Connect with us

Nacionales

Las siete claves del proyecto de reforma judicial

Publicado

on

La iniciativa presentada por Alberto Fernández busca descentralizar a la Justicia Federal, unificar fueros y cámaras, crear fiscalías y defensorías, transferir competencias a CABA y restablecer pautas para garantizar la independencia de los jueces.

Creación de la Justicia Federal Penal porteña con 23 nuevos juzgados para descentralizar las decisiones que hoy toman un puñado de jueces en Comodoro Py. Unificación de los fueros penales económicos, unificación de cámaras y creación de fiscalías y defensorías para los nuevos tribunales. Transferencia a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de las competencias para investigar delitos no federales cometidos en su territorio, pendiente desde la reforma constitucional de 1994. Unificación de los fueros civil y comercial con el contencioso administrativo. Fortalecimiento de la Justicia Federal de las provincias sobre la base de un proyecto impulsado por el gobierno de Cambiemos, con 94 nuevos juzgados y 85 fiscalías. Reglas de actuación para garantizar la independencia de los jueces y evitar presiones de grupos de poder. Y creación de un Consejo Consultivo integrado por reconocidos juristas que deberán elevar propuestas para fortalecer el Poder Judicial y el ministerio público. Esos son los puntos centrales de la propuesta de reforma judicial que anunció el presidente Alberto Fernández y que el Gobierno volcó en un proyecto de ley de 46 páginas, que ahora deberá tratar el Congreso.

“Sólo busco hacer la República que todos declaman pero que algunos humillaron”, señaló el jefe de Estado luego de resumir los trazos gruesos del rol del Poder Judicial durante el último siglo: desde la legitimación al golpe contra Hipólito Yrigoyen y el desprecio por la Constitución durante la última dictadura, pasando por las designaciones de Raúl Alfonsín en la Corte y el Juicio a las Juntas, la “mayoría automática” menemista, la reconstrucción del máximo tribunal y las limitaciones de las facultades presidenciales para nombrar jueces en el gobierno de Néstor Kirchner y la sanción del nuevo Código Procesal Penal en el de CFK, hasta su suspensión por decreto de Mauricio Macri, el retorno de los fondos reservados a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), su trabajo sucio en tribunales al servicio del gobierno y el uso de la prisión preventiva como pena anticipada durante la era Cambiemos.

Desconcentrar

La primera parte del proyecto buscar enfrentar la concentración de poder en un pequeño número de magistrados, que implicó la politización del fuero y la manipulación de causas en función de los vientos políticos. La herramienta es la creación de la Justicia Federal Penal porteña, que unifique los actuales fueros Criminal y Correccional Federal con el Penal Económico, y la creación de 23 nuevos juzgados, que se sumarán a los 23 existentes. Una de las dos secretarías que conforman cada uno de esos juzgados pasaría con todo su personal a los nuevos.

La lógica de ampliar el número apunta también a “adecuar la labor jurisdiccional a la demanda que deriva de la puesta en marcha del sistema acusatorio que impone el Código Procesal Penal Federal”, destacó Fernández. Para no afectar el principio de juez natural en las causas en curso, todos los juicios e investigaciones seguirán hasta su finalización en manos de los magistrados y tribunales que los están tramitando.

Subrogancias transparentes

Hasta tanto concluyan los concursos para designar nuevos jueces, el proyecto plantea “un sistema de subrogancias que busca la máxima transparencia”, explicó el Presidente. La Cámara Nacional de Casación deberá elaborar una lista de jueces dispuestos a subrogar los nuevos juzgados, con excepción de quienes registren atrasos significativos o reiterados incumplimientos de plazos legales. El Consejo tendrá treinta días para elegir, con mayoría especial, a 23 candidatos, en base a sus antecedentes y especializaciones y respetando “la diversidad de género en la selección”. La nómina pasará entonces al Ejecutivo, que los designará previo acuerdo del Senado. Las subrogancias sólo podrán durar un año, con un plus de un semestre.

Fiscalías y defensorías

Para complementar el nuevo esquema, además de la redistribución de fiscales y defensores existentes, el proyecto prevé la creación de 23 nuevas fiscalías federales ante los juzgados y cinco ante tribunales orales, cada cual con su secretaría, más otras ocho defensorías ante jueces y cámaras, y tres ante tribunales.

Delitos no federales en CABA

El proyecto propone además transferir a los tribunales porteños la competencia para investigar y juzgar los delitos no federales que se cometen en CABA, completando el proceso de transferencia de competencias dispuesto en la reforma constitucional de 1994. El gobierno tendrá tres años de plazo para suscribir los acuerdos y convenios necesarios con la Ciudad, que deberán incluir también la transferencia de recursos.

Fueros unificados

El segundo título del proyecto plantea la unificación plena de los fueros Civil y Comercial Federal con el Contencioso Administrativo de CABA. El Presidente destacó que los “numerosos conflictos de competencia” entre uno y otro atentan “contra la celeridad, eficiencia y eficacia tan reclamada a la labor judicial”.

Justicia Federal en las provincias

El tercer título apunta a fortalecer la Justicia Federal en las provincias y recoge un proyecto impulsado por senadores macristas en el marco del programa “Justicia 2020”, que llegó a tener trámite parlamentario y que a su vez tomaba en consideración 114 proyectos presentados a partir de 2008. La iniciativa prevé la creación de 94 juzgados federales de primera instancia a lo largo y ancho del país, que en principio operarán con funcionarios y empleados de secretarías penales ya existentes. La acusación pública en las provincias se fortalecerá con la creación de 85 nuevos cargos de fiscales y de 23 defensores.

Pautas para los jueces

El último título del proyecto busca reestablecer las pautas de actuación de los jueces federales que había dispuesto el Congreso mediante la ley 27.146. Mauricio Macri la suspendió por decreto apenas asumió como presidente, por motivos comprensibles si se considera la relación de su gobierno con Comodoro Py. Las normas que todo juez federal debería volver a respetar si se aprueba la reforma judicial son, textualmente:

a) Mantener un trato equivalente con las partes, sus representantes y abogados.

b) Evitar comportamientos que indiquen favoritismo, predisposición o prejuicio respecto de cualquiera de las partes.

c) Garantizar que las personas reciban un trato digno e igualitario.

d) Ejercer sus funciones libres de interferencias.

e) Comunicar al Consejo de la Magistratura de la Nación cualquier intento de influencia en sus decisiones por parte de poderes políticos o económicos, miembros del Poder Judicial, Ejecutivo o Legislativo, amistades o grupos de presión de cualquier índole, y solicitar las medidas necesarias para su resguardo.

f) Evitar que el clamor público y el miedo a la crítica incidan en sus decisiones, y en ningún caso deberán actuar en base a consideraciones de popularidad, notoriedad u otras motivaciones impropias.

g) Evitar valerse del cargo para promover o defender intereses privados, transmitir ni permitir que otros transmitan la impresión de que se hallan en una posición especial para influenciar.

El proyecto plantea que el incumplimiento de cualquiera de las pautas citadas constituya causal grave de mal desempeño, más allá de las sanciones administrativas y penales que pudieran corresponder.

Nacionales

El Gobierno oficializó la Ley de Teletrabajo: las claves y cuándo comienza a regir

Publicado

on

Por

El régimen que establece las condiciones a tener en cuenta a la hora de implementar esta modalidad laboral fue publicada en el Boletín Oficial.

El Gobierno oficializó este viernes la Ley de regulación del Teletrabajo que comenzará a regir 90 días después de que termine el aislamiento social, preventivo y obligatorio. La medida fue publicada en el Boletín Oficial.

El régimen legal del contrato de teletrabajo está enmarcado en la ley 27.555 y, según explica en su artículo 1, busca establecer los presupuestos legales mínimos para la regulación de la modalidad en aquellas actividades que, por su naturaleza y particulares características, lo permitan”. Y añade: “Los aspectos específicos se establecerán en el marco de las negociaciones colectivas”.

“La representación sindical (del empleado) será ejercida por la asociación sindical de la actividad donde presta servicios”, dicta la ley.

La norma, tal como se estableció en el Congreso, se aplicará cuando la tarea a desempeñar “sea efectuada total o parcialmente en el domicilio de la persona que trabaja, o en lugares distintos al establecimiento o los establecimientos del empleador, mediante la utilización de tecnologías de la información y comunicación”.

Las claves de la norma

Quienes desempeñen tareas de este tipo “gozarán de los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajan bajo la modalidad presencial y su remuneración no podrá ser inferior a la que percibían o percibirían bajo la modalidad presencial“. Además, el empleador debe proporcionar el equipamiento, las herramientas y el soporte que se necesiten para el desempeño de las tareas. El trabajador tendrá, también, “derecho a la compensación por los mayores gastos en conectividad y/o consumo de servicios que deba afrontar“.

El empleador deberá “garantizar la correcta capacitación” de sus trabajadores para que puedan adoptar esa modalidad de trabajo, que debe ser -a su vez- voluntaria y reversible. Esto quiere decir que se deberá acreditar la voluntad del empleado de ejercer el teletrabajo y, si así lo desea, este podrá volver al sistema presencial. “La negativa del empleador dará derecho a la persona que trabaja bajo esta modalidad a considerarse en situación de despido o accionar para el restablecimiento de las condiciones oportunamente modificadas”.

Se deberán establecer los horarios de la jornada laboral y los empleados tendrán “derecho a la desconexión digital”, sin que por ello sean sancionados. Es decir que “el empleador no podrá exigir a la persona que trabaja la realización de tareas, ni remitirle comunicaciones, por ningún medio, fuera de la jornada laboral”.

Quienes “acrediten tener a su cargo, de manera única o compartida, el cuidado de personas menores de trece años, personas con discapacidad o de adultos mayores que convivan con la persona trabajadora y que requieran asistencia específica, tendrán derecho a horarios compatibles con las tareas de cuidado a su cargo y/o a interrumpir la jornada”.

En el documento publicado en el Boletín Oficial se establece, por otro lado, que “el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación será la autoridad de aplicación de la ley”. Y añaden: “La presente ley entrará en vigor luego de 90 días contados a partir de que se determine la finalización del período de vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

Seguir leyendo

Nacionales

Alberto Fernández anunció que Argentina producirá la vacuna de Oxford

Publicado

on

Por

La vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y el Laboratorio AstraZeneca llegará al país durante el primer semestre de 2021. Costará entre tres y cuatro dólares.

“El Laboratorio AstraZeneca ha firmado un acuerdo con la fundación Slim para producir entre 150 y 250 millones de vacunas destinadas a toda Latinoamérica con excepción de Brasil. Estarán disponibles para el primer semestre de 2021 y será distribuida equitativamente entre los países que así lo demanden”, señaló Alberto Fernández que, acompañado por el ministro Ginés González García y por la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, abrió la conferencia de prensa en Olivos. Y continuó: “La producción latinoamericana estará a cargo de Argentina y de México y eso permitirá un acceso oportuno y suficiente de la vacuna a toda la región. Serán los puntos referenciales y me alegra que podamos traer una solución al continente. Es una linda noticia, un dato esperanzador”, dijo el mandatario. Argentina se encargará de la producción de la materia prima –de la sustancia activa–, mientras que México se encargará de envasar el producto y de completar el proceso de producción de la misma.

Además destacó que el aporte de la Fundación Slim (creada por el magnate mexicano con ese mismo apellido) permitirá el acceso a “precios mucho más razonables”. Según el Presidente se calcula que cada dosis costará entre tres y cuatro dólares y que los primeros que las recibirán serán los adultos mayores y los grupos en riesgo. Individuos cuya historia clínica de enfermedades precedentes los coloquen en un lugar de mayor vulnerabilidad con respecto al resto de la ciudadanía. En última instancia, recibirá su vacuna todo el resto de la población.

Asimismo completó su discurso en referencia a las ventajas que trajo para la nación participar del acuerdo: “Argentina accederá entre seis y doce meses antes, tiempo en el que no hubiéramos conseguido acceder si previamente no hubiéramos desarrollado este acuerdo. Nuestro país y México serán los responsables de la cadena de producción, lo que para nosotros es una gran alegría”, apuntó. En Argentina, AstraZeneca eligió al laboratorio mAbxience, parte del grupo Insud del empresario local Hugo Sigman, que será el responsable de la producción de la sustancia activa de la vacuna. “Esto es un inmenso desafío para la industria nacional y es un reconocimiento a la calidad de los laboratorios locales. Quiero expresar mi satisfacción por esto, porque pone a Argentina en un lugar de tranquilidad, de poder contar con la vacuna en tiempo oportuno cuando la necesitemos y en cantidad suficiente para cubrir la demanda que de forma más inmediata hay que cubrir”, continuó Fernández.

A su turno, el ministro de Salud Ginés González García, planteó: “Estamos contentos y orgullosos. Estamos tratando de asegurar el acceso y una manera de ello es que el precio sea razonable. No es fácil producir la materia prima de una vacuna de esta complejidad y que tengamos la capacidad nacional de producción nos llena de orgullo”. Enseguida enhebró un diagnóstico de la competencia mundial y de la situación de la candidata de Oxford en este escenario: “Esta vacuna viene a la delantera, ya existen publicaciones que marcan una extraordinaria capacidad de inmunidad de la vacuna con una sola dosis. El 91% de los voluntarios tienen inmunidad y con dos dosis el 100%”.

Luego, ante las consultas de los periodistas presentes en la Residencia de Olivos, Alberto Fernández enfatizó en que la noticia del acuerdo: “es un gran alivio para el futuro, no una solución para el presente”. En esta línea, destacó la importancia del aislamiento y de la responsabilidad social porque “el riesgo está y el virus no se ha ido. Hasta aquí nada mejor que preservarse, el aislarse”. De esta manera, hizo hincapié en la circulación y en las reuniones sociales como los factores principales en los que se debe concentrar la atención. “Vuelvo a pedirles que por favor entiendan el riesgo que estamos corriendo, los convoco una vez más a la prudencia de cuidarse”, culminó.

Sus características

La vacuna está basada en un adenovirus, un patógeno que suele infectar a humanos y también a otros animales. “Lo que tienen de bueno las vacunas basadas en virus es que estos patógenos saben muy bien cómo entrar a nuestras células, son realmente expertos. En este caso, la propuesta de Oxford es inyectarnos uno que no es capaz de replicarse en nuestro cuerpo”, dice Juan Manuel Carballeda, investigador del Conicet en el Laboratorio de Virus Emergentes de la Universidad Nacional de Quilmes. Y continúa: “De hecho, al no replicarse en otras células, las vacunas suelen ser más seguras y no producen daños colaterales. Quizás el aspecto negativo es que, precisamente, al no replicarse puede que no sea suficiente con una sola inoculación para repeler al Sars CoV-2. Por el momento, se vio que despierta la respuesta inmunológica pero habrá que esperar”, advierte.

El sistema inmune humano detecta al agente infeccioso y esa respuesta inmunológica puede ser útil para el Sars CoV-2 y así prevenir la enfermedad. La pregunta que se abre, en este sentido, es: ¿por qué un adenovirus podría entrenar nuestras defensas para el coronavirus? “El adenovirus fue modificado genéticamente y expresa la proteína Spike (S). Es la más visible en su estructura y es la que utiliza el Sars CoV-2 siempre que quiere ingresar a nuestras células. Constituye el blanco ideal para aprender a atacar al coronavirus desde el sistema inmunológico”, describe Carballeda. Por intermedio de ingeniería genética, fue diseñada de tal manera que, aunque se asimila lo suficiente al coronavirus, no causa ningún peligro a las personas. Por ello, los responsables del análisis señalan que es “segura”.

Desde esta perspectiva, apunta Gabriel Rabinovich, director del Laboratorio de Inmunopatología del Instituto de Biología y Medicina Experimental (Conicet) y referencia en el área: “Tengo mucha expectativa en estas vacunas basadas en adenovirus. Emplean vectores de virus inactivados que son inocuos y que no se replican. Libera la proteína Spike y genera la respuesta del organismo. Sabemos que fue probada en más de mil voluntarios y los resultados preliminares de éstos ensayos clínicos se difundieron el 20 de julio en The Lancet. No solo indujo anticuerpos sino linfocitos T, que neutralizan y luego eliminan a las células infectadas”, apunta Gabriel Rabinovich, director del Laboratorio de Inmunopatología del Instituto de Biología y Medicina Experimental (Conicet), docente de la UBA y referencia en el área. Y luego completa: “Genera una memoria inmunológica muy contundente. Una sola dosis fue suficiente pero dos dosis despiertan una respuesta del cuerpo mucho más robusta; habrá que ver cómo será el esquema definitivo. En los primeros ensayos no se generaron efectos adversos salvo los contemplados, unas líneas de fiebre en algunos casos puntuales”.

La candidata de Oxford ya atravesó con éxito una primera etapa. Fue probada en 1077 voluntarios sanos de Reino Unido (entre 18 y 55 años) y demostró el desarrollo de defensas: anticuerpos que neutralizan y linfocitos T que destruyen a las células infectadas. A mediados de julio, como destacaba Rabinovich, éstos resultados fueron presentados en The Lancet, la prestigiosa revista del rubro médico. Este aspecto marca una distancia respecto de la versión rusa, cuyos resultados en fases preliminares no fueron cotejados por pares. Un requisito que se debe cumplir para otorgarle una mayor validez al desarrollo. Al respecto, destaca Rabinovich: “Hace 10 días también el mismo grupo de Oxford publicó un paper en Nature en el que comprobaron que en ratones y en macacos la vacuna era inmunogénica. Indujo respuestas de anticuerpos y linfocitos T: ambos disminuyeron la carga viral en el líquido bronco-alveolar (que está en los pulmones), en el tejido respiratorio y no manifestaron ninguna neumonía. Esta opción es la que mejor encaminada viene”.

En el presente, la fase 3 está siendo evaluada en miles de voluntarios en Brasil, Reino Unido, Sudáfrica y en Estados Unidos. Cuanto más aleatoria sea la muestra más robusta será la metodología. Los expertos procuran analizar por cuánto tiempo las defensas permanecen en el organismo, así como también escalar la prueba. Examinar, en efecto, si es factible generar las miles de millones de dosis que son necesarias para vacunar a todo el mundo contra el Sars CoV-2.

Los huevos en canastas distintas

Como la incertidumbre es la regla y nadie tiene absolutamente todas las respuestas, el gobierno argentino ha optado por apuntar en simultáneo a varios frentes. Ello fue expuesto por el propio Alberto Fernández: “Estamos abiertos a cualquiera que nos pueda aportar la solución. Cuando le escribí a Putin le recordaba la necesidad de socializar la tecnología para alcanzar la vacuna. El proyecto de AstraZeneca y la Universidad de Oxford nos ofrece la tecnología para que lo desarrollemos nosotros y es sin fines de lucro. Lo que queremos es que los argentinos puedan inmunizarse cuanto antes frente al riesgo de contagio. El que primero traiga la vacuna será muy bienvenido”.

Esta perspectiva, por supuesto, también es sostenida por el titular de Salud. “No es la única negociación ni la única alternativa. Seguimos trabajando y conversando con otros proveedores, de manera tal de asegurarnos cuál es la mejor y en qué momento la podemos comprar. También es cierto que tener la capacidad de producción local es una excelente noticia. Accederemos a la vacuna en tiempo y forma”, acotó Ginés González García. Si bien aún no culminaron los ensayos experimentales se comenzará a producir. “El hecho de que éstas tecnologías estén siendo producidas por países del Hemisferio Norte podría, potencialmente, haber puesto en riesgo el acceso. Creemos que de esta manera estamos asegurándonos un lugar distinto. Todos queremos que esté cuanto antes y haremos todo lo posible para que ello suceda”, remató González García.

A principios de julio el mandatario británico Boris Johnson aseguraba para sus ciudadanos la producción de 100 millones de dosis. Mientras tanto, la compañía biotecnológica británica ha comunicado que está preparada para fabricar 2 mil millones. En este marco de competencia mundial, los Ejecutivos que se muestren más rápidos de reflejos y coloquen mejor sus fichas serán finalmente los que saldrán ganando en este contexto de excepción y de tanta incertidumbre.

Días atrás, fuentes del Ministerio de Salud argentino apuntaron que “depositaban mucha confianza en la solución que pudiera prevenir de la Universidad de Oxford”. Según la OMS, ya son más de 165 las vacunas que compiten en el planeta y al menos seis las que tienen chances de podio. Esta semana Rusia se adelantó con su fórmula y parece liderar la competencia, aunque despertó las alertas de la comunidad científica porque sus investigaciones son incompletas hasta la fecha. Mientras tanto, en Argentina, Pfizer y BioNTech se encuentran probando la versión propia en el Hospital Militar Central. Lo más probable es que no sea una sola vacuna la que llegue al objetivo en 2021 y ello, desde cualquier punto de vista, representa una buena noticia.

pablo.esteban@pagina12.com.ar

Seguir leyendo

Nacionales

Argentina es uno de los pocos países que mantiene prohibidos la mayoría de los vuelos locales e internacionales

Publicado

on

Por

El gobierno reconoció que es poco probable que el 1° de septiembre se reanuden las operaciones como estaba previsto. Las grandes naciones de América adoptaron otra estrategia y ya tienen actividad en sus aeropuertos o anunciaron una fecha concreta de reanudación

La Argentina, según la circular 144/2020 de la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil -organismo que dirige Paola Tamburelli-), prohibió hasta el 1° de septiembre la posibilidad de vender tickets a las aerolíneas. A partir de esa disposición, la industria aeronáutica (y los pasajeros) habían empezado a prepararse para el regreso de la actividad. Sin embargo, parece que tendrán que seguir esperando. El propio ministro de Transporte, Mario Meoni, puso en stand by la promesa: “Hasta tanto las autoridades sanitarias no tengan un panorama más claro respecto a la situación en general, los vuelos van a seguir estando restringidos”, señaló. Y colocó la pelota más lejos del arco: “Esperamos que el transporte aéreo vuelva en los próximos 60 días”.

Los gremios tampoco están muy convencidos de volver a la actividad. Dicen que no están dadas las condiciones para poder fiscalizar y habilitar las aeronaves y piden más garantías para el resguardo de la salud de sus afiliados.

La aviación comercial (aerolíneas, operadores aeroportuarios, empresas que operan en los aeropuertos -restaurantes, comercios, etc.-, fabricantes de aeronaves y proveedores de servicios de navegación aérea) genera en el país 71.000 mil empleos directos. Con la compra de bienes y servicios de proveedores, otros 79 mil.

Se calcula que con el dinero que hacen circular quienes trabajan en el sector, otros 51 mil empleos son sustentados.

Y las conexiones turísticas por vía aérea contribuyen a sostener 129 mil puestos de trabajo.

En total, 329 mil personas viven de lo que genera la actividad aerocomercial. Representa casi 12 mil millones de dólares; el 2,1% del PBI argentino.

Sin embargo, salvo algunas pocas excepciones, está todo parado desde marzo.

El desplome de la cantidad de vuelos en la Argentina. Los pocos que hay no son comerciales. Fuente: OACIEl desplome de la cantidad de vuelos en la Argentina. Los pocos que hay no son comerciales. Fuente: OACI

Lo particular del caso es que la Argentina es uno de los pocos países grandes de América que ha mantenido medidas tan estrictas con respecto a la actividad aerocomercial en medio de la cuarentena vigente por el avance del coronavirus.

Canadá, Estados Unidos, México, Brasil, Ecuador, Chile, Perú y Uruguay tienen actividad en sus aeropuertos.

Cuba habilitó el arribo de turistas. Y Colombia ya anunció el regreso de las operaciones a partir del 31 de agosto.

Argentina, Venezuela, Panamá y Paraguay mantienen sus fronteras prácticamente cerradas.

El aeropuerto de Ezeiza, vacío: por ahora no hay fecha concreta para el regreso de la actividadEl aeropuerto de Ezeiza, vacío: por ahora no hay fecha concreta para el regreso de la actividad

“Argentina es el único país grande de la región que aún no abrió su mercado doméstico de vuelos”, explicó a Infobae Rafael Echevarne, director general ACI-LAC (Consejo Internacional de Aeropuertos, Latinoamérica y Caribe).

La prohibición rige para vuelos domésticos y conexiones internacionales.Hay algunas pocas excepciones, como las concedidas a empresas como KLM o Air France, que fueron habilitadas a transportar pasajeros que tengan doble nacionalidad o posean un permiso especial por estudio o trabajo. La otra alternativa que existe para salir del país por vía aérea son los vuelos privados, que son mucho más caros que las operaciones comerciales y de acceso mucho más limitado.

“En estos momentos hay varios países con actividad: México y Brasil nunca cerraron su tráfico doméstico. Se sumaron Chile, Ecuador, Perú, Costa Rica y Honduras, por nombrar a los más importantes. En México ya hay vuelos internacionales. Ecuador también: allí se permite la entrada de extranjeros, pero se pide que tengan hecha la prueba de Covid y hagan cuarentena”, repasó Echevarne.

En Uruguay, que permite vuelos internacionales pero no admite la entrada de extranjeros, y en Canadá casi no hay restricciones y están habilitados los vuelos a Europa.

A la par, los países que habían aplicado medidas similares a la Argentina ya reanudaron la venta de pasajes. Acá, en el mejor de los casos, se espera que eso suceda formalmente a partir del 1° de septiembre, independientemente de que algunas compañías estuvieron ofreciendo tickets en fechas de promociones especiales como el hot sale o comercializan conexiones que quedan sujetas a confirmación.

América Latina es la región que tuvo una reducción más drástica de los vuelos. Actualmente, en esta semana de agosto, la oferta de vuelos registró una caída de 73% con respecto al mismo período del año pasado. Los Estados Unidos tienen 51% menos de asientos disponibles, Europa 52% y Asia, 40 por ciento.

“El tema es que en Europa, los Estados Unidos y Asia el transporte se reactivó, no hay prohibiciones excepto las que pongan los países. Pero eso en América Latina no se está dando. En Argentina particularmente la situación es muy preocupante. No tenemos una fecha de apertura. Se había hablado en un principio del 1° de septiembre, pero tenemos un posible retraso”, analizó Echevarne.

-La ANAC no se pronunció, pero los sindicatos y el ministro de Transporte ven poco probable que se pueda…

-Es tremendo para la economía. Muchos piensan que volar es un lujo, pero no es así. Volar es una necesidad. Sobre todo en América Latina, donde no hay una infraestructura alternativa. No existen autopistas como en EE.UU y Europa, ni redes de ferrocarril como en esas regiones. Fíjese en su país. La temporada de invierno de Bariloche se ha perdido. Y eso no solo afecta a la industria del transporte aéreo, sino a otras industrias. La más obvia, por supuesto, es la del turismo. Pero independientemente del número de contagios, cada lugar tiene su realidad. Colombia es otro país donde sucedía lo mismo que en la Argentina, ya está haciendo pruebas piloto entre ciudades del país. Por lo que solo quedaría Argentina como el único país grande de la región sin abrir el mercado doméstico. Y son países que, por tamaño o por geografía, dependen de los vuelos para comunicarse. Perú y Ecuador han reactivado los vuelos domésticos. También Chile, pero con algunas restricciones. Y en Brasil y México siempre los hubo.

infobae-image

El vicepresidente regional para las Américas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Peter Cerdá, planteó un panorama similar. “Esta región es la que más tiempo ha estado cerrada a nivel global, en agosto entramos al quinto mes en tierra. Además, existe una falta de claridad con respecto a las fechas de reapertura del transporte aéreo en varios países. Si continúan las restricciones o cierre de fronteras, es probable que muchas aerolíneas no puedan resistir y que más operadores cesen operaciones o cancelen rutas, como hemos podido empezar a ver en este último tiempo”, aseguró.

Y desarrolló: “Un mercado con menos aerolíneas representa menos conectividad, menos oportunidades de desarrollo y empleo y menos alternativas para los pasajeros. En junio, el tráfico de pasajeros en América Latina cayó 91.2% en comparación con 2019. Sin embargo, en los vuelos que sí operaron, el factor de ocupación fue de 66.2%, lo cual indica que existe demanda. El transporte aéreo no es un lujo en este continente, es una necesidad. En esta región dependemos de la aviación por ser un medio de transporte seguro y eficiente”.

Según Cerdá, los gobiernos de América Latina son los que menos apoyo financiero han dado a las aerolíneas de la región. Para el año 2020 la industria prevé pérdidas de USD 84 mil millones a nivel global y USD 4 mil millones para las líneas aéreas en América Latina. “Con las fronteras cerradas no hay vuelos y el impacto es enorme para todos. Cada vez que alguien viaja, desencadena un efecto dominó de aporte, valor y consumo. La crisis está llevando al límite de supervivencia a las empresas”, precisó.

Al ser consultado sobre la situación puntual de la Argentina, señaló: “Las aerolíneas estamos muy preocupadas por la fecha de reactivación de los vuelos. Hasta ahora hemos mantenido un diálogo transparente y fluido con las autoridades en Argentina para que se avance en la aplicación de los protocolos sanitarios previstos por IATA y la OACI y que el país ya tiene listos y son necesarios para poder reabrir de la manera más segura este 1° de septiembre, fecha indicada en un primer momento por las autoridades y que, a pocas semanas del momento, todavía no ha sido confirmada y cada vez se ve más lejana”.

País por país, de norte a sur, qué sucede en el resto de América

Canadá

Fuente: OACIFuente: OACI

En ese país hay vuelos nacionales e internacionales. Es uno de los dos países americanos desde donde se puede volar a Europa, por ejemplo. Pero los únicos pasajeros que pueden ingresar son los ciudadanos canadienses, quienes residan allí y sus familiares directos. Quienes tengan pasaporte de EEUU o de Francia con residencia en Saint-Pierre-et-Miquelon (una pequeña isla en el Atlántico Norte perteneciente a Francia) y hayan estado solo allí o en Canadá durante los últimos 14 días también podrán entrar a Canadá, siempre y cuando no sea con el propósito de hacer turismo. Y lo deberán hacer a través de los aeropuertos de Calgary, Montreal, Toronto o Vancouver.

En Canadá, además, se cumple la ley de Cuarentena. Es decir que todos los viajeros que lleguen serán inspeccionados para detectar los síntomas de la enfermedad. Si se descubre que los tienen, deberán estar aislados durante 14 días.

Desde el 2 al 9 de agosto despegaron de ese país (según la información de ICAO, Organización de Aviación Civil Internacional en su sigla en inglés) 586 vuelos. El 9 salieron 137 vuelos.

Estados Unidos

Fuente: OACIFuente: OACI

Los aeropuertos norteamericanos están operando con normalidad. Pero según la información oficial, es posible que los ciudadanos extranjeros que hayan estado en China, Irán, área europea Schengen, Reino Unido, República de Irlanda y Brasil durante los últimos 14 días no puedan ingresar.

En el aeropuerto JFK de la ciudad de Nueva York se instaló el primer centro de testeo de Covid-19. Llamado “XpresCheck”, está localizado en la Terminal 4, se encuentra en condiciones de realizar 500 testeos diarios y cuenta con nueve habitaciones para llevar a cabo los análisis.

También hay check-points donde se pueden hacer mediciones de temperatura.

Los restaurantes, por el momento, solo están habilitados para el servicio de take away.

Según ICAO, la última semana hubo 4365 partidas de aviones en los Estados Unidos. El 9 fueron 855 salidas, y 56.221 contagios de Covid.

México

Fuente OACIFuente OACI

El país no tiene restricciones de salida para sus ciudadanos ni de entrada para los extranjeros. Para ingresar se debe presentar en la oficina de migraciones un “Cuestionario de identificación de factores de riesgo en viajeros”. Tampoco es obligatorio llevar un certificado de testeo previo. A los viajeros que llegan de países afectados por el coronavirus les toman la temperatura y los que presentan síntomas son puestos en cuarentena.

Los cafés y restaurantes están abiertos. Y hay centros de autodiagnóstico distribuidos por el aeropuerto.

En la última semana salieron 1083 vuelos desde México. El 9 de agosto partieron 248.

Cuba

Fuente: OACIFuente: OACI

La isla dividió sus aeropuertos. Al de La Habana solo arriban vuelos humanitarios, de ayuda sanitaria y carga. En cambio, en Cayo Largo, Santa Clara y Jardines del Rey, a partir del 29 de julio fueron aceptados los vuelos internacionales, para que desde ahí los pasajeros se dirijan a los hoteles reservados en sus destinos turísticos como Cayo Coco, Cayo Largo, Cayo Santamaría, Cayo Guillermo y Cayo Cruz.

En la última semana se informó la partida de 136 vuelos. El 9 de agosto hubo 59 casos de Covid.

Panamá

Fuente: OACIFuente: OACI

Están suspendidos los vuelos comerciales domésticos e internacionales. Solo se autorizan los vuelos de cargas, y en cuanto a los humanitarios y médicos se aprueban previa coordinación con la autoridad de aviación civil.

La última semana registró 42 partidas. El 9 de agosto informó 7 vuelos y 1.091 infectados de Covid-19.

Costa Rica

Fuente: OACIFuente: OACI

El país centroamericano solo mantiene abiertos algunos aeropuertos. El principal, en San José -su capital- se encuentra disponible solo para el ingreso y egreso de ciudadanos y residentes costarricenses, y al turismo de Canadá, la Unión Europea y el Reino Unido desde el 2 de agosto, desde y hacia donde hay vuelos regulares.

En la última semana reportó 49 vuelos. El 9 de agosto hubo 8 partidas y 1.011 casos de Covid-19.

República Dominicana

infobae-image

Las operaciones aéreas y aeroportuarias se abrieron el 1° de julio del presente año con la publicación de un protocolo consensuado por entidades públicas y privadas vinculadas al sector del transporte aéreo, aeronáutico y aeroportuario, basado en las recomendaciones de las autoridades sanitarias, las organizaciones nacionales e internacionales que regulan la Aviación Civil y aprobado por la Comisión de Alto Nivel que coordina las acciones para el manejo de la pandemia del coronavirus en ese país.

Entre el 2 y el 9 de agosto se registraron 307 vuelos. En la última de esas fechas hubo 60 partidas y 7.363 casos de Covid-19.

Jamaica

Fuente: OACIFuente: OACI

Las operaciones aerocomerciales están autorizadas pero con ciertas restricciones. Por eso, cada vuelo debe contar con una autorización especial que se pide vía mail a las autoridades de la aviación de esa isla caribeña.

En la última semana hubo 136 partidas. El 9 de agosto se informaron 27 salidas de aviones y 16 casos de Covid-19.

Colombia

Fuente: OACIFuente: OACI

Se permite la entrada únicamente a pasajeros que viajen en vuelos humanitarios. Esto solo incluye nacionales, residentes de Colombia y pasajeros con pasaporte diplomático. Se están llevando a cabo pruebas piloto para comenzar con los vuelos domésticos. A partir del 31 de agosto podrían comenzar a operar las compañías que realizan operaciones internacionales.

Los pasajeros deben completar un formulario llamado “Control Preventivo Contra el Coronavirus” antes de llegar al aeropuerto. Al arribar, son sometidos a un test de temperatura corporal, y quienes sean casos sospechosos son derivados a carpas de aislamiento especiales. Todos quienes lleguen deben cumplir con una cuarentena de 14 días.

En el aeropuerto internacional de Bogotá, un número limitado de restaurantes están abiertos, al igual que los locales comerciales.

En la última semana se registraron 104 partidas. El 9 de agosto hubo 20 y se informaron 9.674 nuevos casos de coronavirus.

Venezuela

infobae-image

Tiene prohibidos los vuelos internacionales y domésticos. Solo acepta vuelos humanitarios.

Según OACI, hubo 15 vuelos la última semana. Uno solo el 9 de agosto, mientras que un día antes se informó de 886 casos de Covid-19.

Ecuador

Fuente: OACIFuente: OACI

Desde el 1° de junio hay vuelos domésticos e internacionales, y varias aerolíneas, incluso europeas, tienen a este país como destino. Y esto se extiende a las islas Galápagos, donde se permiten los vuelos con turistas. Eso sí: cada pasajero debe tener su test PCR Negativo hecho una semana antes del vuelo y una cuarentena de 14 días. En cuanto a Galápagos, el test debe ser hecho 96 horas antes de la salida y es obligatoria la presentación de un seguro de salud para turistas internacionales.

En la última semana hubo 76 vuelos. El 9 de agosto se informaron 15 partidas y 1.603 casos positivos de Covid-19.

Perú

Fuente: OACIFuente: OACI

Desde el 15 de julio están autorizados los vuelos domésticos. Durante el mes de agosto tomará una definición sobre los internacionales.

En la última semana hubo 40 vuelos. El 9 de agosto se registraron 6 de ellos, mientras que en la misma fecha hubo 7.137 casos positivos de Covid-19.

Bolivia

Fuente: OACIFuente: OACI

Aún rige la prohibición de vuelos internacionales. Solo se aceptan los humanitarios y los oficiales.

Solo 31 partidas fueron registradas en todo el país en la última semana. El 9 de agosto salió un solo vuelo y hubo 1.164 casos de coronavirus.

Brasil

Fuente: OACIFuente: OACI

El país vecino levantó sus regulaciones de salida para sus ciudadanos y de entrada para los extranjeros y reabrió sus fronteras. La excepción son los aeropuertos ubicados en los estados de Mato Grosso do Sul, Paraiba, Rondonia, Rio Grande do Sul y Tocantins.

Los viajeros extranjeros que lleguen por vía aérea a Brasil, para una estadía corta de hasta 90 días, deben presentar un comprobante de compra de un seguro médico válido en Brasil con cobertura para todo el período del viaje a la compañía aérea antes del embarque. De lo contrario podrían ser rechazados por la autoridades brasileñas a su llegada. Los residentes en el país están exentos de ese requisito. Pero en ningún caso rige la obligación de hacer cuarentena.

Del 2 al 9 de agosto, Brasil reportó 268 vuelos. El domingo 9 hubo 22 partidas y 49.970 nuevas infecciones de Covid-19.

Chile

Fuente: OACIFuente: OACI

El país trasandino autoriza los vuelos domésticos y la salida de sus ciudadanos hacia algunos destinos. Por ejemplo, pueden viajar a los Estados Unidos pero aún no a Europa. Con respecto al ingreso, los vuelos internacionales solo son por razones humanitarias, permitiendo solo la entrada a ciudadanos chilenos y residentes permanentes.

La declaración jurada para los viajeros para prevenir la propagación de enfermedades por coronavirus (COVID-19) se debe presentar antes de la salida y se puede encontrar en el sitio web oficial del gobierno. No se hacen testeos al llegar, pero los pasajeros que arriben tendrán que someterse a un escaneo corporal para chequear su temperatura y a una cuarentena que se extiende durante 14 días.

En la última semana se registraron 65 partidas y el 9 de agosto hubo 13 vuelos y 2.198 casos de coronavirus.

Paraguay

Fuente: OACIFuente: OACI

Todas las operaciones de vuelos internacionales y domésticos están prohibidas. La única autorización es para vuelos de repatriación, humanitarios, de carga y de emergencia aprobados previamente por las autoridades correspondientes.

El último vuelo registrado por la ICAO data del 24 de julio. El 9 de agosto hubo 197 casos positivos de Covid-19.

Uruguay

Fuente: OACIFuente: OACI

A partir del 5 de julio fueron autorizados los vuelos para ciudadanos y residentes de ese país. Junto a Canadá es el único país desde donde no hay restricción de partidas hacia Europa. A partir del 6 de agosto, los ciudadanos y residentes de países del Mercosur pueden estar en tránsito en los aeropuertos de Carrasco y Maldonado. También desde esa fecha pueden operar vuelos internacionales en los mismos aeropuertos. Lo que se solicita para ingresar es un test PCR negativo hecho 72 horas antes del vuelo y un test de Covid-19 a realizar una semana después. En su defecto, se deberá cumplir con 14 días de cuarentena.

La última semana -siempre según la OACI- hubo 8 vuelos. Y el 9 de agosto, solo 1, mientras que los casos de Covid-19 fueron 10.

Seguir leyendo

Las más leidas