Connect with us

Elecciones 2019

No nos resignamos a aceptar el ajuste: lo enfrentaremos

Publicado

on

Llegamos al final de una intensa campaña hacia las PASO de este domingo. Una campaña donde vimos un fuerte operativo por parte del Gobierno para instalar una suerte de segunda vuelta anticipada, cuando aún estamos ante una primaria. Fue muy evidente la maniobra para hiperpolarizar esta elección, para tratar de que no exista ningún tipo de alternativa a las dos opciones mayoritarias.

La campaña del FIT Unidad fue hecha a pulmón y recorriendo todo el país. Pudimos hablar con muchísimos jóvenes, en los que encontré una enorme simpatía hacia las ideas y las propuestas que tenemos en el Frente de Izquierda-Unidad. Con ellos y ellas charlé de sus problemas para acceder a un trabajo digno, de las trabas que hay para poder estudiar, de cómo se precariza la vida de la juventud.

También visité empresas recuperadas, como la cooperativa La Terre de Mendoza, hoy gestionada por sus propios trabajadores y la legendaria ceramista Zanon en Neuquén. A lo largo del país, en decenas de establecimientos, son ellos quienes garantizan las fuentes de trabajo, luego de haber padecido el vaciamiento y la destrucción por parte de los empresarios.

En estos meses, junto a mi compañera Myriam Bregman y las cientos de candidatas que son parte de la “marea verde”, hablamos con cientos de jóvenes que se organizan y luchan para conquistar el derecho al aborto. Ellas son protagonistas indiscutibles de un nuevo tiempo en la Argentina.

El Frente de Izquierda Unidad, cuya fórmula presidencial comparto con Romina del Plá, logró unir a la casi totalidad de la izquierda. Despertó un entusiasmo que palpamos en la calle, en los lugares de trabajo y en los lugares de estudio.

Esa simpatía, entre otras cosas, es hacia nuestra coherencia. A diferencia de las otras fuerzas políticas, en nuestro espacio no hay lugar para “panqueques”. No hay opositores que se vuelvan oficialistas y “traidores” que se conviertan en “aliados”. En la campaña, a esa coherencia la resumimos en un eslogan: “Si votás a la izquierda, sabés lo que votás”. Porque somos los que estuvimos y vamos a estar siempre: luchando por trabajo estable, por el derecho a poder estudiar, defendiendo a nuestros jubilados y los derechos de las mujeres.

En los últimos días vimos un festival de demagogia y promesas de campaña por parte de las fuerzas tradicionales. Sin embargo, ningún candidato explica cómo hará para no ajustar en un país dirigido por el FMI. Si no se rompe ese control, gane quien gane, vendrán nuevos ataques contra las mayorías populares.

Pero en todo el país somos millones los que no aceptamos ese plan. Que no nos resignamos a que el pueblo trabajador pierda cada día mientras los grandes empresarios ganan. Que opinamos que la salud, la educación, la ciencia y nuestros jubilados están por encima del FMI y de los grandes especuladores. A eso nos referimos con invertir las prioridades. 

En estas elecciones tenemos que darles un mensaje a los poderosos: que no nos resignamos a aceptar su ajuste, que vamos a enfrentarlo. Votar al Frente de Izquierda Unidad es la única forma de dar ese mensaje.

Precandidato a presidente por el Frente de Izquierda Unidad

(Visited 8 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Elecciones 2019

Alberto Fernández en Mendoza: “A cada provincia le tiene que tocar lo que le corresponde”

Publicado

on

Por

El candidato a presidente del Frente de Todos sostuvo, junto a la postulante a gobernadora por ese espacio político, Anabel Fernández Sagasti, que “el mayor problema de Argentina es la postergación del interior”.

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, brindó a una conferencia de prensa junto a la aspirante a gobernadora Anabel Fernández Sagasti, en la que habló de la Argentina que viene y en la que tuvo duras palabras al actual mandatario provincial, Alfredo Cornejo.

“Macri apagó la economía con la excusa de la inflación”, afirmó Fernández al hablar de las últimas medidas del actual Gobierno nacional. Y agregó: “Argentina tiene que ser un país más federal”.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Elecciones 2019

Macri enfrió su relación con Durán Barba por los errores en la estrategia para las PASO

Publicado

on

Por

Jaime Durán Barba siempre caminaba con una sonrisa confiada cuando se dirigía al despacho de Mauricio Macri. Exudaba prestigio, poder y gloria: había contribuido con su arte sociológico para que Macri accediera a la Casa Rosada, y nunca pensó que una probable derrota iba a congelar su relación personal y profesional con el Presidente, aún apaleado por la victoria de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner en las primarias.

El viernes 9 de agosto de 2019 -dos días antes de las PASO-, Durán Barba juró a Macri y su jefe de Gabinete, Marcos Peña, que había un virtual empate entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. Ese pronóstico alegró la mañana del Presidente, y disparó un rally en los mercados que tenía la consistencia de una pompa de jabón. 

A Macri le duelen las derrotas, pero su nivel de frustración personal se multiplica a la enésima potencia cuando es sorprendido por hechos que pretendía conocer con antelación. Por ejemplo: la diferencia de votos que podía haber entre la coalición oficial y la coalición peronista cuando se terminara el escrutinio provisorio de las PASO.

Durán Barba no trabaja “pro bono” para Balcarce 50, y Macri cree que los trabajos profesionales deben reflejarse en los resultados. Para Macri esta correlación binaria fue traicionada por el consultor ecuatoriano, y aún no hay perdón presidencial. Durán Barba tiene previsto regresar a Balcarce 50, aunque todavía no sabe cuándo será recibido por Macri. 

Durán Barba, en el Aeropuerto de Lima, antes de regresar hoy a Buenos Aires

Durán Barba, en el Aeropuerto de Lima, antes de regresar hoy a Buenos Aires

El malestar presidencial no se cocinó únicamente por las diferencias que hay entre las predicciones de Durán Barba y los millones de votos que tuvieron Fernández y Fernández de Kirchner.

Si fuera por esa circunstancia, los peculiares contratos profesionales del consultor ecuatoriano estarían a salvo: no hubo una sola consultora cercana a Juntos por el Cambio que haya acertado los resultados electorales del domingo 11 de agosto de 2019.

Pero la desilusión de Macri con Durán Barba tiene otra razón profesional. El presidente siempre pensó que su gurú electoral actuaba como un control metodológico sobre el resto de los sondeos que recibía en Casa Rosada y en Olivos.

Sin embargo, Durán Barba fracasó en este rol fundamental, y por las decisiones que ya está tomando, se encamina hacia otro fracaso en los comicios del 27 de octubre. 

La encuesta no solo necesita de encuestadores, sino también de una muestra que trata de reproducir el universo social que se explora para sacar conclusiones. Si la muestra está errada, ya no importan las ponderaciones o la búsqueda de una media para tener un resultado, y menos todavía esconder el sondeo para que el Presidente no perciba que todo va barranca abajo a la velocidad de la luz. 

Macri perdió a la clase media. Y a la clase media en la nomenclatura de los sondeos y los encuestadores se le asigna los términos C2 y C3. A esos términos C2 y C3, se les imputa un porcentaje en la muestra, y en el caso de Juntos por el Cambio ese C2 y C3 -clase media- eran clave para determinar cómo estaba ubicado el presidente frente a Fernández y Fernández de Kirchner. 

Durán Barba nunca evaluó que el plan económico ejecutado por Nicolás Dujovne por orden del Fondo Monetario Internacional (FMI) había hecho papilla a la clase media, y que esa clase media ya no era C2 y C3, sino D1. 

Mauricio Macri, un día después de haber sido derrotado por Alberto Fernández. (Gustavo Gavotti)

Mauricio Macri, un día después de haber sido derrotado por Alberto Fernández. (Gustavo Gavotti)

Entonces, la muestra estaba mal, la encuesta salió mal, y Macri tuvo una  pésima semana como consecuencia del error metodológico de su gurú electoral. Aún más: como Durán Barba fracasó en su trabajo básico, toda la estrategia de campaña estuvo distorsionada y apuntando al vacío.

Peña y su equipo aplicaron Big Data, algoritmos, segmentación, redes sociales, bots y una fortuna para difundir las propuestas de Macri a su base electoral. Pero la base de sustentación no estaba allí en su totalidad, había solo una parte que pudo sobrevivir al ajuste aplicado por Dujovne bajo las recomendaciones de Christine Lagarde y su staff del FMI.

El resto ya no era C2 y C3. Era D1, la clase media que se había caído, que estaba frustrada, y que prefirió votar a Fernández y Fernández de Kirchner para castigar a un presidente que modificó su calidad de vida y sus ingresos mensuales. Esto no lo vio Durán Barba, y por eso Macri lo factura con su inesperada lejanía.

Con todo, el encuestador ecuatoriano no escarmienta. Está pidiendo información sobre veganos y youtubers. Peña no le dijo que no. Los dos creen que Macri puede llegar al balotaje. 

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Elecciones 2019

Debate presidencial 2019: se confirmó dónde y cuándo será

Publicado

on

Por

Habrá dos debates en los que participarán todos los aspirantes a las presidencia. Uno en Santa Fe y otro en la Ciudad de Buenos Aires. Serán el 13 y 20 de octubre.

Ahora, cara a cara. La Cámara Nacional Electoral (CNE) confirmó la fecha de los dos debates presidenciales, en las dos semanas previas a los comicios. El primero tendrá lugar en la Universidad Nacional del Litoral, en Santa Fe, y el segundo, al igual que en 2015, será en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Para una eventual segunda vuelta, quienes lleguen a esa instancia también deberían enfrentarse en un mano a mano a una semana de la elección.

El debate es obligatorio para todos los candidatos que hayan superado el piso del 1,5% de los votos en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). La Ley de Debate Presidencial Obligatorio, sancionada en diciembre de 2016, castiga a quienes no se presenten con “el no otorgamiento de espacios de publicidad audiovisual”, según el texto legislativo. “Dichos espacios se repartirán de manera equitativa entre el resto de los candidatos participantes”, especifica y agrega que en caso de no asistir, el lugar asignado quedará vacío “a fin de denotar su ausencia”.

La fecha del debate presidencial 2019

El primer debate será el 13. Una semana después, el 20 de octubre, está pautado el segundo encuentro. En caso de ballottage, los dos candidatos que eventualmente compitan tendrán que debatir el 17 de noviembre.

Según pudo saber Página 12, la CNE dará a conocer en las próximas semanas el resultado del escrutinio definitivo, y de ahí se conocerán quiénes serán los candidatos que hayan superado el piso de la elección primaria y participarán del debate. Todo parece indicar que serán los mismos que se conocieron con el escrutinio provisorio: Alberto Fernández (Frente de Todos), Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda – Unidad), Juan José Gómez Centurión (Frente Nos) y José Luis Espert (Frente Unite por la Libertad y la Dignidad).

La posición de Alberto Fernández

Al momento el único de los candidatos que se expresó en público sobre la participación en el debate fue Fernández que se mostró dispuesto a debatir pero cuestionó la obligatoriedad del evento y criticó la situación en la que Macri llegaría. “Terminan teniendo que asumir un debate con una debilidad electoral profunda y con una debilidad política mayor”, dijo en una entrevista a Página 12 , pero se mostró dispuesto a discutir con sus adversariios: “Si quieren debatir, debatimos”, retrucó el candidato.

A diferencia del debate de 2015, que fue organizado por la ONG Argentina Debate, este está a cargo de la CNE y cuenta con dicha organización como miembro del Consejo Asesor. La Ley 27.337 aclara también que el reglamento, los temas a tratar y los moderadores que participarán se decidirán entre los representantes de cada candidato, y en caso de que no se pongan de acuerdo, será la Cámara quién lo decida. Todas las señales de televisión de aire transmitirán el debate, según la ley, y para el resto podrá hacerlo en simultáneo y gratis.

Debate de vicepresidentes

Los candidatos a vicepresidente también podría debatir. El artículo 8 de la ley señala que de existir voluntad de realizar un debate entre los segundos en las fórmulas, la CNE deberá poner “a disposición mecanismos de coordinación y similares a los establecidos”.

Desde la oposición, aún recuerdan el debate de 2015. Esa noche el actual presidente, Mauricio Macri, prometió una cantidad de medidas que finalmente no cumplió, como reducir la inflación a un dígito, o eliminar el impuesto a las ganancias. Además, dijo que no iba a tomar medidas de ajuste y aumentos de tarifas, que finalmente sucedieron. Desde el macrismo, todavía recuerdan con gracia la chicana de Macri a su adversario Daniel Scioli al preguntarle: “¿En qué te han convertido, Daniel? Parecés un panelista de 678”.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Las más leidas