Connect with us

Portada

Los médicos de Cromañón y los recuerdos de “la noche de la triple D’: desinformación, desesperación y depresión”

Publicado

on

Hoy se cumplen 16 años de la catástrofe no natural más grave de la historia argentina, en la que murieron 194 personas. Dos profesionales de la salud relataron a Infobae los detalles de una labor tan triste como caótica

Los médicos que debieron actuar en la tragedia de Cromañón quedaron a lo largo del tiempo en una nebulosa: fueron víctimas de un desorden estructural que perjudicó su trabajo, no llegaron a ser reconocidos lo suficiente debido a la magnitud de la tragedia y a la cantidad de muertes ocurridas y, como si fuera poco, muchos de ellos quedaron con secuelas psicológicas muy duras después de lo vivido.

El incendio en el boliche del barrio porteño de Once, aquel 30 de diciembre de 2004 durante un recital de la banda Callejeros marcó un punto bisagra en la historia de las tragedias argentinas y desnudó lo que era hasta ese momento un inexistente plan de contención y atención ante una catástrofe no natural de esa magnitud.

Carlos Russo, un especialista que ya había trabajado durante los atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA y en la tragedia de LAPA, era el coordinador médico del SAME en ese fin de año. Jamás se imaginaría a lo que se terminaría enfrentando.

“Estaba en mi casa, estaba jugando al ajedrez. No me acuerdo el horario exacto. Estaba escuchando música, no estaba enterado de nada. Yo estaba de vacaciones esa noche. Me llamaron por teléfono desde el SAME para que acudiera porque había ocurrido un incidente masivo donde se superaba la normal tarea del SAME habitualmente y necesitaban de toda la gente”, le explicó a Infobae.

Carlos Russo fue el coordinador médico del SAME durante la tragedia de CromañónCarlos Russo fue el coordinador médico del SAME durante la tragedia de Cromañón

Una vez recibido el llamado, se dirigió de inmediato al centro de operaciones para coordinar toda la atención médica del incendio en Cromañón.

El desorden era total. El trabajo de la Policía, los bomberos y los enfermeros se mezclaba con la desesperación de los sobrevivientes y los familiares que llegaban al lugar y buscaban entrar a Cromañón para buscar a una hermana, una novia, un amigo o un hijo.

“Cromañón en sí tuvo una altísima valencia emocional. Probablemente porque se trataba de una enorme mayoría de gente joven y ligados entre sí”, analizó Russo.

Y completó: “Entonces, esa valencia emocional hacía que fuera muy difícil en el lugar manejar la situación de la manera que uno sabe que tiene que manejarla: resguardando la escena, evitando que la gente entre y salga de la zona de impacto. Es decir, esto es lo ideal: tratar de circunscribir esa escena, que nadie más entre al lugar, porque hay que evitar agregar futuras víctimas, que se pueda asegurar el área, para que después el Sistema de Salud empiece a trabajar trasladando a la gente que tenga que trasladar”.

Carlos Russo hizo una fuerte autocrítica respecto a la organización en la contención de la tragedia de CromañónCarlos Russo hizo una fuerte autocrítica respecto a la organización en la contención de la tragedia de Cromañón

De acuerdo al testimonio de los testigos, mucho tiempo después se pudo comprobar que el 30% de las víctimas mortales de Cromañón fueron personas que habían salido del boliche y regresaron al lugar para buscar a un ser querido.

“Para poder haber asegurado esa escena, como correspondería según los libros, habría que haber hecho un cuadro casi de represión por parte de las fuerzas de seguridad. Y hubiera sido otro lío dentro del lío. No es tan sencillo manejar esto en algunas o en otras situaciones. El protocolo es la parte filosófica de esto, nos indica el por qué tenemos que hacer esto. Respecto al ‘cómo’, a veces es cada lugar el que nos indica que hay algunas cosas del protocolo que hay que ir modificando para que puedan funcionar mejor”.

Por su lado, la psicóloga Claudia Vigil decidió esa noche autoconvocarse, al ver en la televisión el desorden y el caos que se había desatado con el incendio en el boliche.

Soy psicoanalista, no puedo mezclar lo personal con lo profesional. No estoy tan cerca del paciente como lo está el emergentólogo. Pero esa noche había tanto caos y era tanta la demanda que me trasladaba del Hospital de Quemados a la Morgue Judicial. Ida y vuelta. Había que contener a los familiares y también darles información”, contó a Infobae.

Claudia conservó de aquel entonces una situación que no olvidará jamás: “Mi hija tenía 16 años. Ya había constatado que no estaba en Cromañón y me fui a trabajar con calma. Al otro día una mujer, en la puerta de la morgue, me dijo: ‘¿Su nena está acá?’. Yo no la conocía, no sabía quién era, la veía por primera vez en mi vida”.

La psicóloga Claudia Vigil se autoconvocó la noche del 30 de diciembre de 2004 para atender a los familiares de víctimas y sobrevivientesLa psicóloga Claudia Vigil se autoconvocó la noche del 30 de diciembre de 2004 para atender a los familiares de víctimas y sobrevivientes

Y continuó: “Me quedé helada. Ella quería saber si allí estaba su hijo, pero se mostraba tranquila, decía que seguramente estaba bien, que en cualquier momento aparecía o la llamaba. Entonces entré y pregunté y sí, su hijo estaba en la morgue. Cuando se lo comuniqué se reía, no me creía, decía que no podía ser. Al ingresar se desmayó. De ese tipo de situaciones vivimos muchísimas”.

Precisamente, el factor de la búsqueda y la demora en la confirmación de las identidades de las personas fallecidas y los heridos repartidos en los diferentes hospitales de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires fue uno de los factores más críticos en cuanto a la organización de la atención médica. Algunos padres tuvieron que pasar entre 9 y 10 días para poder identificar a sus hijos muertos.

En Cromañón, uno de los inconvenientes graves que tuvimos fue la identificación de las víctimas. Sean vivos o fallecidos. Muchos familiares han tenido que recorrer durante una semana, diez días siguientes a Cromañón, recorrer hospitales o recorrer morgues. Ponéte en el lugar, estás buscando a alguien, que no sabés si está vivo, muerto, no sabés los nombres. Esa identificación correcta tardó entre una semana y diez días”, reconoció Russo.

Carlos Russo, durante una entrevista con InfobaeCarlos Russo, durante una entrevista con Infobae

De hecho, a raíz de ese episodio, el SAME implementaría luego el llamado ECUES, que se trata de un equipo dedicado de manera exclusiva a la recolección de datos personales y de identificación de víctimas en una situación de catástrofe masiva.

Así pasaron los años, pero los recuerdos y los flashes de esa noche fatídica volvieron a lo largo del tiempo a la mente de todos los profesionales de la salud que debieron trabajar con las víctimas de esa tragedia.

“La mejor manera de resolver los traumas de una persona es que logre resignificar lo vivido. No se trata de olvidar, sino de darle un sentido diferente a la vida, a los afectos, a los que quedaron. Es una fecha muy jodida, porque se nota la ausencia y hay muchos papás y muchas mamás que tienen una foto de su hija o de su hijo en un portarretrato y jamás volvieron a verlo”, indicó Vigil.

El sentimiento de Russo, que entre 2015 y 2019 fue el titular de la Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias (DINESA), se mantuvo en la misma sintonía.

“Lloré, mucho. Millones de veces. Me pasa que me encuentro con familiares con los que tengo una gran relación y me largo a llorar. Lo mismo me pasa con la gente de AMIA, me brindan mucho cariño. Pero me puedo tomar esa licencia, se que debo seguir haciendo mi trabajo y no quebrarme. Pero ese momento es tan necesario. No lo puedo explicar”, afirmó.

Y completó: “No había datos ciertos, no podíamos comunicar supuestos. Siempre digo que si un desastre como este no se encara bien desde el principio estamos en presencia de las tres ‘de’: desinformación, desesperación y depresión. Los familiares no tenían las repuestas que esperaban, comenzaban a desesperarse, tenían emociones muy fuertes. Y nosotros entendíamos lo que sucedía. Pero también se deprimían, estaban decepcionados. Hacía horas o días que no sabían nada de sus hijos. Lo pienso y me pongo mal”.

* Este artículo fue realizado con información publicada por Infobae en dos historias de 2018 y 2019

Economia

El gabinete económico analizó la suba de precios de alimentos y estudia medidas

Publicado

on

Por

El Gobierno observa los aumentos en productos frescos como verduras, frutas y carnes, que están fuera del alcance de Precios Cuidados. La canasta básica tuvo en 2020 un incremento más elevado que el IPC

El Gobierno tomó nota de la fuerte suba de precios de alimentos de las últimas semanas y trató ese tema en la reunión de gabinete económico que realizó este jueves por la tarde en la Casa Rosada, según pudo saber Infobae. El Indec dio a conocer que la canasta básica tuvo en 2020 un incremento superior a la inflación general.

El encuentro, encabezado por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, que se realizó el Salón de los Científicos de la Casa de Gobierno. El temario que trataron los funcionarios estuvo integrado por tres cuestiones: alimentos, programa ATP y el nuevo Repro II. En primer lugar, se habló la situación de los precios de alimentos, tras un repunte de la inflación en diciembre (marcó un 4%, la marca más alta de 2020) y que según consultoras privadas la tendencia era de un ritmo de precios mayor al 3% en este primer mes del año. El gabinete económico analizó un sector en particular que está fuera del alcance de los acuerdos con el sector privado como Precios Cuidados: los alimentos frescos, como verduras, frutas y carnes.

Según un estudio de la consultora LCG, “en la primera semana de enero la suba de precios de los alimentos promedió 1,2%, acelerándose 0,8 puntos porcentuales respecto a la semana anterior”. “El índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual promedio de 4,5% en las últimas 4 semanas y 5,5% medida punta a punta (primera semana de enero contra primera semana de diciembre). Estos niveles de precios dejan un arrastre para el resto de enero de 3 por ciento”, resaltó.

El gabinete económico analizó un sector en particular que está fuera del alcance de los acuerdos con el sector privado como Precios Cuidados: los alimentos frescos, como verduras, frutas y carnes.

De acuerdo a un relevamiento realizado por Infobae en base a datos oficiales, a lo largo de 2020 hubo productos con incrementos de hasta casi 180% entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020. Es el caso del kilo de naranja, que pasó de costar $26,41 hace un año a $73,49, lo que implicaría así un incremento de su valor de 178,3%. El relevamiento del Indec incluye precios promedio del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

En segundo lugar, el kilo de manzana tenía un valor de $72,99 en diciembre de 2019 y experimentó un aumento de 154% hasta los $185,56 actuales. Completó el podio de los bienes con mayor nivel de incrementos a lo largo del año el kilo de limón, que subió 135% desde los $56,49 hasta $133,12, midió el Indec.

El Gobierno dio el primer paso en su esquema de control de precios con un acuerdo con las empresas del sector alimenticio y de limpieza para llevar adelante una nueva etapa de Precios Cuidados hasta abril. El próximo escalón, y que ya empezó a desandar el Poder Ejecutivo en los últimos días es un pacto con los frigoríficos para establecer una canasta de referencia para las carnicerías, después de un 2020 en que los cortes llegaron a aumentar por encima del 90 por ciento.

La inflación en los alimentos fueron uno de los temas de debate en el gabinete económico de este jueves. (Foto: Jefatura de Gabinete)La inflación en los alimentos fueron uno de los temas de debate en el gabinete económico de este jueves. (Foto: Jefatura de Gabinete)

En ese sentido, al terminar la reunión de gabinete económico, el ministro de Agricultura Luis Basterra afirmó: “Lo mejor que nos puede ocurrir es que los argentinos nos comprometamos a garantizar el acceso a los alimentos para toda nuestra población”.

“Hay muy buena voluntad de los actores del sector agropecuario y el rol del consejo agroindustrial de congregar sectorialmente a todos los actores de la cadena, y eso nos da la oportunidad de garantizar los alimentos para todos” destacó el funcionario, y amplió: “estamos explorando todas las posibilidades para que sea por consenso, por acuerdos, que alcancemos esos instrumentos para que la población acceda a los alimentos”.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) registró en diciembre un aumento del 5,1%, lo que determina que un grupo familiar compuesto por dos adultos y dos menores necesite percibir ingresos por $ 22.680,97 para no caer en situación de indigencia, con lo que a lo largo de 2020 marcó una suba acumulada de 45,5%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Estamos explorando todas las posibilidades para que sea por consenso, por acuerdos, que alcancemos esos instrumentos para que la población acceda a los alimentos.

Por su parte, el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, marcó un incrementó 4,7% en diciembre, por lo cual el mismo grupo familiar necesitó contar con ingresos por $54.207,53 para no caer debajo de la línea de la pobreza, mientras que el acumulado del año cerró con un aumento de 39,1 por ciento.

En segundo lugar, respecto al programa ATP, el gabinete estudió los casos de empresas que fueron aceptadas para recibir la asistencia salarial y no respetaron las restricciones de la normativa, como la prohibición de comprar dólar mediante contado con liquidación. Esta semana AFIP adelantó que investiga a unas 2000 empresas en falta.

Como balance del programa en 2020, el gabinete económico concluyó que el ATP alcanzó a más de 306.000 empresas (más del 99% de ellas pymes) que percibieron, al menos una vez, los beneficios de ese esquema de asistencia salarial. “El programa permitió complementar los salarios de más de 2,9 millones de trabajadoras y trabajadores del sector privado. La inversión estatal afectada al pago del Salario Complementario en el marco del ATP, durante sus nueve meses de vigencia, alcanzó los 236.000 millones de pesos, equivalente a 0,8% del PBI”.

El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, marcó un incrementó 4,7% en diciembre (EFE/JUAN IGNACIO RONCORONI/Archivo)
El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, marcó un incrementó 4,7% en diciembre (EFE/JUAN IGNACIO RONCORONI/Archivo)

Por otra parte, en la reunión se analizó la continuidad del programa Repro II que reemplazó al ATP y por el cual el Gobierno mantiene la ayuda salarial para unas 3500 empresas de sectores que aún sienten el impacto de la pandemia como el turístico, gastronómico, de entretenimiento y, desde el mes próximo, prestadoras de salud.

También participaron además la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Trabajo, Claudio Moroni; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.

En ese marco, este jueves el Gobierno decidió prorrogar hasta fin de año la doble indemnización por despido y extenderá además la prohibición de despidos por otros 90 días. La primera de las dos medidas fue tomada por el Poder Ejecutivo tras el cambio de administración, mientras que la restricción para cesantías comenzó en marzo, como parte del paquete de medidas para afrontar la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia.

Seguir leyendo

Politica

Empresarios contra el “triple cepo”: aseguraron que la continuidad de la prohibición de despedir y la doble indemnización sólo suman más desconfianza

Publicado

on

Por

Los hombres de negocios cuestionaron la medida por considerar que atenta contra la generación de empleo en un momento de leve recuperación de la actividad económica

El Gobierno confirmó este jueves que prorrogará la prohibición de despidos por 90 días y mantendrá la doble indemnización por todo el 2021. De esta manera, las empresas no podrán despedir sin justa causa y por las causales de fuerza mayor o disminución de la demanda de trabajo.

En ese marco, empresarios y dirigentes empresariales consultados por Infobae cuestionaron la medida por considerar que atenta contra la generación de empleo en un momento de leve recuperación de la actividad económica tras el golpe que asestó la pandemia de coronavirus en 2020 y que amenaza con continuar.

Por estas horas se trata de un tema que preocupa al sector industrial pese a la leve recuperación de la actividad que se registró en los últimos meses.

En mi opinión mantener, el triple cepo de prohibición de suspensiones y despidos, así como la doble indemnización, constituye una medida que conspira contra la generación de empleo genuino y formal”, aseguró Daniel Funes de Rioja, titular de Copal e integrante de la conducción de la Unión Industrial Argentina (UIA).

El Gobierno debe pasar de una agenda defensiva a una agenda ofensiva, con estímulos para la generación de puestos de trabajo (UIA)

“Las pymes podrían ya empezar a contratar en la medida que algunas actividades están mejorando y las cifras negativas de suspensiones se han ido aminorando y se empezó lentamente a crear empleo, pero prorrogar este triple cepo sólo contribuye a generar incertidumbre y desconfianza en un sistema laboral que no ofrece respuestas adecuadas”, destacó.

"Mantener, el triple cepo de prohibición de suspensiones y despidos, así como la doble indemnización, constituye una medida que conspira contra la generación de empleo genuino y formal”, aseguró el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja.“Mantener, el triple cepo de prohibición de suspensiones y despidos, así como la doble indemnización, constituye una medida que conspira contra la generación de empleo genuino y formal”, aseguró el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja.

Los industriales están convencidos de que estas medidas no tienen justificación y que complica los planes de las empresas de contratar personal.

Desde la entidad fabril destacan que los propios datos oficiales señalan que si bien en octubre cayó levemente el número de asalariados registrados del sector privado (-0,1%; -4.244 puestos), para la industria, el décimo mes del año fue el quinto período consecutivo de aumento del empleo registrado industrial (+0,3%; +3.672 puestos). Por lo tanto, dicen, desde septiembre están por sobre el nivel pre pandemia y actualmente lo supera en 4,5 mil trabajadores (+0,4%), como destacó Infobae el martes pasado.

Prorrogar este triple cepo sólo contribuye a generar incertidumbre y desconfianza en un sistema laboral que no ofrece respuestas adecuadas (Funes de Rioja)

En un reciente informe, la UIA aseveró: “Si bien la recuperación mantiene todavía comportamientos heterogéneos entre sectores, partiendo de niveles muy bajos tras la crisis provocada por la pandemia y la recesión de los dos años previos, ya hay empresas con mayor demanda de empleo que comienzan a mostrar subas en las contrataciones. Esta tendencia se manifiesta en las expectativas netas de contratación para los próximos tres meses, que se ubicaron en terreno positivo por segundo mes consecutivo en noviembre”.

Y agregaron que el empleo industrial crece, pero aún hay mucho para recuperar. “El Gobierno debe pasar de una agenda defensiva a una agenda ofensiva, con estímulos para la generación de puestos de trabajo”, explicaron antes de la medida de extensión que se conoció ayer.

Esto es tapar el sol con las manos”, resumió Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC).

Mario Grinman, presidente de la CACMario Grinman, presidente de la CAC

“Una empresa con problemas va a cerrar igual. Este tipo de medidas no ayuda para generar nuevos puestos de trabajo. Si hoy hay un comercio que comenzó a repuntar las ventas, no va a contratar más empleados. Son medidas que se tomaron históricamente en distintos gobiernos, acá a nadie se le ocurre nada nuevo y son medidas que llevan al fracaso. La única manera de salir de las décadas de estancamiento es generando nuevas fuentes de trabajo y se tienen que generar a través del sector privado, no del Estado que provoca déficit”, aseguró el dirigente.

Una empresa con problemas va a cerrar igual. Este tipo de medidas no ayuda para generar nuevos puestos de trabajo (Grinman)

Y añadió que es menester incentivar a que el sector privado confíe en el país y en las autoridades de turno. “Los Gobiernos hacen todo lo contrario. Si no hay tranquilidad ni confianza no se genera clima de negocios y no se puede generar trabajo”, destacó.

Para Martín Cabrales, dueño de la empresa cafetera que tiene su nombre, esta medida “impacta y mucho”. En ese sentido, remarcó: “Supongo que aún más en las pymes. Antes de contratar lo van a pensar dos o tres veces y hay muchas empresas muy comprometidas. Si no pueden despedir y tienen que pagar doble es tremendo”.

Para Martín Cabrales, la prórroga del decreto que prohíbe despidos “impacta y mucho” (Prensa Martín Cabrales)Para Martín Cabrales, la prórroga del decreto que prohíbe despidos “impacta y mucho” (Prensa Martín Cabrales)

De acuerdo al empresario, la gran mayoría no tienen plata para indemnizar. “Nadie piensa en despedir porque no podrían pagarle a nadie, eso las que están en pie aún, porque muchas ya no existen. Si bien esto no es para nuevas contrataciones, tomar empleados en este contexto es algo casi impensado para estas compañías”, destacó.

En tanto, desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) aseguraron que la situación que la prórroga plantea es que muchas empresas que no pueden pagar los sueldos van a terminar informatizándose o cerrando, porque hay muchas empresas que están en una situación límite.

“Las empresas que no puedan afrontar esto van a terminar cerrando. Realmente, es una situación compleja. Cuando una cierra la puerta de salida también cierra la de entrada. Por más que esto no aplica a nuevos empleados desalienta la generación de nuevos empleos porque hay miedo de que esto siga prorrogándose”, aseguraron.

A su turno, el especialista en derecho laboral, Julián De Diego, dijo que para recuperar la confianza hay que salir del cepo laboral, aunque sea de forma gradual.

Para eso, consideró necesario “ir bajando primero el 100% de aumento de indemnización a 80 o 75 por ciento, después a 50 por ciento, y así. Y la prohibición podría levantarse y permitirlas bajo el esquema de doble indemnización”.

En estos meses en que estuvo vigente la doble indemnización y la prohibición de despidos, en los casos de empresas que inexorablemente no podían seguir, los despidos se realizaron igual (De Diego)

Según De Diego, para sostener un esquema de ese tipo el Gobierno tiene que mantener el Programa ATP. “Si a un empleado que está suspendido el Estado le paga 34.000 pesos, cubre gran parte del costo al empleador. El programa Repro son chirolas en comparación. En estos meses en que estuvo vigente la doble indemnización y la prohibición de despidos, en los casos de empresas que inexorablemente no podían seguir, los despidos se realizaron igual. Nadie pagó la doble o llegaron a un acuerdo con los empleados para pagar menos o cerraron la cortina y no pagaron nada”, detalló.

Nadie piensa en despedir porque no podrían pagarle a nadie, eso las que están en pie aún, porque muchas ya no existen (Martín Cabrales)

Por su parte, la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba) le pidió al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, poner en marcha herramientas para “incentivar el consumo” y reclamó también la finalización de la prohibición de despidos y la doble indemnización.

Dentro de las propuestas de reactivación inmediata solicitadas por la entidad se encuentran las de “activar un plan de fomento a la producción, la creación de un fondo de ayuda para las pymes, y la continuación del programa de Aporte al Trabajo y la Producción (ATP)”, indicó la federación que representa a 230 entidades.

En materia laboral, piden la finalización de la prohibición de los despidos y la doble indemnización algo que finalmente no sucederá.

Contexto laboral

Los puestos de trabajo sufrieron una caída interanual del 9,2% en el tercer trimestre del 2020, equivalente a 1,9 millones de empleos, por el impacto de la crisis sanitaria y la recesión, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

De 20.755.000 puestos que existían en el tercer trimestre de 2019, se bajó a 18.848.000 en el mismo período del 2020.

Los empleos registrados descendieron 3,3%, pero los más golpeados fueron los trabajadores informales o en negro, un sector que cayó 18,8%. En tanto, los monotributistas e independientes descendieron 12,2 por ciento.

Cabe recordad que para limitar el impacto de la pandemia de coronavirus sobre el mercado de trabajo, el Poder Ejecutivo impuso la prohibición de los despidos y la penalidad del pago de doble indemnización a las empresas que dispusieran cesantías sin causa de su personal.

La prohibición de despidos fue decretada inicialmente a fines de marzo, y prorrogada en dos oportunidades.

Seguir leyendo

Educación

Soledad Acuña defendió el descuento para los docentes que no vayan a las aulas a trabajar: “Acá no hay castigo para nadie, sino condiciones diferentes”

Publicado

on

Por

La funcionaria diferenció “la vocación y la voluntad de todos los docentes para la vuelta a la presencialidad de las manifestaciones de algunos sindicalistas”

Luego de que se confirmó que en la Ciudad de Buenos Aires se implementará un regreso escalonado a las clases presenciales a partir del 17 de febrero próximo, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, defendió también la medida que tomará su administración de descontarles cada día no trabajado a los maestros que, por una decisión sindical, no quieran asistir a las escuelas. Aseguró que esto no se trata de un “castigo para nadie, sino condiciones diferentes dependiendo de cada situación”.

Sucede que, en el marco del ciclo lectivo que está por comenzar, algunos gremios del sector se mostraron en contra de la vuelta a los colegios. Este es el caso de Ute-Ctera, que es el que más cantidad de afiliados tiene en la Capital Federal y consideró que “el nivel de circulación” dentro de esos establecimientos “es tan alto que podría compararse con una fiesta clandestina”.

El secretario adjunto de Ademys, Jorge Adaro, incluso amenazó con un paro por este motivo y le reclamó al Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta que afronte los gastos de higiene como alcohol en gel y de traslado, y que garantice el transporte con micros escolares hacia cada edificio.

“Nosotros reconocemos el trabajo enorme de todos los docentes y por eso yo diferencio la vocación y la voluntad de todos ellos para la vuelta a la presencialidad de algunas manifestaciones de algunos sindicalistas”, sostuvo Acuña al respecto.

Durante una entrevista en el programa Intratables por América TV, la ministra de Educación porteña señaló que el descuento no será para todos los que no vayan a la escuela. “Las condiciones para la presencialidad de los docentes están determinadas”, aclaró.

“Así como conté que para los niños y niñas hay un listado del Ministerio de Salud que define cuándo se es población de riesgo, lo mismo sucede para los adultos. En el caso de que el docente sea de riesgo, hay una nueva licencia que está en las normativas del año pasado y que los exceptúa de la presencialidad, pero no del trabajo; tienen que seguir dando clase a distancia”, explicó.

Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys, uno de los gremios más combativos dela Ciudad de Buenos AiresJorge Adaro, secretario adjunto de Ademys, uno de los gremios más combativos dela Ciudad de Buenos Aires

En este sentido, resaltó que “otra cosa diferente es cuando hay una medida de fuerza en la que, por derecho laboral, deciden que no van a ir” a las aulas, y recordó que “en la Ciudad, siempre que hubo paro, hubo descuento por día”.

“Ellos pueden tomar la medida de fuerza que quieran, pero no están yendo a trabajar. Cuando no van a trabajar, se descuenta el día. Esto ha sido siempre así en la Ciudad, incluso fue a la Justicia y fue ratificado, por lo que tiene todo el marco de legalidad que corresponde. Ellos tienen el derecho a manifestar su posición y el Estado, a descontar el día no trabajado”, insistió.

Por otra parte, Acuña se refirió a la problemática del medio de movilización ante el inminente regreso a la presencialidad e indicó que “de los estudiantes de primaria solo 30% utiliza el transporte público, de los cuales el 94% usa el colectivo”; mientras que, “a nivel secundaria”, esas cifras son del 42 o 43% y más del 90%, respectivamente.

Sin embargo, adelantó que junto al Ministerio de Transporte de la Nación ya se están analizando “varias medidas”, como que “los colectivos aumenten su frecuencia, sobre todo en los horarios de ingreso y egreso de las escuelas”, además de “prioridad para los alumnos” e “incentivar el uso de la bicicleta”.

Seguir leyendo

Las más leidas