Connect with us

Deportes

Paula Ormaechea describe las dificultades que tiene para poder sostenerse en el circuito

Publicado

on

La última jugadora argentina que integró el top 100 del ranking femenino se consagró en Hungría el sábado último y empezó a resurgir después de vivir un calvario. “El mundo es muy machista y en el deporte está reflejado igual”, dice.

El lunes 10 de junio de 2013 quebró una racha de 15 meses de sequía argentina entre las cien mejores tenistas del planeta. Después de encadenar seis triunfos en Roland Garros desde la qualy, con un golpe de gracia incluido ante la kazaja Yaroslava Shvedova –por entonces la número 31 del ranking–, rompió la barrera que todas pretenden y se instaló en el grupo en el que quieren estar. Ese mismo año, en octubre, llegó a ubicarse en el puesto 59 y empezó a emerger como líder del recambio del tenis femenino argentino.

Una rotura en el filocartílago del ligamento triangular de la muñeca izquierda, sin embargo, comenzó a frenarla a fines de 2015, la hizo trastabillar y la obligó a pasar por el quirófano en enero de 2017. El operativo retorno inició en agosto en Koksijde, Bélgica, en un Womens Circuit de 25 mil dólares en premios. Empezó en aquel Challenger, como se denomina de manera informal en el tenis femenino a los torneos ITF con ese piso de dinero; pasó por momentos de incertidumbre económica, pocos torneos y algunos Interclubes para juntar plata; y recién comenzó a tomar forma la semana pasada en Baja, una ciudad de poco más de 35 mil habitantes situada a unos 150 kilómetros de Budapest.

A Hungría llegó como la número 608 del ranking WTA. Ganó dos partidos de la clasificación, hilvanó cinco victorias en el cuadro principal y saboreó la alegría de volver a ser campeona, una emoción que llevaba más de dos años sin vivir, desde el 10K de Bauru 2016. “El resultado me pone feliz, pero tuve buenas sensaciones y por eso pude controlar los momentos adversos; noté un crecimiento importante para el futuro”, expresó Paula Ormaechea en diálogo con Líbero, tras ganar un 25K por primera vez en tres años –Padova 2015– y sumar su 14° título. El próximo lunes ascenderá 200 puestos y quedará al borde del top 400 del ranking mundial.

Radicada en Italia y casada con Luciano De Cecco, armador del Perugia y de la Selección Argentina de vóley, intenta sortear día a día las múltiples barreras económicas que se presentan en el circuito de las mujeres terrenales que, lejos de los lujos que ofrece la elite, se convierten en trabajadoras del tenis. Ormaechea, la luchadora inclaudicable de 25 años que comenzó a reinventarse en Baja, sostiene que el deporte de la raqueta se vuelve cada vez más desigual: “Está muy mal repartida la plata. El de arriba cada vez gana más y al de abajo le resulta más difícil juntar unos pesos. Una vez vi que la WTA decía que las 200 mejores mujeres del circuito podían vivir del tenis y pensé: es la ridiculez más grande que leí en mi vida. Vivir, estamos hablando de pagar un entrenador y viajar con todo un equipo completo. Todo eso lo puede hacer una jugadora que está metida entre las 70 del mundo”. Acaba de obtener un torneo pero conoce, acaso mejor que nadie, las trabas monetarias que deben surfear quienes surfean en el profesionalismo lejos de las luces.

–¿En qué etapa de tu carrera estás?

–Estoy en un momento difícil por el lado económico. Se me complica mucho, no tengo los recursos. Este año jugué muy poco en el circuito porque no tengo con qué viajar. Tuve que dedicarles bastante tiempo a los Interclubes. Estoy tratando de volver a meterme; juego muchas qualys de Challengers para tratar de sacar algunos puntos. Es complicado pero la estoy luchando con ganas. Volver a empezar después de todo lo que viví no es fácil pero acá sigo porque es mi pasión.

–¿Cómo cambian la planificación y la economía desde que vivís en Italia? ¿De qué manera cubrís los gastos?

–Cambia un poco porque estás más cerca y en Europa está la mayoría de los torneos. De cualquier manera no se vuelve mucho más barato tampoco. Uno se ahorra el trayecto desde Argentina y es un alivio, pero no cambia demasiado la economía. Sobre todo si jugás este tipo de torneos en los que uno sale perdiendo siempre. Mi gran problema actual es que no tengo los recursos para jugar y no sé cómo voy a seguir. Vivo día a día y por eso no planifico nada importante. Por suerte tengo la ayuda de una empresa de seguros de Argentina, pero la realidad es que se me hace muy difícil.

–¿Cómo es ser mujer en el tenis? ¿Por qué hay diferencias sustanciales con los hombres?

–No es nada sencillo. Las diferencias que hay con el circuito de hombres son bastante grandes, en especial por las ganancias. En el ambiente se puede decir que los hombres son los que más sponsors atraen, pero también es cierto que hay sponsors que son sólo del tenis de mujeres. En realidad no es un tema del tenis, sino que es algo global. La mujer siempre gana menos. En una oficina le pagan más a un hombre que a una mujer. Creo que es algo mucho más profundo y excede el tenis. Estamos acostumbrados a eso: el mundo es muy machista y en el deporte también está reflejado.

–¿Viajás sola?

–Hace dos o tres años que viajo sola. No tengo a quién llevarme porque no tengo la plata. Mi papá se ofreció a viajar conmigo y le dije que me encantaría pero pagar un pasaje más, el hotel y el resto de los gastos es imposible. En mi caso es viajar una semana con alguien o viajar dos semanas sola. Y sigo viajando con la máquina de encordar. No me di el lujo de pagar los encordados cuando estaba entre las cien, menos me lo voy a dar ahora. Los gastos son muy grandes. Podemos ganar plata pero también gastamos demasiado. Si vos querés pensar en el tenis, invertir para que te vaya bien y a la vez juntar plata para el futuro, después de dedicarle toda tu vida, tenés que estar muy adentro. Una persona que está fuera de las cien no puede ahorrar plata. Nunca ganamos. Salimos iguales o perdemos. Es una pena, no se gana nada y casi siempre salís en rojo.

Como cabeza del equipo de Fed Cup en la etapa post Gisela Dulko, Ormaechea fue artífice del último ascenso de la Argentina a un Grupo Mundial. Bajo la capitanía de la marplatense Bettina Fulco, el seleccionado se metió en la segunda zona internacional en 2012 luego de vencer a China en Parque Roca. Dos años después, ya con María José Gaidano al mando y también con Ormaechea como líder, las chicas quedaron a un paso de ingresar a la máxima categoría. Este año, en febrero y por el Grupo I de América, la jugadora de Sunchales volvió a vestir la camiseta argentina después de tres temporadas.

–¿Qué significa la Fed Cup en tu carrera?

–Siempre fue importante para mí jugar la Fed Cup. Ahí siempre encontré una motivación extra por el hecho de representar a mi país. Eso te exige hacerlo lo mejor posible. En la Fed Cup saqué mis mejores partidos. Tengo recuerdos hermosos, como haber tenido la posibilidad de jugar en Grupos Mundiales. Siempre va a quedar en mi memoria haber jugado por el país con la celeste y blanca.

–¿Qué modificarías para que el tenis femenino argentino vuelva a posicionarse a nivel internacional?

–Es un tema muy profundo. La situación está cada día más difícil. Hoy la economía de Argentina está complicada, y por eso hay cada vez menos gente que puede bancarse una carrera. Es obvio que el apoyo debería salir de las entidades. Estaría bueno que pudiera haber más competencia. Si las chicas no pueden viajar porque no hay plata, que al menos tengan competencia más cerca. No es un tema sólo de Argentina; varios países de Sudamérica deberían ponerse de acuerdo para armar giras y generar más torneos. Hay que encontrar la manera de que las chicas, sin plata, puedan tener competencia decente y no sólo entre ellas. Necesitan roce internacional porque el tenis está afuera.

–¿Qué lugar ocupa Gabriela Sabatini en el tenis argentino? ¿Podría aportar su experiencia para refundar el tenis de mujeres?

–‘Gaby’ es una leyenda. Desgraciadamente no la vi jugar porque se retiró cuando yo tenía apenas dos años. Pero están los archivos y todo lo que te cuentan. La semana pasada, en Hungría, un australiano le contaba a la hija de 16 años que la veía jugar a ‘Gaby’ cuando era joven. Me habló maravillas como todo el mundo. Como me pasó a mí les pasó a miles. Vas a ser la próxima Sabatini, te dicen. Siempre hacen ese tipo de comparaciones y yo pienso: ojalá pudiera llegarle a los talones. La marca que dejó en el tenis mundial es muy grande. Creo que podría aportar mucho pero es una decisión de cada uno. Ella eligió hacer otro tipo de vida y es muy bueno. Es más, lo veo parecido a lo que elegiría yo en el futuro.

–¿Qué pensás sobre los cambios que se vienen en 2019 en los Futures y Challengers? ¿Qué debería modificarse en el circuito de mujeres?

–Todo lo que son puntos de Futures (NdR: torneos ITF de 15 mil dólares) este año para la temporada que viene no van a contar más en el ranking WTA sino que van a ir a un ranking de transición. Con eso ya sé que Futures no tengo que jugar. Me gustaría que hicieran una nueva regla para que jugadores de cierto ranking no puedan jugar determinados torneos. Sigo viendo torneos de 25 mil que tienen jugadoras que están 100 o 110 del mundo. ¿Y las que están atrás y quieren subir? No es para nada justo. Esas jugadoras tienen ranking para jugar qualy o cuadros principales de Grand Slam. La número 100 juega el main draw seguro. Esas jugadoras van a jugar un 25 mil para juntar puntos y es muy injusto.

–¿Qué opinás sobre los casos de apuestas y arreglo de partidos? ¿Las autoridades actúan de buena manera para solucionar el problema?

–Es un tema bastante incontrolable. No te puedo explicar la cantidad de gente, todos hombres, que veo detrás de las canchas con los teléfonos. Es obvio que esa gente está apostando. No son personas de los torneos. Pero jamás vi que el árbitro se acercara para echar a esa gente. Los tendrían que sacar. Durante todo el partido no quitan la vista del teléfono. No tengo idea cómo se maneja porque nunca nadie me ofreció, y tampoco quisiera saber nada del tema. Va totalmente en contra del deporte. Pero hay cosas que no entiendo. El caso de Robert Farah, por ejemplo, que lo suspendieron porque hizo publicidad de una casa de apuestas y la ATP tiene como sponsor a una casa de apuestas. ¿Querés frenar el problema pero a la vez lo promocionás? No sé qué decir. Es ridículo. Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago, diría la ATP.

Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

Quién es Franco Feitt, el tenista argentino suspendido de por vida por arreglo de partidos

Publicado

on

Por

La Agencia Internacional de Integridad del Tenis le impuso ese castigo al argentino, ex 920° del ranking, quien admitió haber participado en múltiples casos de arreglos de partidos entre 2014 y 2018.

El argentino Franco Feitt, quien llegó a ocupar la 920ª posición en el ranking de singles de la ATP, fue suspendido de por vida, tras haber admitido su participación en múltiples casos de arreglos de partidos entre 2014 y 2018, según informó este martes la Agencia Internacional de Integridad del Tenis (ITIA).

El tenista nacido en Río Gallegos hace 28 años no podrá jugar o asistir a cualquier evento de tenis autorizado o sancionado por los órganos rectores del tenis. Y deberá además pagar una multa de 25.000 dólares.

La investigación realizada por la ITIA determinó que el argentino, ex 437° del mundo en dobles, cometió múltiples infracciones a tres cláusulas del Programa Anticorrupción del Tenis.

De acuerdo al comunicado de la Agencia, Feitt admitió haber violado cinco veces la regla que establece que “ninguna persona podrá, directa o indirectamente, idear o intentar idear el resultado o cualquier otro aspecto de cualquier evento”.

Además, reconoció tres infracciones a la norma que dice que “directa o indirectamente, solicitará o facilitará a ningún jugador que no utilice sus mejores esfuerzos en ningún caso”.

Y una a la que marca que “cualquier jugador sea abordado por cualquier persona que le solicite influir en el resultado o cualquier otro aspecto de cualquier evento o proporcionar información privilegiada, deberá informar tal incidente a la ITIA lo antes posible, incluso si no se ofrece ni se discute dinero, beneficio o contraprestación”.

Feitt disputó su último partido de singles como profesional en marzo del año pasado en el ITF M15 de El Cairo, Egipto, donde cayó en octavos de final. En dobles, ganó diez títulos de Futures entre 2013 y 2019. Este año jugó dos certámenes en la modalidad de parejas, ambos de categoría M15 en Túnez, en los que cayó en primera y segunda ronda.

Radicado en España, desde 2015 forma parte del staff de entrenadores de la Ad In Academy de los ex tenistas españoles Albert Portas y Germán Puentes. Según la información de la página oficial de la academia, Feitt lleva más de cinco años viajando y formándose en diferentes lugares de América, África y Europa y acompañando a jugadores en etapas formativas. Además, obtuvo un título de Nutrición Deportiva enfocado a la suplementación para deportistas profesionales.

Seguir leyendo

Deportes

Las luchas de Evelina Cabrera: vivió en la calle, pelea por la igualdad en el fútbol y fue reconocida por la ONU y la BBC

Publicado

on

Por

Superó miles de obstáculos y se convirtió en una self made woman que asombra en el mundo con su tenacidad para cambiar las realidades de su gente.

 

Cuando era chica, Evelina Cabrera creyó que no iba a tener futuro. Estaba sesgada por los prejuicios que la sociedad le había impuesto sobre sus orígenes. Pero pudo transformar lo que eran sus “debilidades”, el ser “mujer, negra y pobre”, en su mayor fortaleza.

Construyó su camino al gambetear la vulnerabilidad social y la marginalidad. Al descubrir el fútbol se negó a estar en off-side por ser mujer: así llegó a jugar de forma profesional, se convirtió en entrenadora y fundó AFFAR (Asociación Argentina de Fútbol Femenino) para brindarle a las jugadoras, a través del deporte, herramientas para mejorar su calidad de vida.

Por su perseverancia y lucha por la igualdad de género fue elegida por la BBC como una de las mujeres más influyentes del mundo en 2020 y a recibir la ovación en las Naciones Unidas.

Infancia. Evelina (izquierda) vivió desde los 12 años hasta los 17 en las calles de Tigre. Salió adelante. Fuente: Instagram.

Infancia. Evelina (izquierda) vivió desde los 12 años hasta los 17 en las calles de Tigre. Salió adelante. Fuente: Instagram.

Nacida en Virreyes, San Fernando, desde sus 12 años hasta los 17 vivió en las calles de Don Torcuato, Tigre. “Me iba de casa como un acto para llamar la atención cuando mis papás se separaron. Como nadie se daba cuenta de mi ausencia me terminé instalando en la plaza de la escuela”, contó la mujer de 34 años.

Entre la intemperie y los techos ocasionales, cuenta, “lo peor era la mirada del otro, la ignorancia”. Le siguió pesando incluso hasta hace cuatro años, cuando se animó a ir por primera vez a un restaurante sin sentir vergüenza. Con dolor aprendió a revertir la lógica: usó cada “no” como motivador. 

Siempre se las rebuscó trabajando: cuidó autos, entregó volantes, tuvo un puesto en La Salada y fue empleada en un astillero. Uno de esos oficios la condujo, de casualidad, al fútbol.

Reconocimiento. Evelina Cabrera fue invitada por la ONU a la sede de Nueva York para cerrar el Foro de la Juventud del Consejo Económico y Social.

Reconocimiento. Evelina Cabrera fue invitada por la ONU a la sede de Nueva York para cerrar el Foro de la Juventud del Consejo Económico y Social.

Nunca me gustó el fútbol. En realidad, ningún deporte porque no me lo habían inculcado de chica. Lo que quería era un grupo de pertenencia, lo encontré en el fútbol, pero podría haber sido otra actividad”, sentenció.

Cuando era tesorera en un resto-bar, una compañera le habló del equipo que tenía con sus amigas y ella, sin rodeos, se auto-invitó. Sin embargo, terminaron echándola con un escueto “¡Andate!” por haberles propuesto entrenar (ellas solo lo hacían por diversión). Poco después se enteraría que ese “fracaso” le abrió otras puertas.

Se paró durante días en la puerta del profesorado de Gimnasia y juntó a varias desconocidas: les propuso entrenar tres semanas para un próximo campeonato. “Quería demostrarles que con esfuerzo y constancia podíamos mejorar”, recordó. Y así salieron campeonas.

Postal. Evelina Cabrera gambeteando en el Club Atlético Platense, el último equipo donde fue jugadora. Fuente: Instagram.

Postal. Evelina Cabrera gambeteando en el Club Atlético Platense, el último equipo donde fue jugadora. Fuente: Instagram.

Para Evelina ese triunfo fue más que una copa amateur: descubrió su pasión. Al tiempo, tuvo la oportunidad de entrar en el Club Atlético Platense.

“Pero fue frustrante: el médico me indicó que dejara de jugar. Me había salido un tumor benigno y tenía elevada la hormona prolactina. Fue por el alto rendimiento… es que venía sin cuidarme, con excesos de todo tipo”, rememoró.

Como pudo se reinventó. Agarró una computadora, abrió el accesible programa Paint y creó su folleto de entrenadora de fútbol. En ese entonces no había nadie que se dedicara al fútbol en Tigre. “Usaba a mi sobrina de actriz. Cuando pasaba alguien la ponía a correr. Así empezó a venir más gente”, relató risueña.

Ahí fue cuando se dio cuenta de que había alumnas que no podían pagar la cuota y pensó: “No quería hacer lo que me hacía el sistema”.

Por su hambre de gol, decidió fundar AFFAR –que ahora preside– para ayudar a otras jugadoras a gambetear su destino. Desde hace tres años fueron admitidas dentro de la AFA.

El fútbol fue la excusa para llegar a esa instancia social

Evelina Cabrera

PRESIDENTA DE AFFAR (ASOCIACIÓN ARGENTINA DE FÚTBOL FEMENINO)

Su finalidad es “mostrar que sí”. “Buscamos darle herramientas a las jugadoras para que se formen, estudien, puedan hacerse un apto médico, tengan un espacio para recurrir si sufren violencia, que aprendan de Educación Sexual”, explicó.

Como mujer no fue fácil, sobre todo el principio. Tuvo que cortarse el pelo corto y vestir ropa holgada para que los hombres la escucharan: “Solo pensaban en levantarme”. Además, muchos clubes no las recibían por no pertenecer a la AFA. Con el paso tiempo y las alianzas con organizaciones sociales ganaron notoriedad.

En 2020 publicó su primer libro "Alta negra", donde cuenta su vida y detalla su lucha por la igualdad.

En 2020 publicó su primer libro “Alta negra”, donde cuenta su vida y detalla su lucha por la igualdad.

Todas eran bienvenidas porque para Evelina “el fútbol no tiene raza, religión, género ni clase social”. De hecho, entrenó a chicas del penal N°47 de San Martín y creó “Las Romanas”, el primer equipo de jugadoras ciegas de Buenos Aires.

Parece haber vivido mil vidas, por eso decidió relatar sus andanzas en su autobiografía “Alta negra”. Detalló: “Fue muy duro escribirlo y revivir cada experiencia. Lo llamé así porque a las personas de ciertos sectores las etiquetan como ‘negra o negro de mierda‘ que no pueden aspirar a nada en la vida. Entonces soy altanera por no rescindirme a tener derechos“.

Evelina está en los ojos del mundo. Fue elegida por la BBC como una de las 100 mujeres más influyentes e inspiradoras del 2020 a nivel internacional. Ya la revista británica The Economist la había elegido como “Change maker” (“Transformadora Social”) y brindó dos discursos en las Naciones Unidas: en la cumbre Mujeres W20 de Argentina y en la sede de Nueva York.

Evelina Cabrera tiene unos laureles tatuados en las clavículas, una simbología para apropiarse de sus logros.

Evelina Cabrera tiene unos laureles tatuados en las clavículas, una simbología para apropiarse de sus logros.

Pero estos prestigiosos reconocimientos, afirmó, reflejan que “no serás profeta en tu tierra”. “Esperé que mis colegas me felicitaran y no pasó. Me dolió”, confesó.

Su mayor reconocimiento, expresó con lágrimas, es “de la gente que la rodea”. Cuando escucha a su papá decir “Soy el papá de Eve”; cuando quiere tirar la toalla, pero su mamá la alienta diciéndole “Si fueses monaguillo estarías en el Vaticano”; cuando una jugadora le afirma que empieza a estudiar; o cada vez que una nena –víctima de bullying– le expresa “Ahora soy alta negra como vos”.

No descansa en los laureles, como los que lleva tatuados en las clavículas, sigue formándose: hace coaching ontológico; sabe de Mindfulness y de Management y Marketing Deportivo; y ahora estudia inglés y lenguaje de señas –”el verdadero lenguaje inclusivo”, opinó–.

Su celular no para de sonar: siempre está atenta para resolver urgencias, desde la falta de agua en un club hasta la gestión de las mamografías gratuitas. “El fútbol fue siempre la excusa para llegar a esa instancia social”, sentenció Evelina, quien construyó el sistema que ella no tuvo.

Seguir leyendo

Deportes

Se filtraron los millonarios sueldos de los pilotos de la Fórmula 1: quiénes son los que más ganan

Publicado

on

Por

Se dieron a conocer los salarios de los 20 corredores entre los que se destacan Hamilton y Verstappen. Además, cuál es la diferencia de dinero entre pilotos y escuderías.

En la previa al Gran Premio de Emilia-Romaña, en Italia, de la Fórmula 1, se filtraron los sueldos millonarios de los 20 pilotos que compiten en la máxima categoría del automovilismo, con Lewis Hamilton a la cabeza, quien renovó por un año más con Mercedes por 25 millones de euros, teniendo una rebaja por el contexto económico mundial por Covid-19, ya que anteriormente el número rondaba en 33 millones al año.

Según el sitio especializado RaceFans, el heptacampeón lidera la tabla de los mayores sueldos y quienes lo siguen son el holandés Max Verstappen con un sueldo de 21 millones de euros, de Red Bull, y el español Fernando Alonso, de Alpine F1 Team, con 17 millones de euros, para completar el podio.

Detrás de ellos, se ubican con el mismo monto (12,61 millones de euros) Sebastian Vettel en el cuarto lugar y Daniel Ricciardo en el quinto.

Además, por la fuerte crisis económica, la F1 se vio ajustada a una realidad condicionada, por lo que para esta temporada se insertó un límite presupuestario de 145 millones de dólares anual, el cual no incluye los salarios de los pilotos ni de los tres principales ejecutivos de cada equipo, tampoco el presupuesto de marketing ni los costos del desarrollo de los vehículos.

Los salarios de los 20 pilotos:

1. Lewis Hamilton (Mercedes): 25,23 millones de euros.

2. Max Verstappen (Red Bull Racing Honda): 21,02 millones de euros.

3. Fernando Alonso (Alpine F1 Team): 16,82 millones de euros.

4. Sebastian Vettel (Aston Martin): 12,61 millones de euros.

5. Daniel Ricciardo (McLaren): 12,61 millones de euros.

6. Charles Leclerc (Ferrari): 10,09 millones de euros.

7. Valtteri Bottas (Mercedes): 8,41 millones de euros.

8. Kimi Räikkönen (Alfa Romeo): 8,41 millones de euros.

9. Carlos Sainz (Ferrari): 8,41 millones de euros.

10. Lance Stroll (Aston Martin): 8,41 millones de euros.

11. Sergio Pérez (Red Bull Racing Honda): 6,72 millones de euros.

12. Pierre Gasly (Alpha Tauri): 4,20 millones de euros.

13. Lando Norris (McLaren): 4,20 millones de euros.

14. Esteban Ocon (Alpine F1 Team): 4,20 millones de euros.

15. George Russell (Williams): 841.000 euros.

16. Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo): 841.000 euros.

17. Mick Schumacher (Haas): 841.000 euros.

18. Nikita Mazepin (Haas): 841.000 euros.

19. Nicholas Latifi (Williams): 841.000 euros

20. Yuki Tsunoda (AlphaTauri): 420.000 euros

Seguir leyendo

Las más leidas