42.9 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

Tarifas: las subas llegarían a 220% para los sectores de más altos ingresos

La recomposición promedio para sectores medios y altos debe superar el 150% para poder bajar los subsidios, según un trabajo privado.

La mayoría de los actores económicos supone que un acuerdo de la Argentina con el FMI requerirá cierta disminución del gasto público. Todos miran a los subsidios energéticos como posible forma de achicar esas erogaciones. La “segmentación” de tarifas en las boletas de luz y gas asoma como una forma de lograr ese objetivo.

Un trabajo de la consultora Analytica evalúa la segmentación de tarifas como una alternativa para la reducción de subsidios. En su escenario, el 50% de la población de menores ingresos no pagará ningún aumento. Pero la otra mitad del país tendrá que desembolsar más por el servicio de luz, gas y agua.

La consultora supone que la mitad del país que es clase media y/o mayores ingresos tendrá que afrontar una recomposición promedio del 155% entre las tarifas de luz, gas y agua. Hoy, un hogar promedio de esa categoría destina $ 3.756 mensuales a esos servicios, lo que representa alrededor de un 3,2% de su gasto.

De efectuarse estas correcciones, el desembolso promedio mensual de esos hogares subiría a $ 9.800 mensuales y representará casi un 8% del gasto de esos hogares.

En el caso del 10% de la población de mayores ingresos, Analytica sugiere una suba del 220%. Eso sería como subsanar la quita de subsidios. Pondría a esos hogares a pagar la mayoría de los servicios por los costos reales de los mismos, sin la subvención del Estado.

Una suba del 220% para el decil de mayores ingresos representaría una reducción del 0,24% en el déficit fiscal, según Analytica. Si la corrección sugerida (155%) también abarca a la clase media, el ahorro en subsidios podría llegar al 0,7% del déficit fiscal.

En el Gobierno manejan otros números con respecto a las correcciones en las tarifas de luz y gas. (Xinhua/Martín Zabala) (mz) (ra) (da)En el Gobierno manejan otros números con respecto a las correcciones en las tarifas de luz y gas. (Xinhua/Martín Zabala) (mz) (ra) (da)

En el Gobierno manejan otros números con respecto a estas correcciones. Allí suponen que el 10% de mayores ingresos podría pagar los servicios por su costo real, lo que implicaría una corrección como la sugerida por los especialistas. Pero con la clase media tienen otra mirada. Suponen que los ajustes allí deberían ser similares a los de la inflación anual o similares. Lejos del 155% que les sugiere este estudio y otros especialistas.

“Analizamos cómo hacer recaer la carga del ajuste entre las familias de mayores ingresos para maximizar el ahorro en subsidios económicos, minimizar el impacto sobre los precios y mantener el poder de compra de los sectores más rezagados”, es la consigna de Analytica.

Las tarifas pesaban en un 7% del gasto de los hogares en 2018, después de los sucesivos incrementos de la administración anterior. Ahora, estén en torno al 3%.

Si el Gobierno decidiera ajustar las tarifas “de una vez y para todos”, esto generará un salto de 15 puntos porcentuales de inflación. Más la inflación que ya viene acumulada, daría una tasa de 65% de inflación anual, según Analytica.

El aumento focalizado en sectores de mayores ingresos generará impacto inflacionario, pero distinto. Un hogar que hoy paga $ 2.500 por los servicios seguiría destinando ese mismo monto. El aumento para el otro 50% traerá un alza en el costo de vida, pero más atenuado.

La actual gestión decidió no aumentar las tarifas de luz y gas en 2020, y retocarlas 6% (gas) y 9 % (luz en Buenos Aires) durante este año. En ese bienio, la inflación acumulada subirá un 90%.

La necesidad de mayores partidas para solventar los costos se vio reflejados en los subsidios, En 2019, representaba un 1% del PBI y este año se dirigen al 2,7% del PBI.

“El peso de los regulados en el IPC se reduce desde julio de 2019 y se profundizó desde mayo del año pasado”.

“El aumento de las tarifas según el nivel de ingresos es de difícil implementación. Lo más probable es que haya ineficiencias en el proceso. Pero el costo de la segmentación es inferior a recortar las partidas de asistencia social o jubilaciones”, sugiere Analytica.

Fernando Navajas, de Fiel, supone que la “segmentación” alcanzará al 15% de mayores ingresos, que representan un 25% del consumo, Pero se pregunta que pasará con las tarifas del otro 85% que no es de mayores ingresos. Entiende que allí también debe haber alguna recomposición para mejorar los números fiscales.

Latest Posts