Connect with us

Coronavirus

Mientras se resiste a la cuarentena, Nicaragua se convierte en un sepelio de medianoche

Publicado

on

MANAGUA — Tan solo unas horas después de que Yamil Acevedo muriera en un hospital, los trabajadores de una funeraria —vestidos para manejar materiales peligrosos— amarraron su ataúd en la caja de una camioneta pick-up, lo llevaron a un cementerio y lo enterraron en la oscuridad de la noche.

Por toda Nicaragua, las familias se están viendo obligadas a tener estos “entierros exprés”, funerales apresurados a todas horas de la noche, sin tiempo para llamar a un cura o comprar flores.

Los servicios se realizan de una manera tan veloz, y tan aleatoria, que a los familiares les preocupa que puedan ocurrir errores.

“El doctor dijo: ‘Si pueden enterrarlo lo más pronto posible, háganlo’”, comentó Amani Acevedo, la hija de Yamil Acevedo. “Ni siquiera sé si la persona que está dentro del ataúd es él”.

Afuera de los hospitales hay largas filas, y se han agotado las medicinas básicas en las farmacias. La popular temporada de béisbol ha sido suspendida, y los jugadores se están rehusando a entrar al campo.

Por todas partes se ven señales de que el coronavirus está arrasando con Nicaragua.

Un hombre camina al lado de una valla publicitaria en Managua donde aparecen el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, Rosario Murillo, la vicepresidenta, el 20 de mayo de 2020. (Inti Ocon/The New York Times)Un hombre camina al lado de una valla publicitaria en Managua donde aparecen el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, Rosario Murillo, la vicepresidenta, el 20 de mayo de 2020. (Inti Ocon/The New York Times)

Sin embargo, el gobierno nicaragüense insiste en que el virus está perfectamente bajo control, con el número de víctimas más bajo por COVID-19 en Centroamérica.

Nicaragua, una nación de 6,4 millones de personas, es uno de los últimos países que se ha resistido a aceptar las medidas estrictas que se han desplegado por la mayor parte del mundo para detener la propagación de la enfermedad. Nunca cerró sus escuelas. No cerró los negocios. En el transcurso de la pandemia , el gobierno no solo permitió eventos masivos, sino que los organizó.

Las familias aseguran que se están enterrando las consecuencias de estas decisiones —literalmente—, debajo de una nube oscura. Sin realizar ninguna prueba de COVID-19, les dicen que sus seres queridos murieron de neumonía y —por temor al contagio— los instan a enterrarlos lo más pronto posible.

Las organizaciones sanitarias están teniendo problemas para obtener una cifra precisa de los casos. Las pruebas son limitadas y están controladas por el gobierno. Los doctores y activistas que observan cómo las enfermedades respiratorias se propagan por la nación se están preparando para un desastre, apenas dos años después de que los levantamientos antigubernamentales en contra del presidente Daniel Ortega se tornaron violentos.

Frente a una crítica devastadora, el lunes pasado, el gobierno divulgó un informe en el que aseveró que las críticas estaban sembrando el caos, y que la gran mayoría de la gente del país, el segundo más pobre del hemisferio, no podía darse el lujo de no ir a trabajar a causa de un estricto cierre de emergencia.

Sepultureros en el cementerio de las Sierras de Paz en Managua, Nicaragua, el sábado 30 de mayo de 2020. (Inti Ocon/The New York Times)Sepultureros en el cementerio de las Sierras de Paz en Managua, Nicaragua, el sábado 30 de mayo de 2020. (Inti Ocon/The New York Times)

En el documento, el cual fue publicado en línea, el gobierno comparó su estrategia con la de Suecia, y desafió las tácticas de “una misma política para todo país… ‘One size fits all’”, y arguyó que la respuesta de cada país frente a la pandemia debía ser diseñada con base en su propia realidad.

A los países que han cerrado totalmente su economía les incomoda el ejemplo de los países que no aplican un cierre draconiano y no destruyen su economía para afrontar la pandemia”, mencionó el gobierno en el documento.

El informe no mencionó a cuánta gente se le habían realizado pruebas del virus ni explicó por qué el gobierno había permitido que se llevaran a cabo eventos masivos según lo planeado: como festivales de comida y una marcha llamada “Amor en tiempos del COVID-19”.

En un video preparado por el gobierno, Paul Oquist, un asesor de Ortega nacido en Estados Unidos, mencionó que la gente del campo no podía resguardarse en casa porque estaba ocupada ordeñando vacas, recolectando huevos y buscando madera. Más o menos el 80 por ciento de los trabajadores de las ciudades nicaragüenses tiene un empleo informal, afirmó Oquist, y si no trabaja, no come.

Oquist agregó que el sistema de salud del país estaba preparado para el brote porque el gobierno de Ortega había aumentado la cantidad de hospitales y doctores durante los últimos trece años. Se designaron diecinueve hospitales para responder al coronavirus y estaba en curso una campaña masiva para desinfectar taxis, autobuses, escuelas y mercados.

Familiares de pacientes con COVID-19 esperan para llevarles comida a un hospital en Managua, Nicaragua, el 21 de mayo de 2020. (Inti Ocon/The New York Times)Familiares de pacientes con COVID-19 esperan para llevarles comida a un hospital en Managua, Nicaragua, el 21 de mayo de 2020. (Inti Ocon/The New York Times)

Durante casi dos meses, el gobierno reportó tan solo un puñado de infecciones. No obstante, a finales de mayo, a medida que se volvieron más evidentes las señales de la propagación del virus, el conteo del gobierno aumentó diez veces y actualmente el Ministerio de Salud ha confirmado 759 casos y 35 muertes.

El Observatorio Ciudadano, un grupo anónimo de 90 doctores, epidemiólogos y otros voluntarios del sector público de la salud que formaron una organización clandestina para monitorear los casos en Nicaragua, aseguró que el número de muertes en ese país era de 805. Hasta el sábado habían contado 3725 casos.

El gobierno asegura que los casos rutinarios de neumonía, los cuales no superan la media normal, se están confundiendo con el coronavirus.

La pandemia ha llegado en una época en la que hay poca confianza en el gobierno de Nicaragua. Hace dos años, los enormes levantamientos en contra de Ortega dejaron cientos de personas muertas o encarceladas.

En el documento divulgado el lunes pasado, el gobierno aseveró que sus opositores querían usar la pandemia para forzar un colapso económico y socavar la administración de Ortega mientras la economía se sigue tambaleando a causa de los levantamientos, los cuales costaron más de 150.000 empleos, según el gobierno.

Los sepultureros se desinfectan después de enterrar un cuerpo en Managua, Nicaragua, el 16 de mayo de 2020. (Inti Ocon/The New York Times)Los sepultureros se desinfectan después de enterrar un cuerpo en Managua, Nicaragua, el 16 de mayo de 2020. (Inti Ocon/The New York Times)

Algunos doctores mencionaron que temen alzar la voz, pues podría costarles sus trabajos —o algo peor—, como sucedió de manera rutinaria durante la crisis política.

Carlos Quant, director de la unidad de enfermedades infecciosas en el Hospital Manolo Morales en Managua, comentó que al menos 100 profesionales de la salud de su hospital estaban enfermos, pero que la institución había dejado de realizar pruebas de la enfermedad a los miembros del personal.

Quant señaló que no estaba claro si había una escasez de pruebas o un atascamiento en las instalaciones que las realizan —las cuales están centralizadas por el gobierno—, pero que cabía la posibilidad de que pocos de los pacientes que tal vez murieron de COVID-19 tuvieran la causa de muerte correcta registrada en sus certificados de defunción.

No sé si el error en el conteo y el ocultamiento de la información y de los datos fueron actos de mala fe, pero para el gobierno es muy fácil decir: ‘No, son casos de neumonías atípicas’”, comentó. “Además, claro que son neumonías atípicas, porque no se les hacen pruebas”.

Según datos oficiales, la pandemia ha causado 759 casos y 35 muertos en Nicaragua. Por su parte, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 reporta 3.725 contagiados y 805 fallecidos. EFE/Jorge Torres/Archivo
Según datos oficiales, la pandemia ha causado 759 casos y 35 muertos en Nicaragua. Por su parte, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 reporta 3.725 contagiados y 805 fallecidos. EFE/Jorge Torres/Archivo

Jarbas Barbosa da Silva, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, la división regional de la Organización Mundial de la Salud, señaló que las autoridades sanitarias internacionales estaban teniendo problemas para obtener datos precisos de Nicaragua. La mayoría de los países ofrece cifras diarias, mientras que Nicaragua tan solo publica cifras semanales.

Nicaragua no ha aceptado la oferta de la organización de enviar expertos internacionales a realizar un análisis epidemiológico y una evaluación de los servicios de salud nicaragüenses, comentó. Sin embargo, agregó que, en semanas recientes, el gobierno por fin había accedido a limitar el tamaño de los eventos masivos.

Aunque el gobierno no ha cerrado escuelas, la mayoría de los salones de clases están vacíos: los padres mantienen a sus hijos en casa.

Todo el mundo debe entender la verdad del crimen que está cometiendo nuestro gobierno”, denunció Elena Cano, cuyo hijo de 46 años, Camilo Meléndez, el administrador de las instalaciones del edificio de la Asamblea Nacional, murió el 19 de mayo después de haber intentado obtener atención médica varias veces.

Su certificado de defunción dice que murió de una falla respiratoria aguda como consecuencia de una “inusual neumonía grave”.

Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

Fuerte cacerolazo en la Ciudad y frente a la Quinta de Olivos por las nuevas restricciones en el AMBA

Publicado

on

Por

Minutos después del mensaje de Alberto Fernández, hubo protestas en los barrios porteños. Patricia Bullrich se unió al reclamo en la puerta de la residencia presidencial.

Minutos después de que el Presidente Alberto Fernández anunciara nuevas medidas de restricción ante el avance de la pandemia del coronavirus, vecinos de distintos puntos de la Ciudad y en la puerta de la Quinta de Olivos, se manifestaron con sus cacerolas para mostrar sus descontento ante el anuncio.

Palermo, Núñez, Belgrano, Barracas y Flores fueron los primeros barrios porteños en donde más se escuchó el ruido metálico desde las casas y los edificios.

Pero con el correr de los minutos se replicó en puntos de casi toda la Ciudad. Algunos con bocinas, silbatos o simplemente con las palmas de sus manos.

Uno de los focos de la protesta fue la puerta de la Quinta de Olivos, desde donde el mandatario anunció las medidas. Hasta allí llegaron cientos de manifestantes con banderas argentinas para expresar su descontento. También desde ese lugar brindó declaraciones la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien se manifestó en contra de las nuevas medidas, a las que calificó como “totalmente improvisadas”.

“Hoy el ministro de Educación (Nicolás Trotta) dijo que las escuelas eran lo último que iban a cerrar, y el Presidente a la noche hace todo lo contrario”, remarcó la referentes de Juntos por el Cambio.

Y agregó: “Tuvimos un año con cuarentena y las escuelas cerradas. Seguimos esperando las 24 millones de vacunas que el Presidente prometió, mientras que el plan de vacunación fue un fracaso terrible“.

“La gente que estaba tratando de ponerse de pie en su trabajo está de nuevo sin trabajar. Los únicos que ganan son las burocracias del estado, los (Roberto) Baradel. Las restricciones son absolutamente negativas para el país, vamos a defender a los trabajadores”, cerró.

Las redes sociales sirvieron como difusor principal en donde se publicaron videos y fotos con el sonido ambiente de los cacerolazos en los barrios.

El foco del reclamo está en la suspensión de las clases presenciales, que tomó por sorpresa a todos.

También hubo rechazo al cierre de los comercios a partir de las 19 y también a la prohibición para circular desde las 20.

El Director del Hospital Fernández (ubicado en Palermo), Ignacio Previgliano, fue uno de quienes se manifestó contra las decisiones: “Tuve que cerrar las ventanas por el cacerolazo que hay acá. Estamos en estado de sitio, con el ejército en la calle”, comenzó en diálogo con el canal IP.

“Realmente creo que son medidas muy fuertes, que impactan, el nivel de contagios es alto pero el sistema público de los hospitales de la ciudad de Buenos Aires no está en situación de saturación“, afirmó en contra del anuncio oficial que habló de una crisis sanitaria en los centros médicos.

En la intersección de Juncal y Uruguay, en el edificio donde tiene un departamento la vicepresidenta Cristina Kirchner, los vecinos también salieron a rechazar los anuncios.

Quienes salieron también a expresar su furia fueron los gastronómicos, quienes a partir del viernes podrán seguir trabajando solamente con delivery en el horario nocturno.

“El sector gastronómico está conformado en un 90% por Pymes. Es una locura adelantar todavía más la hora de cierre de los locales, es un decreto de muerte. Ya perdimos más de 20.000 puestos de trabajo y más de 2.000 establecimientos”, precisó Dante Camaño, titular de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA).

“Si cerramos a las 19, perdemos el 90% de nuestra facturación. Al mediodía vienen apenas el 10% de nuestros clientes”, dijo Agustín Latorre, dueño de los restaurantes Osaka de Palermo y Puerto Madero.

Seguir leyendo

Coronavirus

El domingo llegarán al país 864.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca

Publicado

on

Por

Se trata del segundo envío del mecanismo Covax. Vendrán en un vuelo de KLM. Se espera la confirmación de otro vuelo a Rusia.

La campaña de vacunación contra el coronavirus sigue siendo uno de los puntos más críticos en el manejo de la pandemia. Tras más de 10 días de la recepción del último embarque, fuentes oficiales confirmaron a Clarín que este domingo llegará al país un nuevo lote de AstraZeneca.

Las vacunas arribarán desde Amsterdam en un vuelo de KLM. En la bodega, cargará 864.000 dosis. Está previsto que aterrice en Ezeiza a las 6.10.

Se trata del segundo envío que recibe el país a través del mecanismo Covax, el fondo del que participan varios organismos de Naciones Unidas. El primero llegó a fines de marzo, con 218 mil dosis de la vacuna que es un desarrollo conjunto de la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

El primer embarque de Covax llegó a fines de marzo, con 218 mil dosis. Foto: gentileza Ministerio de Salud

El primer embarque de Covax llegó a fines de marzo, con 218 mil dosis. Foto: gentileza Ministerio de Salud

En marzo, COVAX anunció que prevé entregarle a la Argentina un total de 1,9 millones de vacunas hasta mayo, por lo que quedan pendientes 818 mil. Según datos del Ministerio de Salud, la Argentina contrató un total de 9 millones de dosis. El organismo no dio precisiones de cuándo llegarán las otras 7,1 millones.

El Gobierno espera ahora la confirmación de Rusia para la salida de un nuevo vuelo de Aerolíneas Argentinas a Moscú, en busca de más dosis de Sputnik V.

La escasez de vacunas puso en jaque la campaña nacional. Varias provincias habían anunciado que se les estaba terminando el stock y Córdoba directamente debió suspender la aplicación de la primera dosis en su ciudad Capital.

El nuevo vuelo de KLM llegará el domingo a las 6.10. Foto: gentileza Ministerio de Salud

El nuevo vuelo de KLM llegará el domingo a las 6.10. Foto: gentileza Ministerio de Salud

Esto generó cuestionamientos de distintos sectores de la oposición. Este miércoles la Mesa Nacional de Juntos por Cambio emitió un duro comunicado en el que cuestionó las “enormes deficiencias” en la campaña de vacunación nacional.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, detalló por la mañana que Argentina recibió hasta acá 7.3 millones de dosis de vacunas, de las cuales se distribuyó el 97%. La falta de dosis obligó al gobierno a distribuir también parte del stock estratégico que habitualmente se reserva para sostener la campaña en marcha.

Según datos del Monitor Público de Vacunación, se aplicaron hasta aquí 5.874.864 vacunas a nivel nacional. La mayoría (5.107.586) a personas que recibieron solo una dosis, siguiendo la directiva del Ministerio de Salud de diferir la segunda para iniciar la inmunización de una mayor población.

Seguir leyendo

Coronavirus

Mirtha Legrand recibió la segunda dosis de la vacuna y su regreso a la televisión está más cerca

Publicado

on

Por

La conductora completó el cronograma de inmunización contra el coronavirus. “Estoy muy feliz”, expresó.

Este miércoles 14 de abril, en horas de la tarde, Mirtha Legrand (94) recibió la segunda dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus (Covid-19).

La histórica conductora asistió al Centro Cultural Islámico, ubicado en el barrio de Palermo, acompañada por su nieto, Ignacio Nacho Viale, por su asistente personal Elvira y chofer Marcelo.

“¡Llegó el día tan esperado por mi! Acabo de recibir la 2da dosis de la vacuna @sputnikvaccine”, anunció Mirtha en su cuenta de Twitter.

Mirtha Legrand recibió la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus. Foto Movilpress.

Mirtha Legrand recibió la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus. Foto Movilpress.

Y expresó: ¡Estoy muy feliz! Esperaré el tiempo indicado para testear mis anticuerpos y así podré volver a trabajar. ¡Muchas gracias a todos!”.

Desde el inicio de la cuarentena estricta, en el mes de marzo de 2020, Mirtha tomó la decisión de quedarse en su casa y dejó sus clásicos ciclos en El Trece a manos de su nieta Juana Viale.

Unicamente regresó a finales del 2020 para un programa especial de La noche de Mirtha junto a Juana y su hija, Marcela Tinayre.

Mirtha Legrand recibió la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus. Foto Movilpress.

Mirtha Legrand recibió la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus. Foto Movilpress.

Luego, en este 2021, Juana retomó los programas y Mirtha aseguró que no regresaría hasta recibir las dos dosis, algo que ahora se concretó, motivo por el cual -tal como expresó- su vuelta a la pantalla chica está cada vez más cerca.

Sin embargo, aún se desconoce cómo se concretará. ¿Juanita le dejará completamente su lugar a su abuela? ¿Conducirán juntas? ¿O una lo hará el día sábado por la noche y la otra el domingo en Almorzando con Mirtha Legrand?

La conductora, luego de expresar su descontento por la demora, se había aplicado la primera dosis en el mismo lugar el 11 de marzo.

“Hoy me aplicaron la vacuna contra el COVID-19, estoy muy agradecida por esta posibilidad. Paciencia que el turno llega. Felicito al Gobierno de CABA por la atención en el Centro Islámico. ¡Por favor anótense y vacúnense!”, expresó en aquel momento.

Seguir leyendo

Las más leidas