17.5 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

La gambeta imposible de Lionel Messi y el saludo con Will Smith que enloqueció a los hinchas del Inter Miami

  • El astro argentino estuvo muy activo en el primer partido de la temporada, donde se lo vio con un ritmo más de lo mostrado en los encuentros amistosos.

Lionel Messi desbloqueó un nuevo nivel de gambeta en su amplio repertorio. Este miércoles, en el estreno del Inter Miami en la MLS 2024, el astro argentino hizo estallar a los fanáticos en el estadio Chase de la ciudad del estado Florida y justificó el precio que más de 25.000 personas pagaron para verlo. Fue una magia distinta, diferente a todo lo que se había visto en su carrera.

Ocurrió en el cierre del primer tiempo, cuando el rosarino de 36 años estuvo a punto de aprovechar un grosero error de la defensa del Real Salt Lake y el arquero Zac MacMath. Messi recuperó la pelota cerca del área grande y tenía tiempo y espacio para decidir cómo convertir el segundo gol, después de haber asistido a Robert Taylor en el 1-0.

La Pulga empezó a enganchar hacia adentro con su típico recorte de pierna zurda, pero se fue cerrando el ángulo y llegó hasta el lugar donde había quedado tirado en el césped el defensor rival Emeka Eneli.

Como se lo iba a chocar con la pelota, Messi tuvo la genial idea de ‘picar’ apenitas el balón para que pase por encima del cuerpo y le quedara para definir, aunque se topó con varias piernas que bloqueaban su intento de remate, y terminó perdiendo la posesión y lamentando la chance perdida.

Pero eso poco le importo a los hinchas ubicados en las tribunas, porque incluso mientras pasaban las diferentes repeticiones en las pantallas ubicadas en las plateas, todos tenían la misma reacción de asombro: “Ooooohhhhhh”.

Su cruce con Will Smith

Hubo una estrella más que se sumó a la constelación que ya visitó al Inter Miami para poder ver de cerca la magia de Lionel Messi. Este miércoles, el actor Will Smith se hizo presente en el estadio Chase y hasta se llevó un saludo especial del campeón del mundo.

Es que, cuando los jugadores se retiraban al vestuario en el entretiempo, el actor de Hollywood apareció entre la maraña de manos para ser divisado por Messi, quien no dudó en acercarse y fundirse en un abrazo, intercambiando algunas palabras que no llegaron a oírse.

El artista, de 55 años, se sentó en uno de los palcos junto a David Beckham, uno de los dueños de la franquicia de Floria. Desde una posición privilegiada observó la presentación oficial a Luis Suárez, la asistencia de Lionel Messi y celebró el triunfo del Inter Miami.

Latest Posts