25.5 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

El papa Francisco partió a Chipre y Grecia: el drama de la migración, en la mira

En Chipre afrontará la reunificación de la isla. Es la primera vez que un pontífice no vuela en la ahora desaparecida Alitalia.

El Papa Francisco partió en la mañana de este jueves en avión en su 35° viaje apostólico al extremo oriental de Europa, a Chipre y Grecia, en una peregrinación apostólica que lo llevará al encuentro del drama cada vez más grave de los refugiados, para “avecinarme a una humanidad herida en la carne de tantos migrantes en busca de esperanza”.

Dato de color: el papa partió en un vuelo de la compañía ITA Airways. En los 179 viajes realizados por los pontífices, por primera vez no será Alitalia la compañía que traslade al papa, ya que esta dejó de operar el pasado 15 de octubre debido a sus problemas económicos y su lugar fue tomado por una nueva aerolínea que nació gracias a la inversión estatal: Italia Transporte Aéreo.

Aunque la gira comprende reuniones y ceremonias, con 11 discursos y homilías, además del Angelus que pronunciará en Grecia para acentuar la vía ecuménica con los ortodoxos griegos y mantener vivas a las comunidades católicas, muy minoritarias en tierras helénicas, el viaje estará centrado en la tragedia de las migración.

El papa Francisco saludó en la escalerilla al presidente ejecutivo de ITA Airways, Alfredo Altavilla. Foto: APEl papa Francisco saludó en la escalerilla al presidente ejecutivo de ITA Airways, Alfredo Altavilla. Foto: AP

“Europa está conmovida por las migraciones”, comentó el Papa que el mes pasado dijo que el Mediterráneo, el Mare Nostrum, “se está convirtiendo en el más grande cementerio del mundo”, por la cantidad de refugiados que mueren en los cotidianos naufragios desde el área occidental africana a las costas orientales vecinas a Turquía.

El lema de su viaje apostólico es “Abrámonos a las sorpresas de Dios para hacer resplandecer su luz en nuestro camino”, mientras en Europa se vive una agudización de la pandemia del coronavirus.

En Chipre y Grecia se han tomado medidas para controlar las aglomeraciones que se producirán por la presencia del Papa. El portavoz papal Matteo Bruni dijo: “mientras la situación de la pandemia en Chipre es estable, en Grecia se registra un ligero repunte”.

La partida del Papa este jueves en Fiumicino. Foto: EFELa partida del Papa este jueves en Fiumicino. Foto: EFE

Añadió que no siempre será posible controlar el certificado como ocurrirá en el encuentro del pontífice argentino con los jóvenes griegos el lunes 6 en Atenas, que será su acto de despedida antes de embarcarse de regreso en un avión a Roma.

La reunificación de Chipre

En Chipre, donde Jorge Bergoglio estará este jueves y el sábado, la cuestión inevitable que afrontará el Papa es la reunificación de la isla, dividida desde la invasión turca de 1974. Los militares turcos ocuparon un tercio del territorio de la isla.

Francisco podrá observar personalmente este drama, porque la capital Nicosia está dividida por la llamada línea verde, el “último muro de Europa”, por donde pasa la frontera entre la helénica Chipre y la República del Norte de Chipre, bajo estricto dominio turco, único país del mundo que la reconoce.

El Vaticano apoya la reunificación “que durante mucho tiempo ha sido una herida que no erá ignorada”, comentó el portavoz. Matteo Bruni dijo que el Vaticano “apoya todos los esfuerzos para fortalecer las conversaciones bilaterales, que son la única solución para la isla y sus habitantes”.

Tras su llegada a la capital, Francisco tendrá su primer encuentro con sacerdotes, religiosos, catequistas y asociaciones católicas en la catedral maronita de Nuestra Señora de las Gracias.

La bandera vaticana ondea en una iglesia católica en Nicosia. Foto: APLa bandera vaticana ondea en una iglesia católica en Nicosia. Foto: AP

Chipre tiene un poco menos de un millón de habitantes y los católicos son el 1% de la población. En su mayoría católicos de rito latino. Los maronitas son unos ocho mil y esperan que el encuentro con el Papa no solo sea un momento importante para resaltar su cultura sino también para renovar su pedido para poder volver a sus casas en la zona ocupada por Turquía.

El obispo de Roma peregrina también para reforzar los lazos con la iglesia ortodoxa. Se reunirá con el arzobispo de Chipre Jrisóstomo II y tendrá después un encuentro con el Santo Sínodo en la catedral ortodoxa.

La escala en Grecia

El eje principal del viaje papal está en Grecia. A Atenas llegará el sábado, donde iniciará su periplo con encuentros con las máximas autoridades a las que dirigirá un discurso. También se encontrará con las autoridades de la iglesia ortodoxa.

Pero es su regreso a la isla de Lesbos, que visitó en abril de 2016, el momento más importante de su viaje. Vuelve cinco años después de su visita al campo de Moria desde donde lanzó llamados angustiosos en favor de los migrantes, pidiendo y reclamando a Europa que demostrara su raíz cristiana acogiendo a los prófugos.

El Papa durante su visita a Lesbos en 2016. Foto: AFPEl Papa durante su visita a Lesbos en 2016. Foto: AFP

A Roma regresó entonces con tres familias sirias que viajaron en el avión con él para recibir hospitalidad en Italia y hoy fueron a despedir al aeropuerto a Jorge Bergoglio.

El campo de Moria ya no existe más porque fue destruido en un incendio hace dos años. El Papa, que había prometido volver, irá a visitar cerca a los refugiados en el Centro de Mytilene, en la playa Mayroyouni. Allí quedan 3.500 migrantes, en su mayoría provenientes de Afganistán. También hay muchos que vienen de África.

Desde Lesbos el Papa hará un nuevo llamado al mundo en favor de los migrantes, pero especialmente a Europa, a la que en la audiencia general de este miércoles en el Vaticano le pidió que recuerde “los valores de su propia civilización”.

El Papa reiterará que es un “peregrino en las fuentes surgentes de la fraternidad y de la humanidad” Antes de partir de Roma, Francisco en un mensaje refiriéndose al Mediterráneo, que “el mar que abraza muchos pueblos, con sus puertos abiertos,nos recuerda que “las fuentes del vivir juntos están en la acogida recíproca”.

Francisco reiterará lo que dijo en la isla de Lesbos hace cinco años, al encontrar a los que sufren “la catástrofe humanitaria más grande desde el fin de la Segunda Mundial”.

Latest Posts