Connect with us

Politica

El oficialismo consiguió los votos y el Presupuesto 2021 ya tiene media sanción de Diputados

Publicado

on

Se aprobó esta madrugada luego de una extensa jornada en la que hubo algunos cruces con la oposición que lo acusa de inconsistente y de llevar adelante gradualismo con ajuste

Con 139 votos a favor, 15 en contra y 90 abstenciones, el Frente de Todos logró aprobar en Diputados el proyecto de Presupuesto 2021 luego de una extensa jornada en la que se dieron algunos cruces con la bancada de Juntos por el Cambio que, por primera vez en el año, logró bajar masivamente al recinto. De esta forma, el gobierno del presidente Alberto Fernández ya tiene recorrido el 50% de su primer presupuesto.

La sesión comenzó pasadas las 12 del mediodía de ayer y terminó pasadas las 6.30 de la mañana de hoy, casi sin cambios, con el cierre de los presidentes de cada uno de lo bloques. Así, el proyecto fue girado al Senado de la Nación, donde será tratado en las próximas semanas.

infobae-image

En una sesión en la que estuvieron presentes 117 diputados (22 del Frente de Todos, 89 de Juntos por el Cambio, 2 del Interbloque Federal, 2 de Unidad Federal para Desarrollo y 2 del Frente de Izquierda), las discusiones giraron nuevamente en torno a las diferencias políticas entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Más que en el texto del proyecto, que ya había sido debatido en las comisiones, el bloque opositor decidió apuntar a los números macroeconómicos del proyecto y reflotó una palabra que fue muy utilizada durante el gobierno de Mauricio Macri: gradualismo.

En ese sentido, señalaron que el Gobierno presentó un proyecto en el que hay un gradualismo económico, pero que lleva adelante un ajuste. Así lo hizo saber Luciano Laspina.

El diputado de JxC, una de las espadas en las discusiones económicas, luego de hacer referencias a los presupuestos del Gobierno de Cristina Kirchner y a las obras públicas que inauguró Cambiemos, utilizó una frase que había dicho el ex presidente Macri para culpar a los diputados por la toma de deuda. “El déficit es el padre y la deuda es el hijo. No hay ninguna magia en esto y la prueba es que en lo que va en los pocos meses de Alberto Fernández la deuda creció unos USD 20.000 millones. Las fuentes de financiamiento son deuda y emisión monetaria. Pero como la emisión monetaria que tuvo que aplicar este gobierno es intolerable para la demanda de pesos que hay en Argentina y más en este marco de desconfianza y de volatilidad en la que vuelan los mercados, tenemos el mismo riesgo país que en la etapa de sobreendeudamiento”.

Luego retomó el concepto de gradualismo al señalar: “Si criticamos el gradualismo de Cambiemos, podríamos criticar el gradualismo que plantea este presupuesto. El ministro Guzmán plantea un puente que empieza con este presupuesto y que nos debería llevar a una economía con mejores fundamentos, en donde todos seremos felices. Este gradualismo esta asediado por una brecha cambiaria que hablamos todos los días porque acá hablamos del presupuesto y del 2021 como si afuera hubiese una realidad virtual donde está todo ordenado y solo esperamos la vacuna para ser felices. No es así, tenemos una brecha cambiaria enorme. Lo que nos propone el ministro Guzmán es trazar un puente de esperanzas con algunas medidas que son dosis homeopáticas para alguna situación que requeriría de una estrategia de shock que hace que el puente de Guzmán no nos conduzca a la otra orilla sino a la misma pesadilla”.

Laspina critico los números del presupuesto y señaló que incluye un ajusteLaspina critico los números del presupuesto y señaló que incluye un ajuste

Tras repetir varias veces que el presupuesto plantea un “ajuste, después discutiremos si es bueno o malo”, dijo que Guzmán plantea un crecimiento de 5%, aunque se preguntó “con qué dólares”.

El presupuesto se basa en indicadores tales como un dólar que llegará a los $102,40 para diciembre del año próximo, la inflación retrocede hasta el 29%, un PBI que pasa de una caída de más de 12% para este año a crecer 5,5% y la administración nacional tendrá un déficit de 4,5 por ciento del PBI

La respuesta llegó de parte de los diputados del FdT que señalaron que acusaron a la administración de Cambiemos de haber dejado al país sobreendeudado y sin crecimiento. Hasta el diputado José Luis Ramón, del bloque Unidad y Equidad Federal -que acompañó al oficialismo en el voto- tuvo un cruce con la oposición, ya que los acusó de casi 300 contrataciones para la Auditoria General de la Nación.

El presupuesto que se aprobó estipula que el dólar llegará a los $102,40 para diciembre del año próximo, la inflación retrocederá hasta el 29%, el Producto Bruto Interno pasará de una caída de más de 12% para este año a crecer 5,5% y la administración nacional tendrá un déficit de 4,5 por ciento del PBI.

Más allá de los lineamientos macroeconómicos, el proyecto de ley tiene una fuerte impronta respecto de la obra pública, sector al que apunta el Gobierno nacional para comenzar a generar trabajo y crecimiento económico. Pero, además, tiene un recorte del gasto vía el congelamiento de los subsidios, lo que significa que prevé un alza en las tarifas de los servicios públicos para el año que viene.

En lo que se refiere a las jubilaciones, el proyecto establece un incremento de 32% de las partidas para el pago, lo que significaría que le ganarían a la inflación si se cumple el presupuesto de que el año que viene el índice de Precios del Consumidor será de 29 por ciento.

Politica

Causa Ciccone: Amado Boudou espera que lo autoricen a continuar la condena en su nueva casa

Publicado

on

Por

El ex vicepresidente tiene prisión domiciliaria desde abril. Durante la pandemia logró mudarse, pero no pidió permiso para salir a la calle. La Corte Suprema confirmará hoy todas las condenas

Boudou ya no será inocente por el caso Ciccone. La Corte Suprema tiene previsto rechazar todos los recursos presentados por los condenados en ese caso. De esa manera, quedarán firmes las condenas para el ex vicepresidente, su amigo José María Nuñez Carmona, Nicolás Ciccone, y el resto de los acusados. En el caso de Boudou, son 5 años y 10 meses de prisión. Ya pasó por la cárcel tres veces y desde abril sigue cumpliendo la pena desde su domicilio.

El ex vicepresidente se enteró de los primeros rumores ayer por la mañana, por un llamado de su amigo, José María Nuñez Carmona, que venía siguiendo el trámite del expediente por las vocalías de la Corte Suprema y notó una repentina aceleración en los últimos diez días. La primera reacción fue en tono político. “Esto es un mensaje para alguien”, dijeron en su entorno. Esa misma fuente sospecha que el fallo de la Corte tiene un hilo conductor con la resolución de la Cámara de Casación sobre la ley del arrepentido y otros fallos que surgen desde la Justicia.

Otras fuentes cercanas a Boudou relativizan las motivaciones políticas del fallo. “Amado estaba en la fila y le tocó, al Gobierno no le preocupaba su suerte. Si se confirma la condena es porque nadie estaba pidiendo por él”, graficó un allegado del ex vicepresidente, que nunca tuvo relación con el actual presidente Alberto Fernández.

Boudou no habló ayer en público: quiere esperar la “letra fina” del fallo de la Corte Suprema, anticipado ayer por Infobae. Sus abogados defensores no prepararon ninguna presentación judicial, al menos para las próximas horas. Con la confirmación de las condenas, el trámite quedará en manos del juez de ejecución, Daniel Obligado, quien le otorgó la domiciliaria en abril por la emergencia sanitaria.

“Las circunstancias no se modifican por el fallo de la Corte. Ellos no tienen nadie que los ayude con sus hijos, los padres de su mujer viven en México y Amado perdió a sus padres durante la cuarentena”, respondieron desde el entorno de Boudou para justificar que debería seguir con la prisión domiciliaria.

(Foto: Franco Fafasuli)(Foto: Franco Fafasuli)

Boudou ya estuvo detenido tres veces. La primera vez fue el 3 de noviembre de 2017, cuando la Prefectura lo sorprendió en su departamento de Puerto Madero con una orden del juez Ariel Lijo. Luego volvió a la cárcel en agosto de 2018, tras la condena del Tribunal Oral Federal 4 por el caso Ciccone. Ese período se extendió hasta el 11 de diciembre de ese año, cuando ese mismo tribunal, con otra composición, decidió otorgarle la excarcelación tras el pago de 1 millón de pesos y la colocación de una tobillera electrónica con GPS. Su tercer paso por el complejo penitenciario de Ezeiza arrancó el 18 de febrero del año pasado, luego de un fallo de la Cámara de Casación que decidió revocar su excarcelación.

El ex vicepresidente está cumpliendo con arresto domiciliario desde abril. Comenzó en un departamento del barrio de Barracas y luego pidió permiso para mudarse a una casa, confirmó a Infobae una fuente de su defensa.

La mudanza fue su única salida al exterior. Durante la pandemia su vida se concentró en su dos hijos mellizos. También dedica buena parte del tiempo a estudiar historia y francés. “Siempre fue una máquina de leer y con esta situación mucho más”, contó alguien del entorno.

Su socio, Nuñez Carmona, también decidió concentrase en el estudio. En el verano, según pudo saber Infobae, retomará la carrera de Derecho en la UADE. Su objetivo es recibirse a mediados de 2021.Con ese título, descontaría cuatro meses a la condena de 5 años y 6 meses, aunque ya suma unos 30 meses entre todas las detenciones.

Núñez Carmona también obtuvo el beneficio de la prisión domiciliaria: desde agosto pasa sus días en un departamento de Mar del Plata, donde vive junto a su mamá de 93 años. Solo salió a la calle para visitar médicos. Siempre con una orden judicial y monitoreado por la pulsera electrónica.

Por el caso Ciccone también fueron condenados el empresario Nicolás Ciccone, que cumple con prisión domiciliaria desde hace más de dos años, el arrepentido Alejandro Vandenbroele (el único que no apeló), Rafael Resnick Brenner (ex funcionario de la AFIP), y el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Economía Guido Forcieri.

Seguir leyendo

Politica

La movilidad jubilatoria comenzará a debatirse hoy en el Senado

Publicado

on

Por

La reunión se realizará desde las 14 y está previsto que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; y la directora ejecutiva de ANSES, María Fernanda Raverta, expongan a través de videoconferencia ante los legisladores.

El proyecto de ley que modifica el índice de movilidad jubilatoria, enviado por el Poder Ejecutivo al Senado, comenzará a ser debatido hoy durante un plenario de las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta, se informó oficialmente.

La reunión se realizará desde las 14 y está previsto que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; y la directora ejecutiva de ANSES, María Fernanda Raverta, expongan a través de videoconferencia ante los legisladores.

El proyecto de ley, enviado la semana pasada al Congreso, “propicia una nueva fórmula de movilidad de las prestaciones, mediante la sustitución del artículo 32 de la ley 24.241 y sus modificaciones cuya aplicación se encuentra suspendida por el artículo 55 de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la emergencia”.

La iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo modifica el índice de movilidad jubilatoria, elaborado en base al trabajo de una comisión mixta, y comenzará a utilizarse desde 2021, cuando venza el actual período de emergencia en la materia.

El proyecto contempla un aumento semestral mediante una fórmula que combina los índices de evolución de los salarios (50%) y de la recaudación (50%), vigente durante los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

El texto fue elaborado en base a la propuesta de 131 páginas elevada por esa comisión, creada a partir de la Ley 27.541 de Solidaridad Social e integrada por 17 miembros -legisladores del oficialismo y de la oposición y funcionarios nacionales-, cuya labor constó de 17 reuniones en las que se recibieron a 24 expositores.

Seguir leyendo

Politica

Alberto Fernández descongela la relación con la CGT: almorzará con seis sindicalistas en Olivos

Publicado

on

Por

La dirigencia cegetista le reclamará por el recorte de la ayuda económica, las jubilaciones y las obras sociales. El Presidente, que no recibe a la central obrera desde septiembre y estaba molesto con las críticas sindicales, quiere apurar el Consejo Económico y Social

Alberto Fernández decidió descongelar el diálogo con la Confederación General del Trabajo (CGT): almorzará este martes en Olivos con seis dirigentes de la cúpula cegetista, que irán con una amplia lista de temas para resolver, desde el reclamo por el recorte de la ayuda económica hasta la ayuda para las obras sociales, pasando por el Consejo Económico y Social.

La delegación sindical estará integrada por los cotitulares de la CGT Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio), Andrés Rodríguez (UCPN); Gerardo Martínez (UOCRA), Armando Cavalieri (Comercio) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias).

La relación Gobierno-CGT estaba atravesando por una crisis luego de que el consejo directivo de la central obrera mantuvo una agitada reunión, el 10 de noviembre pasado, en el que abundaron los cuestionamientos contra el oficialismo por el ajuste que se puso en marcha a través de la eliminación de planes de asistencia como el IFE y el ATP (para pagar una parte de los salarios de empresas en crisis), la nueva fórmula de actualización de las jubilaciones, la desactivación del programa Precios Cuidados y el aumento de las tarifas y las prepagas.

La dirigencia cegetista resolvió entonces pedir una audiencia con el Presidente para plantearle su posición o, a lo sumo, un encuentro con el gabinete económico, pero el Gobierno decidió no concederle ninguna reunión por el malestar que causaron las críticas sindicales. Sin embargo, siguió en contacto con los gremialistas el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

Héctor Daer, cotitular de la CGT, y Alberto Fernández, en el acto del 17 de octubre en la sede cegetistaHéctor Daer, cotitular de la CGT, y Alberto Fernández, en el acto del 17 de octubre en la sede cegetista

El último contacto entre el jefe del Estado y la CGT fue en el acto por el 17 de octubre que se hizo en la sede cegetista de Azopardo 802, aunque el anterior contacto a solas en el que pudieron abordar una agenda de temas se produjo en septiembre pasado, también en la Quinta de Olivos, donde durante tres horas y media repasaron la situación socioeconómica y la propuesta sindical para reformular el sistema de obras sociales y evitar su desfinanciación.

En ese momento, la CGT y el ministro de Salud, Ginés González García, negociaban una propuesta para aumentar el aporte de los trabajadores a las obras sociales destinado a compensar los severos problemas financieros del sistema sindical de salud, agravado por la cuarentena, pero finalmente se frenó debido al rechazo que generó esa alternativa.

Entre las quejas de la CGT también figura que el titular de Salud no avanzó con la idea conjunta de redactar un proyecto de ley complementaria para corregir asimetrías del sistema de obras sociales. Sin embargo, González García trató este tema la semana pasada con sus colegas del gabinete económico y el superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Zanarini.

Si fuera así, quedará más en evidencia que el Gobierno no quiso recibir hasta ahora a la CGT luego de sus críticas, pero le respondió virtualmente con anuncios vinculados con los reclamos que había efectuado la central obrera para dejar sin efecto el malestar existente.

El ministro de Trabajo Claudio MoroniEl ministro de Trabajo Claudio Moroni

Por un lado, se informó que pondrán en marcha el programa Potenciar Trabajo para asistir a parte de los beneficiarios del IFE y se relanzó el programa Repro II, a través del cual se pagará a los trabajadores de las empresas adheridas una suma de hasta $9.000 mensuales.

Por otra parte, poco después de que lo exigió el consejo directivo de la CGT, el Gobierno prorrogó por otros 60 días la prohibición de los despidos y la doble indemnización.

Además, los sindicalistas habían advertido que las obras sociales no estaban en condiciones de pagar las vacunas contra el COVID-19 y la Superintendencia de Servicios de Salud demoró sólo dos días en garantizar que el Gobierno “se hará cargo de la provisión y de la aplicación”.

Dos semanas después de las críticas de la CGT, por otra parte, Alberto Fernández se anticipó a contestar un viejo reclamo sindical: prometió que pondrá en marcha rápidamente el Consejo Económico y Social, sin esperar a crearlo mediante una ley, tal como había anunciado en el discurso que brindó el 10 de diciembre, cuando anunció como presidente de la Nación.

Seguir leyendo

Las más leidas