14.3 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

Hallan a una mujer asesinada y enterrada en el baño en una casa en Pilar

Raquel Verónica Ibarrola (39) había desaparecido el 31 de mayo. Por el femicidio detuvieron a su pareja, que tiene denuncias previas por violencia de género.

Una mujer de 39 años que se encontraba desaparecida desde el 31 de mayo fue encontrada asesinada y enterrada en un baño de una obra en construcción de la casa que compartía con su pareja en el partido bonaerense de Pilar. El hombre fue detenido acusado de femicidio.

La víctima, identificada como Raquel Verónica Ibarrola, fue encontrada por canes de la policía enterrada en la casa situada en Salguero 2414, en el barrio Luchetti de la localidad de Villa Rosa.

El lugar en el que apareció el cuerpo era el hogar que compartía con su pareja, identificada como Matías Ezequiel Lemes, de 29 años, un hombre que tenía varias denuncias por violencia de género, informaron fuentes policiales.

Ibarrola se encontraba desaparecida desde el pasado miércoles 31 de mayo, tras una visita a la casa de su madre. Desde entonces no se supo más de ella. Sus familiares expresaron su preocupación al no tener noticias del paradero de la mujer, por lo que decidieron confrontar a Lemes.

Raquel Verónica Ibarrola, la mujer de 39 años asesinada por su pareja en Pilar.Raquel Verónica Ibarrola, la mujer de 39 años asesinada por su pareja en Pilar.

Sin embargo, el hombre dijo desconocer su situación. Raquel era madre de tres hijos y, según la familia, todos ellos habían presenciado episodios de violencia de género en la relación de su madre con Lemes. Incluso, se reveló que la víctima había quedado incomunicada durante más de un mes debido a que su pareja le había roto el teléfono celular.

Sin noticias sobre dónde podía estar Ibarrola, su mamá, una mujer de 57 años, fue la que denunció su desaparición el domingo al mediodía en la Comisaría de Villa Rosa. Desde entonces comenzaron investigaciones para dar con su paradero.

En esa búsqueda, las autoridades encontraron el lunes por la noche, durante un operativo en la propiedad ubicada en la calle Salguero al 2414, el cuerpo sin vida de la mujer, enterrado en un baño en construcción de la casa perteneciente a su pareja.

Estaba enterrada a un metro de profundidad. En un pozo que aparentaba que iba a ser un baño en una casilla en construcción. Los forenses detectaron traumatismos en el cráneo que podrían haber sido provocados a palazos o mazazos, pero no hallamos ninguna herramienta de esas en la casa”, dijo a Télam uno de los investigadores judiciales de la causa.

“También había ropa enterrada en bolsas, como para simular que se había ido con parte de sus cosas”, agregó. Lemes le había dicho a la Policía que habían discutido y que la mujer se había ido del hogar.

El fiscal Acosta mandó a investigar los movimientos de su tarjeta SUBE, pidió información en la Anses por si percibía y tenía tarjeta de Asignación Universal por Hijo (AUH), entre otras medidas dispuestas por protocolo.

Una de las dificultades era que Ibarrola actualmente estaba sin celular, porque lo tenía roto, y eso dificultó la pesquisa para intentar localizarla, confió uno de los investigadores que contó que lo mismo sucedía con su pareja, Lemas, quien no usaba un equipo de telefonía móvil.

Si bien se aguardaba que hoy se realice en la morgue de San Fernando la operación de autopsia que confirme las causas, la mecánica y la data de la muerte, en el lugar, los forenses mencionaron que llevaba “más de 72 horas” de fallecida, por lo que se cree que pudo ser asesinada el mismo miércoles que desapareció.

La escena del crimen contó con la presencia de efectivos de distintas dependencias policiales, incluyendo la División K9 de La Plata, Policía Científica y dispositivos de contención psicológica de la Secretaría de la Mujer, dependiente de la Municipalidad de Pilar. Además, el fiscal Gonzalo Acosta, a cargo de la Fiscalía de Delitos Conexos a la Trata de Personas de San Isidro, estuvo presente en el lugar.

Según informaron los investigadores, tras el hallazgo del cuerpo, Matías Ezequiel Lemes habría confesado el asesinato. Quedó detenido a disposición judicial, acusado de “homicidio doblemente calificado por el vínculo y por haber sido cometido mediando violencia de género”.

El calvario de Verónica

Liliana, una amiga de Verónica, contó que Lemes la amedrentaba “psicológicamente para hacerla volver” a la casa que compartían y en la cual había puesto un candado.

“Ella se había separado porque le había pegado. Me había asegurado que no iba a volver con él, pero él la buscó. La buscaba y la había traído de nuevo con él. La sometía, la hacía quedar en la casa. Ella tenía miedo”, contó.

“Cuando él la iba a buscar, ella caía. Se ponía como tierna con él. Lo perdonaba, psicológicamente él la hacía volver. No sé qué le decía. Esta última vez ella no iba a volver con él”, agregó en diálogo con TN.

Dijo además que cuando la madre de la víctima fue a buscarla a la casa, Lemes se hizo el desentendido: “Él le dijo a la madre que ella no estaba en la vivienda. Y hacía que la buscaba, Fue hasta la casa de la tía para ver si estaba ahí. Quería tapar todo“.

Sobre esa actitud del agresor, sumó: “Él anduvo muy poco. El miércoles se lo vio por la noche comprando como si nada y el jueves, encapuchado. Había puesto candado en la casa”.

Por último, contó con lágrimas en sus ojos que los padres de Verónica “están desechos, esperando la autopsia y también el cuerpo para poder velarla”.

Latest Posts