Connect with us

Internacional

Un argentino en medio de la Guerra: “Están atacando a la población civil con drones suicidas”

Publicado

on

En medio de la Pandemia, el periodista Leonardo Moumdjian (43) viajó como corresponsal para cubrir el conflicto de la República Artsaj (Nagorno Karabaj). En charla con Infobae da testimonio de cómo las tropas turcas y azeríes pretenden aniquilar al pueblo armenio. “Estamos en la antesala de una limpieza étnica”, sostiene

Desde que llegó a Armenia tiene los cinco sentidos a flor de piel. Habla de olor a fuego y dice que el sabor de la granada le aportó una cuota de dulzura a sus amargas recorridas por pueblos totalmente devastados. Lo vio (casi) todo: desde casas en ruinas, hasta soldados mutilados, pasando por misiles smerch incrustados en la ruta.

El oído, dice, es clave. Con los días aprendió a diferenciar entre un “drone merodeador” y un “drone suicida”, también llamado “Harop”. Los primeros, explica, tienen un ruido muy particular, como un “zumbido de abeja”. Los usa el Ejército Turco y Azerí para sacar fotos del territorio. Quince minutos después aparecen los drones suicidas.

“Pesan 23 kilos y pueden volar hasta 6 horas. Una vez que eligen el objetivo, descienden y explotan. Dejan un daño de aproximadamente 20 metros de radio. En las trincheras donde están los soldados, no les tienen miedo a las balas sino a los drones. Lo grave es que también los están usando para atacar a la población civil”.

"Este hoyo antes era una casa en Stepanakert. Otra prueba del ataque Turco Azerí contra la población civil de la República de Artsaj", dice Leo.“Este hoyo antes era una casa en Stepanakert. Otra prueba del ataque Turco Azerí contra la población civil de la República de Artsaj”, dice Leo.

Quien pone en contexto es Leonardo Moumdjian. Leo, como lo llaman cariñosamente, tiene 43 años y creció en Valentín Alsina. Licenciado en Ciencias de la Comunicación, periodista y conductor del magazine radial “Ayres de Armenia”, el pasado 10 de octubre partió desde Ezeiza rumbo a Ereván (la capital de Armenia), como corresponsal acreditado del Diario Armenia para cubrir el conflicto de la República Artsaj (Nagorno Karabaj), junto con un productor y un camarógrafo.

Leo es también marido y papá de dos adolescentes de 15 y 17 años. “Ni a mi mujer ni a mis hijas les convenció la idea de que viajara como corresponsal de guerra porque, en el imaginario social, hay una idea de que te caen bombas a los costados. Si bien hay algo de eso, no es tan así. Por otro lado, creo entender que esta es mi labor. No solo como periodista sino como armenio. Estamos en la antesala de una limpieza étnica”, apunta Moumdjian en referencia a la contienda que motivó su viaje.

Leo junto a Garo Seferian. "Nos movemos de la mano de la parte de prensa del Ejército que nos lleva a lugares, teóricamente, seguros", cuenta el periodista.Leo junto a Garo Seferian. “Nos movemos de la mano de la parte de prensa del Ejército que nos lleva a lugares, teóricamente, seguros”, cuenta el periodista.

La nota con Infobae se pactó -en un principio- para el lunes 26 de octubre, pero un par de horas antes hubo que cancelarla. “Estamos en una extracción, por lo tanto nos estamos yendo de Stepanakert (capital de la República de Artsaj), porque había un alto al fuego que no se respetó. Azerbaiyán sigue tirando misiles en las ciudades de Martakert y Martuní. Lo que tengo que hacer es dejar esta zona rápidamente. Cuando llegue a un lugar más seguro nos comunicamos”, explicaba Leo a este medio vía audios de WhatsApp.

El contacto lo retomó el miércoles 28 a las 7 AM desde la ciudad de Goris, situada en la frontera de Armenia y la República de Nagorno-Karabaj. Recién levantado, todavía sin desayunar, el argentino prestó testimonio de su labor en medio del conflicto bélico.

“Desde que llegamos, estamos cubriendo los ataques contra la población civil. Porque no están atacando zonas bélicas, sino poblaciones civiles: casas de familia, hospitales, catedrales. Mi tarea consiste en registrar y documentar todo eso. Lo que hago es ir a distintos poblados, hablar con la gente de ahí y mostrar su realidad”, cuenta Leo.

En lo que va de su corresponsalía, el periodista también presenció varios avisos de alarma ante posibles ataques. “Tuvimos que salir corriendo al búnker: una especie de sótano donde estás protegido. Allí pasamos un par de noches”, dice.

"Durante alguno de los cinco ataques nocturnos realizados por Azerbaiján. No llegué a ponerme el calzado, los 'pabuch' del hotel no son la mejor opción. El celular es un compañero necesario a la hora de rastrear información, aunque no siempre hay señal", contaba Leo en su cuenta de Facebook, mientras aguardaba para ir al Búnker del hotel.“Durante alguno de los cinco ataques nocturnos realizados por Azerbaiján. No llegué a ponerme el calzado, los ‘pabuch’ del hotel no son la mejor opción. El celular es un compañero necesario a la hora de rastrear información, aunque no siempre hay señal”, contaba Leo en su cuenta de Facebook, mientras aguardaba para ir al Búnker del hotel.

-¿Con qué panorama te encontraste?

-La situación es dramática. Las mujeres y los niños de Artsaj fueron evacuados. Los hombres se quedaron y están defendiendo sus tierras. Tienen esa idiosincrasia. Saben que del otro lado los quieren eliminar y están poniendo el cuerpo. He visto situaciones dantescas. Ambulancias reventadas, hospitales destruidos, soldados mutilados. Parece una tontera, pero de alguna forma y después de varios días de estar acá, es como que empezás a naturalizar los bombazos. Como armenio he leído historias reivindicatorias de gestas patrióticas, pero como argentino me sigue sorprendiendo mucho la guerra. Muchísimo.

-¿Cómo se movilizan vos y tu equipo?

-De la mano de la parte de prensa del Ejército que nos lleva a lugares, teóricamente, seguros. Digo teóricamente porque los últimos dos días no nos pudieron garantizar esa seguridad. Nos tocó ir a Askerán, a dos o tres kilómetros de la frontera, y cuando llegamos empezaron los intercambios. Misiles a lo lejos y ametralladoras y tiros de cerca. Aunque había una orden de alto al fuego, Turquía y Azerbaiyán duplicaron la apuesta. Los ataques son por todos los frentes (en Mardiní, en Mandaquer, en Yabraí), pero la zona sur es la más comprometida porque es por donde quieren entrar los turcos y azeríes para luego tomar ese sector de Armenia y unir Turquía con Azerbaiyán

Vista de los destrozos causados en una vivienda en Stepanakert, por los combates en Nagorno Karabaj (Foto EFE/Pablo González).
Vista de los destrozos causados en una vivienda en Stepanakert, por los combates en Nagorno Karabaj (Foto EFE/Pablo González).

-¿Qué te genera estar en medio del conflicto bélico?

Miedo no tengo. Soy precavido. Trato de tener un plan A, B y C. Lo principal es tener bien estudiado el terreno. Más allá de la información de la que dispongo, lo que hago es leer las situaciones. Si salgo a una carretera y veo una movilización importante de tropas lo primero que pienso es: “¿Tengo posibilidades de salir de acá?”. El lunes 26 de octubre, cuando íbamos a hacer la nota, yo estaba Stepanakert y comenzaron los bombardeos. Hablé con mis fuentes y me dijeron: “Estás medio jugado”. Entonces activamos la salida. Es así de peligroso. Es más, te voy a contar una anécdota. Hace cuatro años, en 2016, viajé para hacer un informe sobre la Guerra de los Cuatro Días (un conflicto armado entre el Ejército de Defensa del Alto Karabaj, respaldado por las Fuerzas Armadas de Armenia, contra las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán) y a mí los azeríes me pusieron en una lista negra. Si me llegan a agarrar no sé si cuento la historia.

-Desde que llegaste, ¿atravesaste alguna situación límite?

-Sí. Fue un sábado a eso de las 17 PM. Otra vez necesitaba irme de Stepanakert, pero recién conseguía una salida para el domingo a las 8.30 AM. Empecé a hacer llamados, a triangular con Buenos Aires… No podía esperar doce o dieciocho horas: era una eternidad. Pedí ayuda en el lobby del hotel para irme a Goris y me dijeron: “Recién salió un auto para allá. Ahora es casi imposible”. Subí a mi habitación, agarré mi credencial de prensa, le corté la parte armenia y empecé a borrar las fotos del celular. Siempre pensando en que si me agarra un azerí y me relaciona con Armenia, más allá de que sea un periodista internacional, estoy jugado. Fueron dos o tres horas muy largas. Ahí sí sentí miedo.

Granada en mano (fruta Nacional Armenia) Leo junto a un poblador (a la derecha) de Martuni, una comunidad urbana perteneciente a la provincia de Geghark'unik'.
Granada en mano (fruta Nacional Armenia) Leo junto a un poblador (a la derecha) de Martuni, una comunidad urbana perteneciente a la provincia de Geghark’unik’.

-Cubrir una Guerra en un contexto de Pandemia. ¿Cómo te cuidás?

Para salir a la calle llevo un chaleco que pesa como diez kilos y un casco, que me aprieta un poco la cabeza. Con respecto al COVID-19 en Armenia y Artsaj yo veo muy poca gente con tapabocas. También es cierto que no hay tanta concentración de población. ¿Qué te puedo decir? Yo llevo mi barbijo y mi alcohol en gel para protegerme y limpiarme las manos, porque acá hay mucho contacto físico: te presentan gente, saludás soldados, capitanes… Hacemos lo que podemos.

Leo se define como un activo participante de la Causa Armenia. Dice que defiende la Memoria y recuerda el Genocidio Armenio del que, el pasado 24 de abril, se cumplieron 105 años. La historia, sostiene el periodista, parece repetirse. “El gran gestor de esta guerra es Turquía. Azerbaiyán se transformó en un títere de Erdogan. Quieren un Artsaj (Nagorno Karabaj) sin armenios. Pretenden eliminarlos y tiene posibilidades porque la fuerza bélica turca es muy superior. Los armenios tienen la valentía de estar en las trincheras soportando los ataques. Es urgente que los organismos internacionales se expidan sobre este tema”, concluye.

Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

Los hoteles de Barcelona buscan estrategias para sobrevivir sin turistas

Publicado

on

Por

Con más del 75% de los hoteles cerrados, los que permanecen abiertos se las ingenian con diferentes propuestas para el público local.

Sergi Pino se mudó hace semanas a Barcelona por trabajo. Pero no se aloja en un departamento normal, sino en una habitación de un hotel que, ante el vacío turístico causado por la pandemia del coronavirus, busca nuevas fórmulas para sobrevivir.

Con la mayoría de hoteles de esta turística ciudad de España cerrados, los pocos abiertos se las ingenian para atraer otros tipos de clientes que compensen la brutal caída de visitantes extranjeros en los últimos meses.

Algunos adaptan sus instalaciones al teletrabajo, otros rebajan precios de largas estancias para competir con el mercado de alquiler habitacional y otros ofrecen experiencias de lujo a sus conciudadanos que, privados de viajar, quieran hacer de turista en su propia ciudad.

En su nueva “casa”, el hotel Gallery, Sergi Pino dispone por 900 euros mensuales (unos 1.080 dólares) de habitación, gimnasio, piscina, spa y también una zona habilitada para el teletrabajo.

Los hoteles de Barcelona buscan reinventarse en una ciudad que vive del turismo. Foto Pau BARRENA / AFP

Los hoteles de Barcelona buscan reinventarse en una ciudad que vive del turismo. Foto Pau BARRENA / AFP

“Hay más espacio, estoy tranquilo y enfocado en mi trabajo, no me molesta nada”, explica este hombre de dos metros, con traje gris y deportivas blancas, frente a su ordenador en una sala de reuniones adaptada como coworking.

Exjugador de baloncesto y empresario, Pino tenía que recorrer varias veces a la semana los 70 kilómetros que separan su casa de Barcelona. Cuando buscó un apartamento de alquiler, se dio cuenta de que el hotel salía más rentable.

No es el único: convive con otros profesionales en teletrabajo, parejas que se han mudado mientras hacen reformas en casa o personas que se iban a trasladar al extranjero y cuya marcha quedó pospuesta por el covid.

“Tenemos ya a ocho personas viviendo con nosotros y otras 24 reservas que están a punto de entrar”, asegura Marta Golobardes, directora general del grupo hotelero, que cuenta con establecimientos en Málaga (sur de España) y Mallorca.

Estuvieron cerrados desde marzo hasta octubre, cuando reabrieron habiendo adaptado sus instalaciones al teletrabajo con espacios de coworking y habitaciones convertidas en despachos, con un escritorio en el lugar de la cama, para quienes no pueden concentrarse en casa.

Protocolos en los hoteles: indicaciones para el uso de ascensores. Foto: Pau BARRENA / AFP

Protocolos en los hoteles: indicaciones para el uso de ascensores. Foto: Pau BARRENA / AFP

Los nuevos ingresos se quedan lejos de los obtenidos con su actividad tradicional, pero “ayudan a complementar, dar trabajo a los empleados y no perder tanto dinero”.

Son varios los establecimientos que optaron por estrategias similares, ofertando habitaciones incluso a 600 euros, más barato que el alquiler de un estudio en esta ciudad.

Estrategias

Otros promueven ofertas de experiencias de lujo, como un hotel que regala una estancia de una noche a quienes cenen en su restaurante con una estrella Michelin.

En una ciudad acostumbrada a nadar en la abundancia, que en 2019 recibió 9,5 millones de visitantes en sus hoteles, la pandemia está causando una “tragedia” en el sector, en palabras del presidente del gremio de hoteles de Barcelona, Jordi Mestre.

Más del 75% de los hoteles están cerrados y los pocos abiertos apenas logran una ocupación media del 10%, colocando a muchos al borde de la quiebra y atrayendo a fondos buitres interesados en adquirir negocios en horas bajas.

Otras épocas: la Rambla de  Barcelona, llena de turistas. Foto: Shutterstock

Otras épocas: la Rambla de Barcelona, llena de turistas. Foto: Shutterstock

Apenas 1,5 millones de clientes durmieron este año en hoteles de la ciudad, que debe un 12% de su riqueza al turismo.

En la prensa local, algunos hablan de Barcelona como “la Detroit del turismo”, en referencia a la decadencia experimentada por la ciudad estadounidense tras la deslocalización de la poderosa industria automovilística que había hecho su riqueza.

“No creo que sea la misma situación, aunque es cierto que el sector está viviendo una situación muy, muy complicada”, opina Remei Gómez, directora del hotel Claris, un cinco estrellas en el centro de Barcelona.

Aunque en julio consiguieron ocupaciones del 50%, los rebrotes del covid-19 empezaron a lastrar rápidamente la actividad del hotel, más silencioso y vacío que nunca.

“A esta hora tendríamos el restaurante con gente desayunando, clientes en la terraza tomando el sol, un gran movimiento en recepción. En condiciones normales el hotel estaría muy activo, pero ahora, lamentablemente, está tranquilito”, explica Gómez.

En la puerta del hotel, los botones cargan en un coche la maleta de uno de sus pocos clientes, un empresario alemán que acaba de pasar sus días más extraños en esta ciudad española que asegura conocer bien.

“Es realmente raro, fui a las Ramblas esta mañana y estaba casi vacío. Nunca lo había visto así, da algo de miedo”, explica Matt Wittberg, de 48 años, tras devolver su llave a la recepción.

Seguir leyendo

Coronavirus

Cómo será el plan de vacunación más grande de la historia del Reino Unido

Publicado

on

Por

Desde hospitales a estadios de fútbol, la semana que viene comenzará el mayúsculo desafío de distribuir las vacunas contra el coronavirus que buscan inmunizar a la población británica

Con la aprobación de vacuna contra el coronavirus de Pfizer y BioNTech por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) del Reino Unido, se pone en marcha la campaña de vacunación más desafiante del país, un anticipo de lo que también ocurrirá en el resto del mundo.

En la mañana británica, un portavoz del Departamento de Salud y Asistencia Social confirmó que el Gobierno aceptó la recomendación de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) de aprobar la vacuna de tecnología estadounidense y alemana para su uso en el Reino Unido.

Poco después, el secretario de Salud, Matt Hancock, precisó lo que será un “desafío sanitario”, que implica una logística y distribución nunca antes vista. El funcionario puntualizó a “Sky News” que habría “tres modos de administración” de la vacuna.

“Pronto comenzará el despliegue de la vacuna Pfizer con 50 hospitales preparados y esperando las inyecciones”, dijo Hancock. Según las precisiones del funcionario, primero será aplicada al personal de esos hospitales.

El estadio Ashton Gate en Bristol, posible sede de un vacunatorio masivo en el Reino Unido (Action Images via Reuters/Andrew Boyers)El estadio Ashton Gate en Bristol, posible sede de un vacunatorio masivo en el Reino Unido (Action Images via Reuters/Andrew Boyers)

El Reino Unido había adelantado el operativo. La estrategia desplegada incluye centros de vacunación, que serán grandes sitios donde la gente pueda ir a inmunizarselo que podría incluir en un futuro próximo pabellones o estadios deportivos.

Matt Hancock también explicó que para la campaña, que será un desafío histórico, también “habrá un despliegue comunitario, incluidos médicos de cabecera y farmacéuticos”.

Diarios como The Telegraph agregaban esta mañana que las Fuerzas Armadas y todo el sistema público de salud (NHS) ya han comenzado los preparativos urgentes para la distribución de una vacuna.

En ese sentido, Simon Stevens, director ejecutivo del NHS en Inglaterra, dijo que el programa de vacunación será la “campaña a mayor escala en la historia de nuestro país”.

Una de las mayores dificultades que enfrenta la distribución de la vacuna de Pfizer es que debe mantenerse a menos de 70 grados centígrados bajo cero (Pfizer/Handout via REUTERS)Una de las mayores dificultades que enfrenta la distribución de la vacuna de Pfizer es que debe mantenerse a menos de 70 grados centígrados bajo cero (Pfizer/Handout via REUTERS)

Este organismo gubernamental tiene experiencia comprobada en la distribución de vacunas a gran escala desde la aplicada contra la gripe de invierno hasta la BCG. Una vez que se superen los obstáculos finales y la vacuna llegue a los hospitales, el personal del servicio de salud comenzará a ofrecer a las personas esta vacuna innovadora en un programa que se expandirá para cubrir todo el país en los próximos meses.

Otras fuentes dijeron que alrededor de 10 sitios se transformarán en centros de vacunas dentro de quince días, incluido el hospital Nightingale en el centro London ExCel y el estadio de fútbol Ashton Gate de Bristol.

Seguir leyendo

Internacional

Nuevo hito de China en su carrera espacial: una sonda perforó la luna para traer muestras

Publicado

on

Por

El material ayudará a los científicos a entender mejor los orígenes de nuestro satélite, su formación y actividad volcánica. El gigante asiático ya logró en 2019 un exitoso alunizaje de una nave en la cara oculta, un logro inédito en el mundo.

La sonda china Chang’e perforó la superficie de la Luna tras haberse posado con éxito en el satélite, en el primer intento de traer muestras lunares desde hace 40 años.

Esta misión es muy delicada técnicamente. Su éxito constituiría un notable avance espacial para China, tras el exitoso alunizaje en 2019 de una nave en la cara oculta del astro lunar, un logro inédito en el mundo.Tras su llegada el martes, la sonda terminó el miércoles las operaciones de perforación del suelo lunar, “y recoge como estaba previsto muestras de la superficie” de la Luna, indicó la agencia espacial china CNSA.

El objetivo de esta nueva misión es traer unos dos kilos de muestras de rocas lunares, perforando el suelo hasta dos metros de profundidad, para ayudar a los científicos a entender mejor los orígenes de la Luna, su formación y actividad volcánica en su superficie.

Si tiene éxito, China será el tercer país que ha extraído muestras del satélite, después de Estados Unidos y la antigua Unión Soviética en las décadas de los años 1960 y 1970.

Esta misión es el primer intento de recuperar rocas lunares desde la misión deshabitada Luna 24, llevada a cabo con éxito por la antigua Unión Soviética en 1976.

La televisión pública china CCTV divulgó un video mostrando a los científicos del centro de control de la misión aplaudiendo cuando la sonda se posó en la superficie lunar.

Una pantalla gigante al fondo de la inmensa sala mostraba las primeras imágenes enviadas por Chang’e 5, las de un paisaje lunar gris saturado de cráteres.

El jefe científico de la NASA estadounidense, Thomas Zurbuchen, felicitó a China por el alunizaje de la sonda.

La sonda Chang’e-5, llamada así por una diosa de la luna en la mitología china, había entrado en la órbita de la Luna el sábado tras 112 horas de viaje desde la Tierra, después de despegar desde la provincia de Hainan (sur) la semana pasada.

Se espera que la nave recoja el material en un día lunar, el equivalente a unos 14 días en la Tierra.

Las muestras serán enviadas a la Tierra en una cápsula que deberá aterrizar en la región china de Mongolia a principios o mediados de diciembre.

A diferencia de la misión soviética Luna 24 de 1976, cuando la sonda realizó directamente el trayecto entre la Luna y la Tierra después de recolectar muestras, China utilizará un método mucho más complicado.

Las rocas se colocarán primero en el módulo de ascenso (que tendrá que llegar a la órbita lunar) antes de ser trasladadas a la cápsula de regreso a la Tierra.

El módulo Chang’e 5 se compone de cuatro partes: un orbitador (que permanecerá en órbita lunar), un aterrizador (que se posó sobre la Luna), un módulo de ascenso (desde el suelo hasta la órbita lunar) y una cápsula de regreso (a la Tierra).

Esta misión constituye una nueva etapa del ambicioso programa espacial chino. China ha invertido miles de millones de dólares en su programa, con la esperanza de contar con una estación espacial tripulada para 2022 y, eventualmente, enviar seres humanos a la Luna.

Esta ambiciosa operación permitirá igualmente al gigante asiático probar nuevas tecnologías, cruciales para enviar astronautas al astro lunar de aquí a 2030.

Los planes para el “sueño espacial” de China, como lo llama el presidente Xi Jinping, se han lanzado bajo su gobierno. El objetivo es equipararse con Europa, Rusia y Estados Unidos en hitos espaciales.

Los ambiciosos objetivos fijados por el gobierno chino incluyen la creación de un cohete superpotente capaz de entregar cargas más pesadas que las que pueden manejar la NASA y la empresa privada SpaceX, una base lunar y una estación espacial permanente tripulada.

Seguir leyendo

Las más leidas