Connect with us

Portada

El después del coronavirus: preocupan las secuelas cardíacas que puede dejar la enfermedad

Publicado

on

Lo advierten investigaciones internacionales, y también Carla Vizzotti habló de “efectos tardíos” incluso en pacientes leves. Qué puede provocar el virus en el corazón.

Hace un par de días, la secretaria de Acceso de la Salud, Carla Vizzotti, enumeró -en diálogo con TN– algunas razones lógicas para que la gente se siga cuidando y no subestime el contagio de coronavirus. Habló de efectos tardíos que están bajo investigación, incluso en enfermos leves y asintomáticos. Específicamente se refirió a artículos que reportan que “un porcentaje importante de personas tiene secuelas cardiológicas”. ¿Qué dicen esos papers y por qué preocupan a los médicos?

El más reciente fue publicado a fines de julio en la revista JAMA Cardiology. Ahí, investigadores del Hospital Universitario de Frankfurt, Alemania, se preguntaron si había efectos cardiovasculares en pacientes que habían tenido coronavirus recientemente. Tomaron aleatoriamente a 100 personas: 67 se habían recuperado en su casa y 33 habían tenido que ser hospitalizadas. “El intervalo de tiempo medio entre el diagnóstico de coronavirus y la resonancia magnética (parte del chequeo que les hicieron para esta investigación) fue de 71 días”, aclara el paper.

Es lógico observar lo pequeño de la muestra, pero el hallazgo no deja de ser abrumador: el 78% de los testeados tenía algún grado de compromiso cardíaco. El 60%, inflamación miocárdica en curso. El informe aclara que el resultado es “independiente de toda condición preexistente” y señala “la necesidad de una investigación continua de las consecuencias cardiovasculares a largo plazo del Covid-19”.

Investigadores de distintas ramas estiman que muchos pacientes curados de coronavirus deberán descartar la presencia de secuelas cardiológicas.

Investigadores de distintas ramas estiman que muchos pacientes curados de coronavirus deberán descartar la presencia de secuelas cardiológicas.

En la misma línea, otro paper, esta vez de científicos de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) publicado unos días antes en la revista Nature, advirtió que “algunos pacientes que no presentan los síntomas típicos de fiebre y tos tienen síntomas cardíacos como primera manifestación clínica”. Y detalló: “Más allá de que la manifestación clínica predominante del Covid-19 es la neumonía viral, también puede causar desórdenes cardiovasculares como injuria miocárdica, arritmias, síndrome coronario agudo y tromboembolismos”.

De estos textos parece desprenderse que, a quienes tuvieron coronavirus, aun si se recuperaron y sienten que volvieron a la “vida normal”, les espera una tediosa batería de chequeos, más allá de los regulares, en busca de posibles secuelas silenciosas. Clarín habló del tema con infectólogos, cardiólogos y virólogos, y parece ser un terreno tan complejo como poco explorado.

El virus en los órganos

Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), aseguró que “los casos de secuelas cardiológicas son importantes” y enseguida afirmó: “En muchos pacientes estamos empezando a aprender. No tenemos mucha información, pero sí hay varios estudios que muestran que el porcentaje es alto. Ya sabemos que entre el 20% y 50% de las personas en terapia intensiva tienen infarto durante la terapia. Y muchos jóvenes que fallecen, que son muy pocos, por suerte, mueren por infartos o ACV. De los que sobreviven, un porcentaje grande va a quedar con secuelas y hay que seguirlas a largo plazo”.

“El tema no es menor”, apuntó Jorge Quarleri, virólogo investigador del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y Sida (INBIRS), dependiente de la UBA-Conicet, y aseguró: “Más allá del fenómeno agudo, claramente podrían quedar secuelas en los órganos donde este virus es capaz de producir daño”.

Control de temperatura. Algunos sintomáticos y asintomáticos de coronavirus están manifestando, tras la cura, algún grado de compromiso cardíaco. Foto Mauricio Nievas

Control de temperatura. Algunos sintomáticos y asintomáticos de coronavirus están manifestando, tras la cura, algún grado de compromiso cardíaco. Foto Mauricio Nievas

Un antecedente “guía” es la experiencia con el SARS 1. Quarleri recordó que entonces “el virus se encontró en tejido miocardíaco del 35% de los pacientes. Pero en lo que hace a las evidencias del SARS-CoV 2 asociado a daños en el tejido miocardíaco, todavía hay contradicciones, en parte porque el material que se usa para hacer las determinaciones finales viene de las necropsias. Y hay hallazgos en varias direcciones”.

Es simple: nadie duda de las consecuencias cardiológicas visibles en muchos pacientes. El debate está centrado en si, a) el coronavirus afecta el sistema cardiovascular en forma directa, generando un daño concreto en sus células o si, b) el daño es consecuencia de una inflamación sistémica más general, el famoso “shock” o “tormenta” de citoquinas, una reacción descontrolada del sistema inmune, que busca eliminar el patógeno.

Un gran corazón

Cualquier médico “en tema” sabe de la aparición de ciertos indicadores o “marcadores” en pacientes curados de coronavirus, que son justamente lo que les dan la pauta de que algo pasó en términos cardiovasculares. La más reportada es una enzima llamada troponina, ligada a la “injuria cardíaca”, es decir, la rotura de alguna o varias células del corazón. Según el nivel de troponina se podrá hablar de “injuria” o de “infarto”.

Otros marcadores a los que están atentos los médicos que chequean pacientes de coronavirus son elevaciones en la ferritina, lo que indicaría una posible inflamación general, y en la dímero D, proteína que sube cuando hay coágulos en los vasos sanguíneos, lo que podría derivar en cuadros de trombosis.

Médicos en pleno abordaje de casos de Covid-19, en el barrio de Barracas. Foto Maxi Failla

Médicos en pleno abordaje de casos de Covid-19, en el barrio de Barracas. Foto Maxi Failla

Volviendo al paper de los 100 pacientes, los expertos alemanes encontraron algunos de estos “marcadores” en casi el 80% de los casos; y en el 60%, cuadros de miocarditis, uno de los temas que más preocupa a los expertos.

Por ejemplo a Jorge Tartaglione, médico cardiólogo y presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, quien aclaró que, en principio, “es común para los cardiólogos ver el impacto de un virus en las paredes del corazón, produciendo miocarditis, una condición que deriva en insuficiencia cardíaca“.

Según detalló, el cuadro se da porque “el corazón no puede sacar la cantidad de sangre que le entra, y entonces se va agrandando y dilatando. El músculo cardíaco no tiene la fuerza para sacar la sangre en cada latido y por la persona suele sentir falta de aire, ya que hay un impacto en los pulmones”.

Pero Tartaglione se mostró dubitativo frente a las secuelas del coronavirus en investigación: “No sabemos si las produce el virus o son una reacción del cuerpo. Mi idea es que son las dos: la tormenta de citoquinas debe influir, pero el virus entra la células, las infecta, las inflama y se genera dilatación cardíaca”.

Alejandro Hershson, presidente electo de la Sociedad Argentina de Cardiología y jefe de Cardiología Ambulatoria de la Fundación Favaloro, coincidió con su colega: el coronavirus no sería el primer virus en poner palos en la rueda en el sistema cardiovascular.

“Por eso recomendamos la vacunación contra la influenza: sabemos que algunos virus gatillan una serie de mecanismos que afectan las tasas de infarto de miocardio y de insuficiencia cardíaca, en especial en quienes tienen enfermedades preexistentes”, señaló.

Sin embargo, puso reparos respecto del artículo alemán: “Se basa en cien casos, que es muy poco para hacer afirmaciones. Es cierto que se vieron casos de inflamación miocárdica en gente que no tenía patologías previas, pero todavía no puede saberse cuánto impactará esto en el futuro”.

Daño silencioso

Volviendo al campo de la virología, Quarleri enfatizó que “haber tenido la infección por SARS-2 en forma asintomática o con síntomas ligeros no exime a nadie de eventuales daños a nivel cardíaco”.

El detalle es complejo, pero vale la pena seguirlo: “Ocurre que las células del endotelio vascular pueden quedar dañadas por la infección, y ese daño conllevar una serie de ‘respuestas’, incluyendo el aumento en la formación de ‘trombos’ o coágulos intravasculares. Esta consecuencia, conjuntamente con el descontrolado fenómeno inflamatorio, puede acarrear efectos en el nivel del miocardio”.

Las autoridades de Salud vienen pidiendo a la población evitar las reuniones y lugares con mucha gente, para evitar los contagios de coronavirus. Foto Juano Tesone

Las autoridades de Salud vienen pidiendo a la población evitar las reuniones y lugares con mucha gente, para evitar los contagios de coronavirus. Foto Juano Tesone

Lo dicho hasta ahora justifica, sin entrar en pánico, dejar de lado cualquier minimización del coronavirus en términos de “gripecita inofensiva”. Porque, aclaró Quarleri, “yendo a los asintomáticos, se piensa que la presencia silenciosa de trombos en la vasculatura cardíaca podría acarrear a futuro (cercano o lejano) complicaciones en la función normal”.

Esto sin contar que, “tras cualquier lesión se disparan mecanismos cicatrizales que, cuando se dan tras un extenso y continuo daño, se pueden desregular o descontrolar, lo que a su vez puede acarrear que el tejido normal sea reemplazado por un tejido fibroso y una matriz con mucho colágeno, que naturalmente ya no cumplirá con las funciones originales que tenía”.

En definitiva, “el coronavirus, sea por sí mismo como mediado por la respuesta inmune descontrolada del cuerpo, puede producir daños en múltiples órganos: pulmón, corazón, rinón, intestino, páncreas, hígado. Según la magnitud del daño, podrá sobrevenir la fibrosis en esos órganos, alterando su normal funcionamiento”, advirtió.

En otras palabras, conviene hacerse la idea de que “el antecedente de una infección por SARS-CoV 2 podría constituir un factor de riesgo que debe ser evaluado por un médico especialista”. Lo diga Vizzotti, lo diga Nature o un científico de renombre, las razones para evitar infectarse sobran.

Internacional

Lacalle Pou puso en duda la apertura de la frontera con Argentina para el verano

Publicado

on

Por

Debido a la pandemia por coronavirus, el presidente uruguayo dijo que tiene en sus manos “una decisión bien difícil”, que atenta directamente contra una base económica del país. “Hoy no estamos con las condiciones de asegurar que vamos a tener las fronteras abiertas”, admitió

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, dijo este lunes que su país aún no puede asegurar si las fronteras con Argentina y Brasil estarán abiertas para el verano y que tomar esta decisión no será una tarea fácil.

“Se nos viene una decisión bien difícil, que atenta directamente contra una base económica del país, que es el turismo”, resaltó durante su intervención en el foro virtual “España-Uruguay. Mirando al futuro”, organizado por el diario español ABC, en el que también participó el ex presidente del gobierno español Felipe González.

De acuerdo con esto, apuntó que el principal emisor de turistas hacia su país es Argentina y remarcó que, si bien en diciembre debería comenzar la temporada estival, “hoy no estamos con las condiciones de asegurar que vamos a tener las fronteras abiertas con Argentina y con el Brasil”.

Asimismo, Lacalle Pou puntualizó que el Grupo Asesor Científico Honorario, que ayuda al Ejecutivo en la crisis por la COVID-19, ya está trabajando en el “Plan Verano” y señaló que hay muchos escenarios posibles.

Durante el encuentro, el mandatario también fue consultado por el manejo que allí se hizo de la pandemia, con 1.917 casos y 46 fallecidos desde el pasado 13 de marzo, cuando se declaró la emergencia sanitaria por la aparición de los primeros positivos.

“Apelamos a la conducta ciudadana”, recordó Lacalle Pou, quien destacó que el uruguayo es “amante de la libertad” y afirmó que las estadísticas que tiene el país no son gracias al gobierno sino a los ciudadanos.

“Yo confío en el uruguayo, es un amante de la libertad. Ha peleado históricamente por ella y en los momentos difíciles deja de lado lo que nos separa y se junta atrás de ese principio”, enfatizó.

En esa línea, aseguró que la “libertad individual está determinada por la solidaridad con el bien común, con la sociedad”, que es una “enseñanza que nos va a quedar a los uruguayos en los procesos futuros”.

El presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou. EFE/Raúl Martínez/Archivo
El presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou. 

Esta gestión fue saludada por González, quien intercambió unas palabras con el mandatario uruguayo y le recalcó que la situación del país es “envidiable por sus resultados y por su estrategia”.

“Esa apuesta hasta el momento ha salido bien y forma parte del carácter de los uruguayos. Forma parte de su propia personalidad no solo por su apego a la libertad sino porque saben que el derecho a moverse, cuando choca con el derecho a la salud, hay que cuidarlo”, dijo el que fuera presidente del Gobierno español entre 1982 y 1996.

Finalmente, otro asunto por el que fue consultado Lacalle Pou fue la seguridad jurídica de Uruguay, un país considerado dentro del panel como uno de los pocos sitios donde la gente se siente cómoda para invertir.

Además de los dos políticos, los integrantes del foro fueron el director de ABC, Julián Quirós; la corresponsal del diario en la región, Carmen de Carlos; y Alfonso Budiño, director general de Concesiones del Grupo Azvi, especializado en construcción.

Seguir leyendo

Economia

La AFIP sale a fiscalizar en forma electrónica: qué variables va a revisar para detectar inconsistencias

Publicado

on

Por

El organismo extendió la feria fiscal determinada durante la cuarentena, pero en esta ocasión reactivó las fiscalizaciones electrónicas. revisará declaraciones juradas, movimientos bancarios y otros elementos

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reactivará las fiscalizaciones electrónicas, que estuvieron detenidas durante la cuarentena. De esa manera, lanzará una campaña de revisiones sobre movimientos de cuentas bancarias, inconsistencias en declaraciones juradas y otros movimientos sospechosos para detectar maniobras de evasión. La comunicación de que se activó una fiscalización se podrá encontrar en el portal del organismo, ingresando con clave fiscal. Es una vuelta a los controles que va en paralelo con la apertura de la motatoria.

El organismo conducido por Mercedes Marcó del Pont, a través de la resolución general 4818 pblicado hoy en el Boletín Oficial, extendió una vez más la feria fiscal que se viene aplicando desde el 18 de marzo de 2020, ahora hasta el 11 de octubre de este año. La feria, desde su inicio, mantuvo excepciones. Por ejemplo, nunca se interrumpieron las fiscalización con las que se proporciona información a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y las relacionadas con el Régimen de Precios de Transferencia.

La novedad en esta extensión es una tercera exclusión de la feria, la de los procedimientos de fiscalización electrónica. Se trata de la búsqueda de inconsistencias en movimientos bancarios, facturación y otras variables respecto de los que la AFIP comunica a los contribuyentes y responsables el inicio de una “Fiscalización Electrónica” y otorga 10 días hábiles administrativos para contestar el “Requerimiento Fiscal Electrónico”, prorrogables por otros 10 días.

Una aplicación estricta de los plazos y la imposibilidad de solicitar más de una prórroga por razones debidamente fundadas, pueden poner al contribuyente en una situación de incumplimiento que no es tal (Domínguez)

A modo de ejemplo, el tributarista Sebastián Domínguez de SDC Asesores Tributarios enumeró una serie de motivos habituales que disparan fiscalizaciones electrónicas:

1) Cuando los depósitos en las cuentas bancarias superan en un determinado porcentaje los ingresos declarados en la declaración jurada del Impuesto a las Ganancias;

2) Cuando las ventas declaradas en el IVA difieren en un determinado porcentaje respecto a lo declarado en la declaración jurada del Impuesto a las Ganancias.

3) Cuando hay pasivos declarados en la declaración jurada del Impuesto a las Ganancias que la AFIP entiende que pueden ser ficticios, representando incrementos patrimoniales no justificados.

Pero más allá de estos puntos, las revisiones electrónicas buscan todo tipo de inconsistencias.

Es algo típico de las moratorias, porque una de las formas que tiene el fisco de atraer a los contribuyentes a las moratorias es mostrando que fiscaliza (Piano)

El inicio de una fiscalización electrónica se notifica en el domicilio fiscal electrónico y se completa en el servicio “Fiscalizaciones Electrónicas”, dentro del portal de AFIP, ingresando con clave fiscal.

infobae-image

Más allá de las adecuaciones que resulten necesarias como resultado de las inconsistencias detectadas, los contribuyentes están obligados a responder al requerimiento fiscal electrónico. Si se incumple el requerimiento, la AFIP puede determinar sanciones y medidas muy graves para los contribuyentes.

Por ejemplo, puede recurrir a la aplicación de multas de entre $150 y $45.000, según el caso. También al encuadramiento en una categoría del “Sistema de Perfil de Riesgo (SIPER)” que refleje un grado creciente de riesgo de ser fiscalizado o a la exclusión o suspensión de los Registros Especiales Tributarios o Registros Fiscales a cargo de la AFIP en los cuales estuviere inscripto. Por último, puede consderar al incumplimiento como una inconsistencia asociada a su comportamiento fiscal.

En contexto de distanciamiento social los contribuyentes pueden tener dificultades para detectar la notificación o, incluso, para cumplir los plazos para una respuesta.

“Lo que en realidad pasa con este tema es que estaban relajados todos, porque los contribuyentes tenían tiempo para responder. Ahora vuelve la situación normal, donde esas fiscalizaciones tienen que ser respondidas en un plazo y puede tener consecuencias para los contribuyentes. Los contribuyentes tienen que estar más alertas a las contribuciones que reciben en el domicilio fiscal electrónico”, dijo Adriana Piano de SMS.

“Es algo típico de las moratorias, porque una de las formas que tiene el fisco de atraer a los contribuyentes a las moratorias es mostrando que fiscaliza”, agregó Piano.

Habría que tener en cuenta que los requerimientos que se cursen no afecten a personas en edad de riesgo que deban salir de su casa o ir a sus oficinas para recabar la información solicitada (Litvin)

“Una aplicación estricta de los plazos y la imposibilidad de solicitar más de una prórroga por razones debidamente fundadas, pueden poner al contribuyente en una situación de incumplimiento que no es tal. En consecuencia, si Fisco aplicara sanciones y medidas que no corresponden, generará problemas operativos y mayores costos para contribuyentes”, escribió Sebastián Domínguez.

“Habría que tener en cuenta que los requerimientos que se cursen no afecten a personas en edad de riesgo que deban salir de su casa o ir a sus oficinas para recabar la información solicitada. Yo excluiría a las personas en edad de riesgo”, dijo César Litvin de Lisicki, Litvin y Asociados.

“Dada la cuarentena es muy difícil contestar requerimientos de información teniendo en cuenta la limitante que es el trabajo no presencial. Desde ese punto de vista todos los regímenes informativos deberían ser aplazados dado que el trabajo de los profesionales en ciencias económicas está recargado”, agregó.

Feria fiscal

La AFIP prorrogó la feria fiscal hasta el 11 de octubre de 2020, inclusive. Durante la vigencia de las medidas de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio se mantendrá la suspensión del cómputo de los plazos vigentes para los contribuyentes en distintos procedimientos administrativos.

Una feria fiscal consiste en la extensión de todos los plazos procedimentales en materia impositiva, aduanera y de la seguridad social. La medida no suspende las acciones de la AFIP. No obstante, durante su vigencia quedan en suspenso el cómputo de los plazos que rigen para la respuesta de los contribuyentes a los requerimientos del organismo, explicó la AFIP a través de un comunicado.

Seguir leyendo

Internacional

Canadá ofrece empleo para 215 profesionales argentinos: cuáles son los sueldos y cómo aplicar

Publicado

on

Por

La página Talent Montreal tiene propuestas de más de una decena de empresas. Mirá los requisitos y qué tipo de posiciones buscan.

Profesionales argentinos que busquen irse a trabajar al exterior tienen una interesante alternativa en Canadá. La página Talent Montreal ofrece 215 puestos laborales de decenas de empresas de tecnología, videojuegos e inteligencia artificial.

No todos los contratos son similares. La duración de cada uno depende del proyecto para el cual el profesional será contratado.

Las personas tienen hasta el 30 de octubre para aplicar a estos 215 trabajos. Entre el 8 de septiembre y el 3 de noviembre las empresas seleccionarán a los candidatos y del 19 de octubre y al 6 de noviembre comenzará con la ronda de entrevistas virtuales.

Los salarios varían entre los u$s51.000 y u$S60.116 por año. Canadá hace este tipo de búsquedas laburales para profesionales extranjeros todos los años, centrándose en diferentes ciudades para potenciarles y darles un valor agregado (en 2019 lo hizo con Winnipeg).

Seguir leyendo

Las más leidas