Connect with us

Economia

La gran amenaza que enfrenta el Trigo y cómo prevenirla

Publicado

on

En un año que promete quedar en la historia del trigo argentino, el cultivo necesita más que nunca la experiencia de los productores en el cuidado de la sanidad para alcanzar las metas deseadas que indican que para la actual campaña 2018/2019 tendrá, según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la siembra más importante de los últimos 16 años con 1,35 millón de hectáreas implantadas sólo en la denominada Zona Núcleo, lo que representa un crecimiento del 22,7% respecto al ciclo anterior.

El último informe de Estado y Condición de Cultivos de la entidad porteña señala que “el 71,9% de la superficie triguera nacional presenta una condición de humedad entre adecuada y óptima, permitiendo avanzar con fluidez con las labores de siembra”. Sin embargo, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) agrega que “un 7,2% del área mantiene un estado de sequía, principalmente sobre el NOA, NEA, Córdoba y Centro-Norte de Santa Fe, que provoca una desmejora en la condición de los lotes que transitan etapas iniciales del ciclo fenológico”.

En esa línea se expresan los analistas de la BCR, Sofía Corina y Franco Ramseyer, quienes destacan que “los primeros lotes sembrados (con el cereal) ingresan a la etapa de macollaje mientras que gran parte del área transita la etapa de emergencia y foliación. El ambiente frío y seco desalienta la proliferación de enfermedades sin dificultades fúngicas“. Pero, ¿qué pasará cuando se desarrolle el cultivo teniendo en cuenta, al menos, las últimas cuatro campañas?

Roya Amarilla, la gran amenaza

La Roya Amarilla aparece en cualquier momento durante el desarrollo de” cultivo mediante manchas en las hojas. Puede generar pérdidas mayores al 50% en los rendimientos

La Roya Amarilla aparece en cualquier momento durante el desarrollo de” cultivo mediante manchas en las hojas. Puede generar pérdidas mayores al 50% en los rendimientos

En el Informe Semanal de la Guía Estratégica para el Agro de la BCR del pasado 22 de junio, los especialistas apuntaban que “en estos últimos años hubo un cambio muy fuerte en el manejo del cultivo que sigue profundizándose. Se apunta a más rinde, y la fertilización será aún mayor que la del año pasado“.

 Se está utilizando una genética muy productiva pero también muy susceptible a enfermedades. Ese es uno de los talones de Aquiles del cultivo en la región

En este sentido, cabe recordar que el Centro de Referencia Global de la Roya (GRRC, por sus siglas en inglés) y la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA) elaboraron un informe donde afirmaban que la epidemia de Roya Amarilla en trigo en la Argentina fue la más grave desde 1930 y afectó a unas tres millones de hectáreas. De acuerdo al trabajo, “siete de las variedades de trigo más susceptibles tuvieron una severidad foliar promedio de casi el 50% en las primeras etapas de crecimiento(macollaje)”; y destaca que ensayos de fungicidas a campo en áreas epidémicas “mostraron pérdidas promedio de rendimiento de 3,7 t/ha (53%) y con máximos de hasta 4,7 t/ha (71%) en casos severos”.

En diálogo con Infobae, el Ingeniero Agrícola Matías Ermacora explicó que 2017/2018 “fue la tercera campaña consecutiva que apareció la Roya Amarilla o estriada, pero en el imaginario quedó como que se hizo presente desde al año pasado por la magnitud y distribución de la plaga. Apareció en determinadas variedades y sitios, pero no significa que no haya estado”, dijo. Ermacora es especialista en cultivos de grano y Coordinador de Agricultura para la Zona Norte bonaerense del Movimiento CREA (Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola).

De acuerdo a su experiencia, si uno tomara las tres variables que determinan la importancia de una enfermedad (frecuencia de aparición, tasa de progreso y niveles de daños sobre la productividad), históricamente la del año pasado fue la más importante de las campañas bajo estos tres atributos.

 Estuvo en todas las zonas trigueras; la tasa de avance fue sorprendente mostrando niveles de progreso mayores a la roya anaranjada (…) con niveles de daño más importantes. Todo esto la define como una enfermedad de relevancia

Preocupación

La Cebadilla Criolla, una maleza que está generando preocupación entre los productores por su resistencia al glifosato

La Cebadilla Criolla, una maleza que está generando preocupación entre los productores por su resistencia al glifosato

Ermacora se pregunta: “¿Qué va a pasar si la Roya Amarilla vuelve a aparecer con frecuencia todos los años como lo hizo en nuestro sistema productivo, y como parece que sucede en los países que producen trigo y la han tenido con frecuencia? En los lugares donde ingresó, los productores dicen que llegó para quedarse”, advierte el especialista.

El informe de FAUBA recuerda que “un único genotipo (de los tres identificados), del linaje genético PstS13, fue dominante en la mayoría de las áreas muestreadas. En Europa, este genotipo se detectó por primera vez en triticale (un cereal reforzado que procede del cruzamiento entre trigo y centeno) en el norte de Europa en 2015, y una sola raza del mismo genotipo causó graves epidemias en trigo duro en Italia en 2017”. También provocó pérdidas en el Norte de África. El hecho de detectar la Roya Amarilla en varios continentes casi al mismo tiempo confirmó la capacidad de este hongo para dispersarse.

El hombre de CREA se mostró cauto y afirmó: “Habrá que ver en qué momento y con qué intensidad aparecerá, pero el productor tendrá que estar atento en función del material que haya elegido, que en momentos como este es clave, porque además de la variedad está definiendo el manejo sanitario posible que va a tener de ese material”.

El reporte de la Facultad de Agronomía y del GRRC señala que “históricamente en la Argentina se realiza una sola aplicación de fungicida para el manejo de enfermedades del trigo. En la temporada 2017 la Roya Amarilla apareció en forma temprana y agresiva por primera vez, lo que obligó a los productores a realizar dos aplicaciones de fungicidas en variedades susceptibles“.

Sacarle el jugo al trigo

Sin embargo, Ermacora considera que “la sanidad del trigo no es lo más importante a la hora de decidir la variedad que debe adquirir el productor; no es necesariamente un factor para descartar un material de otro, salvo que sea extremadamente susceptible a todas las enfermedades como Mancha Amarilla, Roya de la hoja, estriada o de tallo. Eso sí produce una ventana muy amplia de intervención y complejiza mucho el manejo sanitario”, sostiene.

La producción de cereales también se verá afectada (Getty)

La producción de cereales también se verá afectada (Getty)

El coordinador de CREA afirma que “el paquete sanitario no es fijo. Hay que comprender que el comportamiento de materiales, en especial para enfermedades biotróficas como son las royas, hoy es de una manera pero tienden a cambiar. Estamos viendo un uso y abuso de las variedades que tienen un comportamiento en las primeras dos campañas, pero en la tercera esa misma especie lo perdió. Eso está relacionado a la exposición que tiene el material, es decir, cuánto forzamos al sistema en el nivel espacial y temporal”, aseveró.

En este sentido, Ermacora puso como ejemplo cómo muchos productores se entusiasman al momento de elegir una variedad porque tuvo buenos rendimientos gracias a un excelente comportamiento frente a las enfermedades, y por tal motivo, repite la acción año tras año. No obstante, remarca que “la poca vida útil que le estamos viendo a las variedades tiene que ver con responsabilidades compartidas ante esta situación de concentrar su uso”.

 Las responsabilidades son compartidas, desde el proveedor hasta el asesor que ayuda al productor

“Los semilleros concentraron la oferta en una base genética similar. Una sola variedad es padre de la mayoría de los materiales que estamos usando. Como usuarios, la irresponsabilidad está en agotar el material una campaña tras otra”.

Más allá de la Roya

En los últimos días, una señal de alerta se encendió en el sur de la provincia de Buenos Aires. La Red de Conocimiento en Malezas Resistentes de la Asociación Argentina de Productores en Siembra directa (Aapresid) informó que la Cebadilla Criolla (Bromus Catharticus, según la denominación científica) logró la resistencia al glifosato. El hombre que encendió la alarma fue el investigador del Conicet e integrante de la Chacra Experimental Integrada Barrow, Marcos Yanniccari, de la localidad de Tres Arroyos. La resistencia por parte del a maleza no tiene antecedentes internacionales.

Desde Aapresid subrayan que el mayor inconveniente que ocasiona esta especie es en barbecho y cultivos de trigo y cebada. Para alcanzar un control de alrededor del 50% de las plantas hubo que duplicar la dosis recomendada de glifosato. Los especialistas de la entidad confirmaron que “el factor de resistencia calculado rondó el valor de 4, es decir, en la población resistente es necesario cuadruplicar la dosis para alcanzar el mismo nivel de control que en una población susceptible”.

Economia

La pobreza infantil llega al 63% y alcanza a siete millones de chicos

Publicado

on

Por

Son cifras del Indec para el último trimestre de 2020. la cifra sería más alta sin ayudas sociales. En el conurbano trepa a 72,7%.

Los datos procesados del INDEC difundidos el viernes pasado marcan que 2020 finalizó con una pobreza infantil – menores de 14 años – del 62,9%. Suman casi 7 millones de chicas y chicos que viven en hogares que no tienen ingresos suficientes para comprar una canasta “de pobreza”.

Este elevadísimo nivel de pobreza infantil – que representa 7 millones de menores pobres– se alcanzó a pesar del cobro por las familias pobres de la Asignación Universal por Hijos (AUH) que abarca a 4,3 millones de chicos y adolescentes menores de 18 años, la tarjeta alimentaria para chicos menores de 6 años y otras ayudas sociales.

En consecuencia, sin esos planes sociales, la indigencia y la pobreza en general y en particular entre las familias y los chicos, serían mayores, del orden de 70%.

Pobreza infantil, provincia por provincia

El INDEC había informado que en la segunda mitad de 2020 la pobreza infantil había alcanzado al 57,7% de la población. Pero se confirmó, a partir de la difusión por parte del INDEC de los micro-datos de la Encuesta Permanente de Hogares ( EPH) del cuarto trimestre del año pasado,  que ese nivel de pobreza infantil fue del 52,5% entre julio-setiembre y del 62,9% entre octubre-diciembre.

El salto entre la pobreza infantil del tercer y cuarto trimestre del año se explica porque en los últimos meses del 2020 se aceleró la inflación con la caída del poder de compra de buena parte de la población, el Gobierno discontinuó el IFE que llegó a abarcar a 9 millones de personas y además por razones estacionales la medición oficial no computa el medio aguinaldo.

En proporción, con el 72,7% el conurbano bonaerense es la región con la mayor pobreza infantil del pais. Unido a otros indicadores, la región más poblada del país es un “polvorín social” por la magnitud y la velocidad en que aumenta la pobreza ( 51%) de la mano del desempleo (14,1%), el más alto de todo el país. Y de la suba de los precios de la canasta básica de alimentos (45,5% interanual en 2020 versus una inflación del 36,1%), llevó a que encabece la lista de aglomerados con la mayor tasa de indigencia (15,2%) de todo el país.

En pobreza infantil le sigue Resistencia-Chaco con el 72,4%, San Luis, Mar del Plata, 69,3% y Corrientes 68,9%.

La pobreza infantil viene en ascenso ininterrumpido desde el segundo semestre de 2017 cuando arrojó un 39,7%. Ese dato equivalía entonces a 4,3 millones de chicos. En la segunda mitad de 2019 saltó al 52,3% (5.700.000 chicos pobres. Y al 57,7% en el segundo semestre de 2020. De aquí se desprende que en 3 años, a pesar de las mayores ayudas sociales, por la recesión, la mayor inflación, el deterioro de los ingresos y caída del empleo, se generaron 2 millones de chicos pobres más.

Esta dimensión de la pobreza infantil es un factor de reproducción de la pobreza. Porque el chico que nace y se desarrolla con privaciones alimentarias, de vivienda, salud o educación tiene un futuro comprometido. Y también toda la sociedad.

Además, la mayoría de esos chicos vive en hogares sostenidos por desocupados, trabajadores formales precarios e informales, subocupados y cuentapropistas que también se desempeñan en la informalidad, sin la cobertura de la seguridad social y que son mayoría entre los que en los últimos meses perdieron el empleo. Todo lo cual amplía la persistencia y la dimensión de la pobreza.

Aunque los menores de 14 años sobresalen por tener la mayor proporción de pobres, también aumentó la pobreza entre los restantes grupos de edad. Ningún grupo etario pudo escapar a la pérdida de ingresos o deterioro social.

Entre los que tienen de 15 a 29 años (10,6 millones de personas) la pobreza es del 51,7% o 5,5 millones de pobres. Entre 30 y 64 años (18,4 millones) es del 39,7% o 7,3 millones de pobres. Y entre los más de 65 años (5,4 millones) el 13,6% o 735.000 no les alcanza para cubrir una canasta básica total.

Seguir leyendo

Economia

La inflación de abril fue de 4,1% y avanzó 17,6% en el primer cuatrimestre

Publicado

on

Por

El Indec informó que ese fue el salto del Indice de Precios al Consumidor en el cuarto mes del año. Para los analistas privados, la variación fue de 3,8%.

Tal como preveían algunos analistas, la inflación de abril volvió a sorprender: avanzó 4,1% y acumula en lo que va del año 17,6% según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Este registro lleva al índice de Precios al Consumidor (IPC) a una variación del 46,3% respecto de abril del año pasado. Es el registro mas alto para esta altura del año desde el 2002 según estimaciones de LCG (las estadísticas fueron discontinuadas entre 2007 y principios de 2016).

Los rubros que picaron en punta con las subas fueron prendas de vestir y calzado (6%). También el transporte (5,7%). “En esta última se observaron alzas en adquisición de vehículos, combustibles y taxi, que fueron parcialmente compensadas por bajas en precios de pasajes aéreos. En la Región GBA también influyó la suba en el subterráneo”, precisaron en el organismo estadístico.

ipc

En cuanto a las subas en los precios de la ropa, desde la Cámara de la Indumentaria (CIAI) aseguran que “suben impulsados por los costos de los insumos”. Según los datos que maneja la entidad, los precios de la ropa treparon 61,2% en el último año, frente a un alza del 84,2% de los insumos textiles. Lo insólito es que el rubro siga manteniendo la tendencia alcista (79,1% anual) en el contexto de una demanda deprimida. No sólo por el menor poder adquisitivo de los consumidores sino por la inactividad de muchos locales comerciales en plena pandemia.

Según el relevamiento del Indec, los alimentos y bebidas que explican el 23,4% del IPC, aumentaron 4,5% en promedioEntre ellos, hubo aumentos importantes en lácteos y también en carnes e infusiones como la yerba y el café. Entre los alimentos básicos, las subas más importantes en el mes se detectaron en el arroz blanco (14,2%); la leche fresca (9,8%); la manteca (18,2%), el dulce de leche (22,4%). El rubro carnes acumula alzas del 22,2% en lo que va del año 64,7% en el último año. Las bajas de precios o subas más moderadas en abril recayeron en Frutas y Verduras, tubérculos y legumbres.

Medida por regiones, la Patagonia fue la zona con la inflación más alta el mes pasado, con 4,8% en el nivel general. Le siguió Cuyo, con 4,2%. En tanto el Noroeste y la zona Pampeana promedió el 4%. Ayer también se conoció el IPC de la ciudad de Buenos Aires que arrojó una suba mensual promedio del 4% y del 37,8% anual.

Entre los datos oficiales de abril, uno de los que más preocupa es la evolución de la inflación núcleo (que contempla los precios que no son estacionales) que trepó 4,6% y acumula 18,3% en el cuatrimestre. El economista Nadin Argañaraz (IARAF) señaló al respecto: “la inflación es un síntoma de desequilibrios económicos, que hace muchos años no se puede resolver de manera sostenida en la Argentina”.

“Estos niveles dificultan la recuperación del salario real, que ya lleva cuatro años de caída continua. Hasta marzo los trabajadores informales fueron los más perjudicados con una caída del 24,5%, seguidos por los trabajadores del sector público con un 21.6% y los del privado registrado con un 16%”, señaló el analista.

En marzo pasado, la inflación fue del 4,8%, el mayor aumento desde septiembre del 2019. El índice ya había alcanzado el 4% en diciembre, repitió ese porcentaje en enero, por los gastos vinculados a las vacaciones, descendió levemente en febrero hasta el 3,6%, y trepó luego en marzo hasta el 4,8%.

No obstante, la presión alcista de los precios minoristas amenazan con desdibujar por completo la meta inflacionaria que el ministro de Economía, Martín Guzmán, plasmó en el Presupuesto 2021. Según el funcionario nacional, el IPC terminará el año con un salto acumulado del 29 %.

“Alcanzar esa pauta de inflación anual resulta a esta altura imposible, implica asumir una tasa de aumentos del 1,2% promedio para los 8 meses restantes, algo que a todas luces no ocurrirá dada la inercia inflacionaria que dejan los primeros meses del año”, explicó la consultora LCG.

“Ya se consumió más del 60% de la meta del Presupuesto 2021, totalmente imposible de cumplir”, dijo por su parte Ecolatina.

Seguir leyendo

Economia

YPF: se viene un nuevo aumento del 6% en la nafta desde el sábado

Publicado

on

Por

Lo anticiparon los directivos de la petrolera en una reunión con inversores. Desde agosto, los precios subieron 60%.

Precios y devaluación. El encuentro de los directivos de YPF con los analistas de los bancos de inversión que siguen la acción de la petrolera contuvo varias preguntas sobre ambos temas. La empresa subió el valor de sus combustibles en un 60% desde agosto. Para este mes tiene prevista otra corrección, que se estima será en torno al 6% y se aplicará desde este mismo sábado.

“Hay un entendimiento general de que necesitamos seguir la evolución (del barril de petróleo crudo), pero también tenemos dificultades para trasladar esos precios internacionales al surtidor de una manera rápida”, explicaron Alejandro Lew, director financiero de YPF, y Sergio Affronti, su CEO.

Los precios de los combustibles de YPF aún están entre un 15% y 20% atrasados en dólares, según explicó Lew a los inversores. “Estamos muy al tanto del entorno macroeconómico y las presiones inflacionarias. Por eso, el presidente del directorio (Pablo González) anunció -en marzo- tres aumentos con el objetivo de llegar a un 15%. De esos tres aumentos, ya hicimos dos y el otro se hará en lo que queda de mayo. Con eso estamos cumpliendo el objetivo”, marcó. Las otras subas fueron en marzo y abril.

Con los incrementos recientes, YPF se va acercando al importe de un dólar (al tipo de cambio oficial) por litro de nafta despachado, un indicador que fue casi una constante desde hace 30 años. ¿Podrá seguir generando esa caja si hay una devaluación?, le preguntaron los analistas.

“Por supuesto que sí resultaríamos afectados si hay una devaluación significativa. Siempre estamos sujetos a que eso pase. Y, por supuesto, en el largo plazo se ha demostrado que los precios tienden a estar correlacionados bastante bien y se mantienen ciertos márgenes en dólares. Es positivo cuando, por ejemplo, pasan cosas como las del primer trimestre (de 2021) que los precios internacionales cayeron y nuestros márgenes mejoraron, mientras se cuidó el precio del crudo local. Pero cuando se da el otro lado de la moneda, cuando los precios internacionales suben y hay que atravesar una devaluación significativa de la moneda, hay cierta distancia hasta que se pueda ajustar a los precios del surtidor”, manifestaron los encargados de las relaciones con inversores.

Todas las petroleras están recibiendo menos plata de la que deberían cobrar por su crudo. Pero están balanceando esos menores ingresos con exportaciones. Los precios que pagan los refinadores (los que transforman el petróleo en combustibles) no alcanzan, según los productores, pero las exportaciones ayudan a compensar la situación.

Sergio Affronti, CEO de YPF.

Sergio Affronti, CEO de YPF.

“Al capturar los beneficios de las exportaciones de nuestra producción, compensamos un poco el menor precio doméstico”, detallaron en YPF a los analistas.

“Estamos en un diálogo razonable (con el Gobierno) y buscamos acuerdos para continuar avanzando durante el año, que es claramente dificultoso en el entorno macroeconómico. Nuestra habilidad para ajustar en el surtidor, por supuesto, dictará como nosotros y el resto de los refinadores podamos ir ajustando los precios y también dependerá si los precios internacionales (del petróleo crudo) se estabilizarán a los niveles actuales o seguirán creciendo. La habilidad para trasladar esos aumentos a precios en el surtidor dictaminará si podemos pagarle mayor precio a los productores locales, pero todavía está muy poco claro. Tenemos que ver la evolución del camino”, señalaron los ejecutivos.

YPF  tuvo ingresos por US$ 2.648 millones en el primer  trimestre del año, por lo que aún está por debajo de su facturación en el mismo período de 2020, cuando juntó US$ 2.832 millones.

La petrolera de mayoría estatal anotó una pérdida de US$ 25 millones. En el primer trimestre de 2020, había obtenido una ganancia de US$ 100 millones en ese apartado. El resultado operativo fue positivo en US$ 78 millones, pero es un tercio de los US$ 241 millones que tuvo en 2020.

Seguir leyendo

Las más leidas