7.1 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

Guerra Rusia-Ucrania: Shell anunció que dejará de comprar petróleo y gas natural ruso

También cerrará sus estaciones de servicio en ese país por la invasión a Ucrania.

Shell, la empresa petrolera con sede en Gran Bretaña, anunció que rompió el martes “por completo” el vínculo con toda la industria energética de gas y petróleo de Rusia, incluyendo el cierre de sus 500 estaciones de servicio en el país.

Un anuncio brutal, que por primera vez toca las exportaciones de petróleo ruso y gas ruso, no incluidos -hasta este martes -en las sanciones y un nuevo paso en este proceso de asfixiar la economía rusa. Poco después, la Casa Blanca anunció que suspendía las compras de petróleo ruso.

Shell ha dicho que planea retirarse del petróleo y el gas rusos y detener todas las compras al contado de crudo ruso, como un paso inmediato para rechazar la invasión de Ucrania por parte de Vladimir Putin.

Disculpas por comprar petróleo ruso

El gigante petrolero también se disculpó por comprar un envío de petróleo la semana pasada a precios bajos, diciendo que la decisión “no fue la correcta”.

El director ejecutivo de la compañía, Ben van Beurden, dijo en un comunicado: “Somos muy conscientes de que nuestra decisión de la semana pasada de comprar un cargamento de petróleo crudo ruso para refinarlo en productos como gasolina y diésel -a pesar de que se tomó con la seguridad de los suministros a la vanguardia de nuestro pensamiento- no era el correcto y lo sentimos.”

La empresa anunció la semana pasada que se desharía de sus inversiones en Rusia. Dijo que su decisión de abandonar todo el comercio de combustibles fósiles rusos estaba “alineada con la nueva orientación del gobierno”.

Hasta ahora, petróleo y gas excluidos

Hasta ahora, las vastas exportaciones de energía de Rusia estaban afuera de las sanciones sin precedentes impuestas por Occidente, en respuesta a la decisión de Putin de ordenar a sus tropas que invadan Ucrania. A excepción de EE.UU., Europa no prevé por ahora sanciones sobre el petróleo ni el gas por las repercusiones que tendrían sobre  los precios y escasez en los países occidentales.

Pero el petróleo crudo ruso ya está siendo rechazado por algunos comerciantes y compañías petroleras. El crudo Urals de referencia de Rusia se cotiza con un descuento de 25 dólares el barril, en comparación con solo un par de dólares antes de la invasión.

Shell dejará de operar con todos los hidrocarburos rusos "de forma gradual''. Foto AP.Shell dejará de operar con todos los hidrocarburos rusos “de forma gradual”. Foto AP.

La advertencia de Rusia

Moscú advirtió el lunes por la noche que los precios del petróleo podrían dispararse a 300 dólares el barril, si Occidente prohibiera su petróleo. Dijo que podría cortar el suministro de gas natural a Alemania, en represalia por la decisión de Berlín de impedir que el gasoducto Nord Stream 2 de Rusia entre en funcionamiento.

En un comunicado, el director general de Shell explicó sus razones. “Nuestras acciones hasta la fecha han sido guiadas por discusiones continuas con los gobiernos sobre la necesidad de desenredar a la sociedad de los flujos de energía rusos, mientras se mantienen los suministros de energía”, dijo el director general de Shell, Ben Van Beurden.

“Las amenazas de hoy de detener los flujos de oleoductos a Europa ilustran aún más las decisiones difíciles y las posibles consecuencias que enfrentamos al intentar hacer esto”, advirtió.

Freno inmediato a las compras

A menos que los gobiernos le indiquen lo contrario, Shell dijo que detendría de inmediato las compras de crudo ruso en el mercado al contado y no renovaría los contratos. También reconfiguraría su cadena de suministro para eliminar por completo el crudo ruso.

“Haremos esto lo más rápido posible. Pero la ubicación física y la disponibilidad de alternativas significan que esto podría demorar semanas en completarse y conducirá a una reducción del rendimiento en algunas de nuestras refinerías”, dijo la compañía en el comunicado.

Shell también comenzará inmediatamente a cerrar sus operaciones de estaciones de servicio, combustibles de aviación y lubricantes en Rusia de la “manera más segura” posible. Comenzará una retirada gradual de los productos de petróleo, el gas de gasoducto y el gas natural licuado rusos.

Van Beurden dijo que los países europeos enfrentan un dilema entre presionar al gobierno ruso por sus acciones en Ucrania y garantizar un suministro de energía estable y seguro.

“Pero, en última instancia, corresponde a los gobiernos decidir sobre las compensaciones increíblemente difíciles que se deben hacer durante la guerra en Ucrania. Continuaremos trabajando con ellos para ayudar a manejar los impactos potenciales en la seguridad del suministro de energía, particularmente en Europa”, añadió.

Las críticas a Shell

Shell ha dicho que dedicará las ganancias de los barriles restantes de petróleo ruso que procese a un fondo especial, dedicado a aliviar las consecuencias de la guerra para el pueblo de Ucrania. Shell fue objeto de grandes críticas el fin de semana después de que compró el cargamento de crudo ruso a un precio reducido.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania había atacado a la empresa en las redes sociales después de que se supo que Shell había comprado crudo.

Cuando Shell se vio obligada a defender su compra de crudo ruso durante el fin de semana, insistió en que no tenía “alternativa” para mantener el suministro oportuno de combustible a Europa.

El petróleo ruso y Shell

El petróleo ruso representa actualmente alrededor del 8% de los suministros de trabajo de Shell. Una de las refinerías de la firma, que produce diesel y gasolina y otros productos, también se encuentra entre las más grandes de Europa.

“Los cargamentos de otras fuentes no habrían llegado a tiempo para evitar interrupciones en el suministro del mercado” dijo.

Los precios de los combustibles en alza en una estación de Shell, en Manchester. Foto: AFPLos precios de los combustibles en alza en una estación de Shell, en Manchester. Foto: AFP

Sin embargo, aún no está claro cómo Shell reemplazará exactamente el volumen de energía producido por Rusia.

Eso implicará que la compañía venda su participación del 27,5% en una importante planta de gas natural licuado y una participación del 50% en dos proyectos de yacimientos petrolíferos en Siberia.

También pondrá fin a su participación en el gasoducto Nord Stream 2 entre Rusia y Alemania. Los ministros alemanes ya habían suspendido el oleoducto de 1.200 km bajo el Mar Báltico.

Shell dijo que esperaba que la medida costara alrededor de $ 3 mil millones (£ 2,2 mil millones) y siguió al anuncio de BP de que vendería su participación del 19,75% en la empresa petrolera estatal rusa Rosneft, que posee desde 2013.

“Estos desafíos sociales resaltan el dilema entre presionar al gobierno ruso por sus atrocidades en Ucrania y garantizar un suministro de energía estable y seguro en toda Europa”, dijo van Beurden.

El viceprimer ministro ruso Alexander Novak dijo que “el rechazo del petróleo ruso tendría consecuencias catastróficas para el mercado mundial”, lo que haría que los precios se duplicaran con creces a 300 dólares el barril.

La UE obtiene alrededor del 40 % de su gas y el 30 % de su petróleo de Rusia, y no tiene sustitutos fáciles si se interrumpe el suministro.

Si bien el Reino Unido no se vería directamente afectado por la interrupción del suministro, ya que importa menos del 5 % de su gas de Rusia, se sufriría por el aumento de los precios en los mercados mundiales a medida que aumenta la demanda en Europa.

Latest Posts