Connect with us

Coronavirus

“Trató de hacer su trabajo y eso la mató”: una prestigiosa médica neoyorquina se quitó la vida abrumada por los efectos de la pandemia

Publicado

on

La doctora Lorna Breen era la directora médica del departamento de emergencias del hospital NewYork-Presbyterian Allen, una de las instituciones que trató más casos de coronavirus en el que es el epicentro del brote en Estados Unidos. Ella misma había contraído la enfermedad

Los hospitales en las ciudades más afectadas por el nuevo coronavirus registran desde hace semanas flujos constantes de pacientes afectados por la pandemia que ya ha dejado más de 200.000 muertos y 3 millones de casos positivos a nivel global.

Los profesionales de la salud que trabajan en ellos están constantemente expuestos no solo a contraer la enfermedad ellos mismos, sino también a una presión en su salud mental consecuencia de tener que luchar sin descanso contra su el avance del virus en los pacientes. Y ver que en no pocas ocasiones sus esfuerzos son infructuosos.

En este contexto, medios de Estados Unidos reportaron este lunes que una prestigiosa médica, Lorna Breen, se quitó la vida en su casa en el estado de Virginia el domigo, abrumada por las circunstancias. “Trató de hacer su trabajo, y eso la mató”, dijo su padre, el también doctor Philip Breen.

Breen, de 49 años, era la directora médica del departamento de emergencias del hospital NewYork-Presbyterian Allen, una de las instituciones que trató más casos de coronavirus en el que es el epicentro del brote en Estados Unidos. Su familia recordó que ella describía escenas devastadoras en su área de trabajo. “Contó sobre un gran número de pacientes que moría aún antes de que los pudieran sacar de las ambulancias”, dijo su padre.

Ella misma había contraído el nuevo coronavirus, pero volvió a trabajar luego de permanecer aislada durante una semana y media. Sin embargo, las autoridades del hospital la envió nuevamente a su casa, situación ante la cual su propia familia intervino para que volviera a la casa de sus padres.

La doctora Lorna Breen. Foto: Chris Leary Photography

La doctora Lorna Breen. Foto: Chris Leary Photography

El doctor Breen explicó que su hija no tenía un historial de problemas de salud mental. Pero que la última vez que hablaron la notó “desentendida”, lo que le hizo concluir que ella no se encontraba bien. “Realmente estaba en las trincheras de la primera línea”, describió. El hospital en cuestión tiene una capacidad de 200 camas, y llegó a tener 170 de ellas ocupadas por pacientes con Covid-19. Al 7 de abril, 59 personas habían muerto en el hospital por el nuevo coronavirus.

Y agregó: “Asegúrense de que la halaguen como una heroína, porque lo fue. Es una víctima de esto tanto como aquellos que murieron por la enfermedad”.

En un comunicado, el hospital en el que trabajaba la médica, expresó: “La doctora Breen es una heroína quien trajo los más altos ideales de la medicina a las desafiantes primeras líneas del departamento de emergencias. Nuestro foco es dar ayuda a su familia, amigos y colegas mientras lidian con estas noticias durante lo que ya es un tiempo extraordinariamente difícil”.

El efecto de la pandemia en la salud mental de quienes están en las primeras líneas

Jonathan Ripp, un médico que dirige que dirige el programa de bienestar interno de la red de hospitales Mt. Sinai en Nueva York, fue uno de los autores de un estudio que busca comprender las fuentes de ansiedad del personal médico durante la pandemia y que fue publicado este mes en el Journal of the American Medical Association (JAMA).

“Al mismo tiempo que lidian con los mismos cambios en la sociedad y los factores de estrés emocionales de todo el mundo, los profesionales de la salud tienen un riesgo de exposición mayor, cargas de trabajo extremas, dilemas morales” y un ambiente laboral a veces desconocido, indicó el estudio de las escuelas de medicina de Mt. Sinai y de la Universidad de Stanford.”¿Tendremos suficiente equipamiento de protección? ¿Cómo llegaré al trabajo? ¿Quién cuidará de mis hijos? ¿Cómo será trabajar en otra unidad que no conozco? ¿Qué sucederá si estoy con pacientes gravemente enfermos que están muriendo?”, son algunas de las inquietudes del personal, según Ripp.

El hospital en el que trabaja ha intentado responder todas las preguntas del personal, provee información en un sitio web dedicado, creó una línea telefónica de salud mental abierta 24 horas, tiene grupos de apoyo virtuales y ofrece clases de meditación, yoga o tai chi. Profesionales de salud mental también contactan de manera proactiva con el personal en el frente de batalla para preguntarles cómo se sienten.

Para Dawn Brown, directora de la línea telefónica de ayuda de la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI) de Estados Unidos, para el personal médico “esta es una situación realmente trágica”.“Estamos comenzando a ver señales de trauma” en profesionales de la salud “y esto tiene consecuencias de largo alcance”, dijo a la AFP.

Coronavirus

Volvieron a subir las muertes por coronavirus: hubo 383 y se detectaron 24.999 nuevos contagios en Argentina

Publicado

on

Por

Por segundo día consecutivo, se registró el número de casos fatales más alto desde noviembre. La ocupación de terapia intensiva llegó al 72,5% en el AMBA.

En la cuenta regresiva para que entren en vigencia las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno de Alberto Fernández, este jueves el Ministerio de Salud confirmó 24.999 nuevos casos por coronavirus en la Argentina. A la vez, se informaron otras 383 muertes, la cifra más alta para un día desde principios de noviembre.

En las últimas 24 horas, las provincias cargaron al sistema nacional 70.299 testeos, con una altísima tasa de positividad: 35,5%. Es más del triple del 10% que la OMS estableció como medida de una estrategia adecuada de rastreo.

Otro dato preocupante es que la ocupación de camas de terapia intensivas sigue en alza en el AMBA y se ubica en 72,5%. A nivel nacional está en 63.6%. Actualmente hay 3.900 pacientes internados en unidades UTI, de un total de 269.999 que se encuentran cursando la enfermedad con diagnóstico.

La cantidad de muertes reportadas este jueves fue por segundo día consecutivo la más alta en cinco meses (el miércoles fueron 368). El pico anterior se registró el 4 de noviembre, con 469 fallecidos. En enero, el lunes 18, se habían reportado 425, pero se debió a que ese día hubo una carga de datos atrasados por parte de las provincias de Buenos Aires y Santa Fe.

Con 2.629.156 contagios confirmados y 58.925 muertes en poco más de 13 meses, Argentina está entre los 15 países más afectados por ambas variables desde el inicio de la crisis sanitaria global.

Filas de autos para realizar el testeo de coronavirus en La Rural. Foto: Juano Tesone

Filas de autos para realizar el testeo de coronavirus en La Rural. Foto: Juano Tesone

Desde el martes 6, cuando se superaron por primera vez los 20 mil casos en un día, los contagios se mantienen en alza y ya promedian los 22 mil diarios. En todo 2020, no se había superado los 18.500 en ninguna jornada.

Los datos del día

Las restricciones

El impacto de la segunda ola preocupa a las autoridades sanitarias y generó cruces entre el Gobierno y la oposición sobre las medidas a tomar para contenerla.

El miércoles por la noche el presidente Alberto Fernández anunció nuevas restricciones para las actividades nocturnas en el AMBA, con un tope horario a las 20 para la circulación. Pero los mayores cruces se dieron por la suspensión de las clases presenciales, por dos semanas, a partir del lunes 19.

Esto generó protestas con cacerolazos y un fuerte rechazo de la oposición, encabezada por el jefe de Gobierno porteño, Horario Rodríguez Larreta, que anunció que presentarán un amparo ante la Corte Suprema y le solicitó al Presidente una reunión para discutir la medida. La misma se concretará este viernes, a las 10, en la Quinta de Olivos.

Coronavirus en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

La misma ministra de Salud, Carla Vizzotti, admitió por la mañana que el aula “no es la principal fuente de infección” y dijo que “lo que se genera alrededor de las clases fue lo que se ponderó para tomar esta medida intensificada, focalizada y transitoria, sobre la circulación de personas”.

El plan de vacunación es otro eje de polémica. Rodríguez Larreta aseguró en su discurso que las medidas que tomó el Gobierno están relacionadas con las fallas en la campaña de inmunización y anunció que este viernes la Ciudad se quedará sin dosis. Algo similar ya habían dado a conocer otras provincias, como Córdoba y Mendoza.

Muertes por coronavirus
en la Argentina

Tocá para explorar los datos Tocá para explorar los datos



Fuente: Ministerio de Salud | Johns HopkinsInfografía: Clarín

Vizzotti remarcó que este domingo llegarán más vacunas al país. Se trata del segundo embarque que recibe la Argentina por el mecanismo Covax. Serán 864 mil dosis de AstraZeneca, que arribarán en un vuelo de KLM desde Amsterdam. Según trascendió, también se espera la confirmación de Rusia para que un avión de Aerolíneas Argentinas retire otro lote de Sputnik V.

Se trata del segundo envío que recibe el país a través del mecanismo Covax, el fondo del que participan varios organismos de Naciones Unidas. El primero llegó a fines de marzo, con 218 mil dosis de la vacuna que es un desarrollo conjunto de la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

En marzo, COVAX anunció que prevé entregarle a la Argentina un total de 1,9 millones de vacunas hasta mayo, por lo que quedan pendientes 818 mil. Según datos del Ministerio de Salud, la Argentina contrató un total de 9 millones de dosis. El organismo no dio precisiones de cuándo llegarán las otras 7,1 millones.

Según datos del Monitor Público de Vacunación, se aplicaron hasta aquí 5.935.146 vacunas a nivel nacional. La mayoría (5.163.344) a personas que recibieron solo una dosis, siguiendo la directiva del Ministerio de Salud de diferir la segunda para iniciar la inmunización de una mayor población.

Seguir leyendo

Coronavirus

Pfizer admitió que podría ser necesaria una tercera dosis de su vacuna

Publicado

on

Por

Lo dijo el director general del laboratorio, Albert Bourla. Además contó que habrá que volver a aplicársela cada año.

Las personas que recibieron la vacuna de Pfizer contra el coronavirus “probablemente” necesitarán una tercera dosis en un plazo de seis meses a un año, y luego probablemente una inyección cada año, dijo el jefe del gigante farmacéutico estadounidense.

“Una hipótesis probable es que se necesite una tercera dosis, entre los seis y los 12 meses, y a partir de ahí habrá que volver a vacunar cada año, pero todo eso tiene que confirmarse”, dijo el director general de Pfizer, Albert Bourla, en declaraciones hechas públicas el jueves por la CNBC.

“Y por otro lado, las variantes jugarán un papel fundamental”, añadió.

La vacuna de Pfizer no llegó a la Argentina por diferencias entre el Gobierno y los laboratorios. Foto: AFP

La vacuna de Pfizer no llegó a la Argentina por diferencias entre el Gobierno y los laboratorios. Foto: AFP

“Es extremadamente importante reducir al máximo el número de personas vulnerables al virus”, continuó Bourla.

Anteriormente, el director de la célula anti-covid de la administración Biden también aseguró que los estadounidenses deberían esperar recibir una inyección de refuerzo de la vacuna para protegerse de las variantes circulantes del coronavirus.

“En este momento no lo sabemos todo”, reconoció el médico David Kessler en una audiencia ante los legisladores estadounidenses.

“Estamos estudiando la duración de la respuesta de los anticuerpos”, dijo.

La alianza Pfizer/BioNTech ya había anunciado en febrero que estaba estudiando los efectos de una tercera dosis de su vacuna variante en un estudio clínico.

Administrada en dos dosis, esta vacuna, al igual que la de Moderna, utiliza la innovadora tecnología del ARN mensajero, que nunca antes se había utilizado en la vida real.

En este momento, estas dos vacunas son las que mejor funcionan, ya que la vacuna de Pfizer/BioNTech muestra una eficacia del 95% contra el covid-19 y la de Moderna un 94,1%, según los estudios clínicos.

Seguir leyendo

Coronavirus

Fuerte cacerolazo en la Ciudad y frente a la Quinta de Olivos por las nuevas restricciones en el AMBA

Publicado

on

Por

Minutos después del mensaje de Alberto Fernández, hubo protestas en los barrios porteños. Patricia Bullrich se unió al reclamo en la puerta de la residencia presidencial.

Minutos después de que el Presidente Alberto Fernández anunciara nuevas medidas de restricción ante el avance de la pandemia del coronavirus, vecinos de distintos puntos de la Ciudad y en la puerta de la Quinta de Olivos, se manifestaron con sus cacerolas para mostrar sus descontento ante el anuncio.

Palermo, Núñez, Belgrano, Barracas y Flores fueron los primeros barrios porteños en donde más se escuchó el ruido metálico desde las casas y los edificios.

Pero con el correr de los minutos se replicó en puntos de casi toda la Ciudad. Algunos con bocinas, silbatos o simplemente con las palmas de sus manos.

Uno de los focos de la protesta fue la puerta de la Quinta de Olivos, desde donde el mandatario anunció las medidas. Hasta allí llegaron cientos de manifestantes con banderas argentinas para expresar su descontento. También desde ese lugar brindó declaraciones la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien se manifestó en contra de las nuevas medidas, a las que calificó como “totalmente improvisadas”.

“Hoy el ministro de Educación (Nicolás Trotta) dijo que las escuelas eran lo último que iban a cerrar, y el Presidente a la noche hace todo lo contrario”, remarcó la referentes de Juntos por el Cambio.

Y agregó: “Tuvimos un año con cuarentena y las escuelas cerradas. Seguimos esperando las 24 millones de vacunas que el Presidente prometió, mientras que el plan de vacunación fue un fracaso terrible“.

“La gente que estaba tratando de ponerse de pie en su trabajo está de nuevo sin trabajar. Los únicos que ganan son las burocracias del estado, los (Roberto) Baradel. Las restricciones son absolutamente negativas para el país, vamos a defender a los trabajadores”, cerró.

Las redes sociales sirvieron como difusor principal en donde se publicaron videos y fotos con el sonido ambiente de los cacerolazos en los barrios.

El foco del reclamo está en la suspensión de las clases presenciales, que tomó por sorpresa a todos.

También hubo rechazo al cierre de los comercios a partir de las 19 y también a la prohibición para circular desde las 20.

El Director del Hospital Fernández (ubicado en Palermo), Ignacio Previgliano, fue uno de quienes se manifestó contra las decisiones: “Tuve que cerrar las ventanas por el cacerolazo que hay acá. Estamos en estado de sitio, con el ejército en la calle”, comenzó en diálogo con el canal IP.

“Realmente creo que son medidas muy fuertes, que impactan, el nivel de contagios es alto pero el sistema público de los hospitales de la ciudad de Buenos Aires no está en situación de saturación“, afirmó en contra del anuncio oficial que habló de una crisis sanitaria en los centros médicos.

En la intersección de Juncal y Uruguay, en el edificio donde tiene un departamento la vicepresidenta Cristina Kirchner, los vecinos también salieron a rechazar los anuncios.

Quienes salieron también a expresar su furia fueron los gastronómicos, quienes a partir del viernes podrán seguir trabajando solamente con delivery en el horario nocturno.

“El sector gastronómico está conformado en un 90% por Pymes. Es una locura adelantar todavía más la hora de cierre de los locales, es un decreto de muerte. Ya perdimos más de 20.000 puestos de trabajo y más de 2.000 establecimientos”, precisó Dante Camaño, titular de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA).

“Si cerramos a las 19, perdemos el 90% de nuestra facturación. Al mediodía vienen apenas el 10% de nuestros clientes”, dijo Agustín Latorre, dueño de los restaurantes Osaka de Palermo y Puerto Madero.

Seguir leyendo

Las más leidas