo

Las más leidas