22.5 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

El argentino que inventó el aerosol para el fútbol le ganó un juicio millonario a la FIFA

La Justicia determinó que la entidad violó patentes al utilizar un spray de otra marca y sin permiso. A cuánto ascendería la indemnización.

El helicóptero, la birome, el colectivo, la jeringa descartable, el sifón de soda. Habrá debates sobre el asado, el mate, el tango, las empanadas. Se inflará el pecho por las huellas digitales y el bypass coronario. Y además de todo eso, hay un elemento que llevó la etiqueta de “made in Argentina” por el mundo: el aerosol para marcar la distancia de la barrera en el fútbol. Ese elemento que ahora, tras un juicio que su creador le ganó a la FIFA, ofrece un reconocimiento millonario.

El final de una historia larga y con fuerzas asimétricas se celebró el miércoles. Pablo Silva se lo dedicó a Julio Grondona, a quien calificó como “el más grande” desde su cuenta de Twitter. La noticia llegó desde Río de Janeiro. Y después de más de siete años de “destratos, injusticias y vejaciones” la Justicia determinó que aquella idea que surgió tras un picado en el Colegio Marianista de Caballito había sido utilizada por la FIFA violando los derechos de patentes.

Por esa razón, la máxima entidad del fútbol mundial deberá indemnizar a Silva y a su socio, el brasileño Heine Allemagne. ¿La cifra? Alrededor de 120 millones de dólares.

En 2009, Gabriel Brazenas usa el aerosol en un Tigre - San Lorenzo. Foto EFE

En 2009, Gabriel Brazenas usa el aerosol en un Tigre – San Lorenzo. Foto EFE

El comienzo de toda la historia fue cuando Pablo César Silva, periodista argentino, quiso patear un tiro libre y sufrió el adelantamiento de la barrera. Esa acción informal en la canchita de un colegio porteño derivaría en un invento. La idea tomó fuerza al encontrar el aval científico de los bioquímicos a los que consultó. Solo faltaba lo más importante: llegar hasta el escritorio de Julio Grondona y convencerlo de que esa injusticia que había sufrido Silva en el Marianista podía proyectarse a los mejores estadios del mundo.

Abril de 2012. La International Football Association Board aprobó, por unanimidad, el uso del aerosol evanescente “9.15” en todas las canchas del mundo, luego de un pormenorizado análisis sobre su aplicación.

Durante la Junta General Ordinaria que se llevó a cabo en Surrey, Inglaterra, la IFAB terminó de evaluar y dio finalmente el visto bueno para la implementación de la utilización del aerosol.

Esta entidad, integrada por representantes de la FIFA y de las cuatro asociaciones de fútbol del Reino Unido, encontró en el informe oficial de la Confederación Sudamericana de Fútbol una presentación concluyente sobre los beneficios que aporta esta herramienta. “Hemos cumplido con el objetivo, y luego de esta aprobación, todo el planeta fútbol podrá contar con esta moderna herramienta”, reconoció el presidente de 9.15 e inventor de la espuma, Pablo Silva.

La primera vez que se usó el aerosol en un partido profesional de Argentina fue en Chacarita-Atlético Rafaela por el torneo de la B Nacional en 2008. La espuma, inventada, creada y producida en estas tierras, seis meses más tarde llegó a la Primera División y luego se implementó en la Copa Sudamericana, certamen que abriría las puertas a otros torneos continentales como la Copa Libertadores de América y la Copa América.

Pablo Silva iba al predio de la AFA en Ezeiza y “les daba clase de aerosol a los árbitros”. Los primeros ajustes apuntaron a saber cuánto tiempo tardaba en desaparecer la marca en el pasto y en qué sectores de la cancha era recomendable usarlo.

Con el ok de la International Board y el aval previo de Julio Grondona y Joseph Blatter, por entonces vice y presidente de la FIFA, respectivamente, el uso del aerosol pasó a formar parte del reglamento del fútbol en todo el planeta. Y tuvo su gran debut en Brasil 2014.

El acuerdo, explicó Silva, implicaba que luego del Mundial, la FIFA se comprometía a comprar el producto. Pero pasaron cosas. La muerte del pope argentino y el estallido del FIFAgate que eyectó a Blatter cambió completamente el escenario dirigencial y derivó en el conflicto judicial por la patente y el uso del aerosol.

Grondona y Blatter, en un palco durante el Mundial 2014. FOTO MARCELO CARROLL / enviado especial

Grondona y Blatter, en un palco durante el Mundial 2014. FOTO MARCELO CARROLL / enviado especial

“La FIFA nos destrata, nos ignora. Nosotros teníamos un acuerdo con Grondona y Blatter, pero desde que se murió Julio, nunca más nos atendieron el teléfono. Después del FIFAGate, voló todo por los aires. Esperamos respuestas, paciente y pacíficamente, cuatro años, pero cuando vimos que utilizaron el aerosol en el Mundial de Rusia, a pesar de que había una cautelar que lo prohibía, llegamos al límite”, relataba Silva a Clarín en mayo de 2020 y a la espera de una resolución judicial que se dilataba.

La demanda de Silva y de su socio Allemagne comenzó con el reclamo de 40 millones de dólares, correspondientes al trato original, pero el monto se fue elevando debido a que el paso de tiempo agravó la violación de patentes, acarreó multas y propagación de marcas piratas.

El argentino y el brasileño contrataron a Cristiano Zanin Martinsabogado del ex presidente de Brasil Lula Da Silva, quien logró su excarcelación.

En diciembre de 2017, el juez Ricardo Lafayette Campos reconoció el reclamo de los inventores, le prohibió a la FIFA el uso del aerosol y fijó una multa de 15 mil dólares por cada partido en el que sea utilizado. Pero la entidad que ya presidía Gianni Infantino no hizo caso a la resolución y pidió una autorización al juez para utilizar otra marca de aerosol en el Mundial de Rusia aduciendo que no había podido comprar el producto de Allemagne y Silva.

El magistrado negó el pedidoPero la espuma para medir la distancia se usó igual en la última Copa del Mundo con el nombre de otra marca.

La FIFA perdió un juicio millonario y Gianni Infantino quedó en la mira. Foto AFP

La FIFA perdió un juicio millonario y Gianni Infantino quedó en la mira. Foto AFP

“Vamos a exigir, además del monto que nos corresponde, que Gianni Infantino y todos los que correspondan vayan presos tal como indica la ley”, arremetía Silva.

Este miércoles, tras casi ocho años de espera, llegó la buena noticia. David le ganó a Goliath. La FIFA fue declarada culpable de un delito de violación de patentes y deberá pagar la indemnización a los creadores del aerosol.

Así lo determinó el Tribunal Superior de Justicia de Brasil, que falló a favor del argentino Pablo Silva y el brasileño Heine Allemagne, inventores del aerosol.

Según los cálculos que trascendieron y teniendo en cuenta que por cada partido que el aerosol se ha utilizado desde Rusia 2018 corresponde una multa de 15.000 dólares para sus creadores, la Federación debería pagar alrededor de 120 millones de dólares.

Latest Posts