Connect with us

Coronavirus

Coronavirus: las medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández

Publicado

on

El presidente Alberto Fernández anunció una serie de nuevas medidas para detener la propagación del coronavirus luego de reunirse con el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, funcionarios de las tres administraciones y expertos en salud y educación.

Sabemos que todos los casos que hemos tenido de coronavirus son importados y tenemos que tratar que tarde lo más posible en transformarse en un virus autóctono. Seguramente eso en algún momento va a ocurrir, pero ganar tiempo es muy importante. Ganando tiempo podemos administrar la cuestión sanitaria”, introdujo Fernández en una conferencia de prensa realizada en la Quinta Presidencial de Olivos.

Dijo además que el nuevo paquete responde a una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que cree que llegó el momento de adoptar medidas drásticas y se ataque en conjunto la proliferación del virus.

1. Suspensión de clases

Se dispuso suspender las clases en todo el país para jardines de infantes, primarias y secundarias. La medida estará vigente hasta el 31 de marzo. Las escuelas estarán abiertas para garantizar fundamentalmente el funcionamiento de los comedores. El personal docente y no docente que no esté en los grupos de riesgo deberá presentarse a trabajar.

La Universidad de Buenos Aires y varias facultades privadas ya habían adoptado medidas en el mismo sentido.

2. Cierre de fronteras por 15 días

El Presidente anunció el cierre de fronteras para los extranjeros que quieran ingresar al país durante los próximos 15 días como medida de prevención ante el avance del coronavirus. De ese modo, amplió la prohibición que estaba vigente exclusivamente para los países de mayor circulación del virus.

Nadie podrá ingresar al país salvo los argentinos nativos y los residentes de la Argentina. Esto es exclusivamente para quienes quieren entrar. Los que quieran salir, no van a tener ningún problema. Igualmente, mañana vamos a dar todos los detalles”, informó el jefe de Estado en una conferencia de prensa en la que también oficializó la suspensión de clases hasta el 31 de marzo que adelantó Infobae el sábado por la noche.

El jefe de Estado garantizó que organizarán vuelos especiales para repatriar a los argentinos que están varados en distintos países del mundo. Además, adelantó que sancionarán a las compañías que suspendieron vuelos en las últimas horas sin aviso previo. “Con mucha picardía están suspendiendo vuelos porque no quieren que los aviones regresen vacíos, pero vamos a actuar sobre esas compañías”, aseguró.

Este domingo, Infobae reveló el caso de un vuelo de Norwegian Airlines que debía partir desde Londres pero fue cancelado sin ningún tipo de justificación.

3. Licencias laborales para mayores de 60 años

El gobierno nacional dispondrá licencias especiales y obligatorias para los mayores de 60 años, uno de los grupos de riesgo más afectados por el avance del coronavirus. Si bien las autoridades recomendaron fomentar el teletrabajo, por ahora el resto de los empleados deberán continuar trabajando con normalidad.

Respecto a los trenes y subtes, es algo que ya empezamos a trabajar. Tiene que ver con el mayor problema, que es la circulación humana. Mañana entre las medidas que vamos a anunciar seguramente esté el trabajo a distancia, sin necesidad de moverse en la ciudad”, adelantó el mandatario.

Continúa vigente el aislamiento obligatorio para las personas que contrajeron el virus, para quienes estuvieron en contacto con personas enfermas y para quienes regresaron recientemente de los países con mayor circulación de la enfermedad.

4. Cierre de cines y teatros

El Presidente anunció hoy el cierre de cines, teatros y espectáculos en todo el país para evitar la congregación de personas y, como consecuencia, la posible transmisión del coronavirus.

Dijo que no se podrá desarrollar “ningún de espectáculo, ningún tipo de teatro, cine, espectáculos deportivos, espectáculos musicales que signifiquen un nucleamiento de gente, un número importante de gente que se nuclee en esos encuentros, tratando de evitar que en la multitud el virus se disemine”.

5. Cierre de Parques Nacionales

Fernández ordenó el cierre de Parques Nacionales, espacios frecuentemente visitados por los turistas. Dijo que tomó la decisión luego de que se confirmaran dos casos positivos de la enfermedad en Tierra del Fuego. Casi a la par que Fernández brindaba la conferencia de prensa, el Ministerio de Salud confirmó once nuevos contagios en todo el país.

6. Fútbol sí, público no

El Presidente aseguró que se continuarán disputando partidos de fútbol a puertas cerradas. Resaltó que son una distracción para la gente en estos momentos. No obstante, pidió que se abran las transmisiones a la televisión abierta para garantizar que todo los habitantes puedan verlos.

7. Cierre de shoppings

Alberto Fernández adelantó que en el marco de las medidas más drásticas que se impondrán en los próximos días para evitar la expansión de los casos de coronovirus se dispondrá el cierre de los shoppings. Sin embargo, advirtió que seguirán funcionando los locales más chicos, de cercanía.

Con todo, las definiciones sobre qué tipo de comercios deberán cerrar serán resueltas mañana. “Una cosa es el shopping y otra cosa el negocio de cercanía. Una cosa el mega supermercado y otra cosa el mercado de barrio. Estamos buscando evitar la aglomeración de gente y en los shoppings ese problema existe”, detalló Fernández.

Coronavirus

España e Italia vuelven a la normalidad y dan por terminadas sus cuarentenas

Publicado

on

Por

Europa continúa con el cauteloso retorno a sus rutinas diarias. Esto incluye la reapertura de cafés, restaurantes y museos y el regreso del fútbol en algunos países. La situación en América Latina

Tres meses después de la adopción de las primeras medidas de cuarentena, Europa continúa su cautelosa vuelta a la normalidad, que incluye la reapertura de cafés, restaurantes y museos y el regreso del fútbol en algunos países.

El símbolo de la (¿momentánea?) victoria sobre el virus en el continente es Italia -el país que fue durante un tiempo el principal foco mundial del coronavirus y el primero que confinó a todo su territorio-, que este miércoles dio un paso más hacia la normalidad con la reapertura de sus fronteras, al menos entre los países de la Unión Europea, y el fin de las restricciones de movimiento entre las regiones. El 15 de junio será el turno de teatros y cines.

El país declaró la cuarentena nacional el 9 de marzo, cuando había más de 9 mil casos de coronavirus y 463 fallecidos, aunque algunas zonas del norte ya habían sido cerradas el 21 de febrero. Las medidas más restrictivas, con el cierre de todas las actividades e industrias no esenciales, fueron tomadas el 23 de marzo, cuando los casos eran 64 mil y los muertos 6.077. Unos días antes, el 21 de marzo, se había registrado el aumento de contagios, con 6.577 casos. La cifra se mantuvo entre los 4 mil y 5 mil casos diarios durante semanas, hasta que comenzó a descender.

El 4 de mayo comenzó la Fase 2, que se completó el 18 de mayo con la reapertura de tiendas, restaurantes e iglesias. “Estamos enfrentando un riesgo calculado”, dijo el primer ministro Giuseppe Conte. “Sabemos que la curva epidemiológica volverá a subir. Pero no podemos detenernos ahora”.

Así, en el país los días de cuarentena fueron 56.

Pese a los temores, el aumento de la curva por el momento no está ocurriendo: los casos diarios rondan los 300 por día y la cifra diaria de muertes se mantiene por debajo de los cien. Sobre todo, el numero de personas internadas en terapia intensiva sigue bajando, no se registran nuevos ingresos. Algo que llevó a Alberto Zangrillo, director del hospital San Raffaele, de Milán, uno de los centros que estuvo en primera línea en la lucha contra el brote, a decir que el virus “ya no existe clínicamente” en el país“Aterrorizar al país es algo de lo que alguien tiene que hacerse responsable”, dijo este destacado especialista.

España

El tercer país más golpeado en Europa por el virus, tuvo un número de días de cuarentena estricta similar al de Italia. Y también está volviendo a la normalidad sin mayores sobresaltos. Esta semana no se anunció ningún fallecido por COVID-19 por dos días consecutivos, y apenas uno este miércoles.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez declaró el estado de alarma el pasado 14 de marzo para contener el contagio masivo, cuando España contaba con más de 4.200 casos positivos y 120 fallecidos, y comenzó la desescalada el 26 de abril, permitiendo la salida de los menores, cuando el saldo diario de muertos era todavía de 288 personas.

Para fines de mayo, el 70 por ciento del país ya estaba en la Fase 2 del desconfinamiento, con la reapertura de restaurantes, hoteles, cines y teatros.

Atardecer en la playa de la Barceloneta, en Barcelona, este sábado  (Foto: Pau Barrena/ AFP)Atardecer en la playa de la Barceloneta, en Barcelona, este sábado (Foto: Pau Barrena/ AFP)

Las restricciones terminarán definitivamente el 22 de junio, aunque las regiones podrían mantener algunas medidas.

Francia

Francia comenzó el 11 de mayo la desescalada del confinamiento que estaba en vigor desde el 17 de marzo, que incluye la reapertura progresiva de comercios y de escuelas. En el país galo, los días de cuarentena obligatoria fueron 55.

Este martes el país ya entraba en la segunda fase de desescalada en la que ya apenas hay restricciones de movimientos y de nuevo con bares, cafés y restaurantes abiertos, aunque en la región de París solo pueden hacerlo las terrazas.

Los Jardines des Tuileries volvieron a abrir en París (Reuters/ Charles Platiau)Los Jardines des Tuileries volvieron a abrir en París (Reuters/ Charles Platiau)

Otra de las novedades de esta segunda fase en Francia -además de la reapertura parcial de los centros de bachillerato, después de los de primaria y secundaria- es la desaparición del límite de 100 kilómetros en torno al domicilio para los desplazamientos, siempre que no se salga del país.

No obstante, Francia mantiene sus fronteras cerradas, salvo excepciones, y el Gobierno confirmó la semana pasada que habrá que esperar hasta el día 15 de junio para volver a entrar desde otros países de la Unión Europea.

¿Y América Latina?

Dos países, por razones distintas, representan una expectación en la región. Uruguay es la rara avis de la región: la curva de contagios está aplanada, la letalidad es baja y las personas que cursan la enfermedad son cada vez menos. Con 738 casos detectados, 20 fallecidos y 579 recuperados de COVID-19 -de acuerdo a los números oficiales del martes- esta nación de 3,4 millones de habitantes que nunca decretó cuarentena general se encamina hacia una apertura de las actividades casi total. Hasta el martes, apenas 139 personas cursaban la enfermedad y el número tiende a decrecer: a fines de abril eran 209.

Argentina, por otra parte, pese a que la cuarentena rige desde el 20 de marzo y durará por lo menos hasta el 6 de junio, reportó este miércoles 949 contagios en un día y suma 19.268 positivos. En total 588 fueron víctimas fatales. Los números de ambos están muy lejos de las tragedias ocurridas en Europa, sobre todo en España, Italia y Francia.

El presidente argentino Alberto Fernández y el alcalde de la ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta (Presidencia)El presidente argentino Alberto Fernández y el alcalde de la ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta (Presidencia)

El Gobierno de Alberto Fernández ha prorrogado la cuarentena en sucesivas ocasiones en un largo proceso que el 8 de junio cumplirá 80 días, casi el mismo tiempo de lo vivido en Italia y España con realidades muy diferentes. La cautela prevalece, sin embargo, en Buenos Aires y en su poblada periferia, donde se concentra casi el 90% de los contagios.

Pero la prohibición de las actividades económicas no esenciales ha levantado la protesta de los sectores más afectados, sobre todo de comerciantes y trabajadores independientes. La tercera economía de América Latina se encuentra en recesión desde 2018, con una alta inflación y un aumento de la pobreza que golpea a uno de cada tres habitantes. En marzo, con tan solo 10 días de confinamiento, la actividad económica cayó un 11,5% con respecto al mismo mes del año anterior.

Por su parte, en el resto de Latinoamérica muchos países han empezado a flexibilizar las medidas impuestas en mayor o menor medida desde mediados de marzo para contener la propagación del virus, presionados por la necesidad de reactivar sus economías devastadas por la pandemia.

América Latina es el actual epicentro del brote que ha dejado más de 6,3 millones de casos y cerca de 380.000 muertos en todo el mundo, desde que se registraron los primeros contagios en diciembre en China.

Brasil, el segundo país en número de contagios en todo el mundo detrás de Estados Unidos, concentra el foco del brote latinoamericano con más de 555.000 casos y unos 30.000 muertos. Pero la relajación de las restricciones ya se viene aplicando en varios estados y municipios, que en un país federal tienen poder de decisión en cuestiones sanitarias.

Perú, el segundo país de América Latina en número de contagios (170.000) y más de 4.600 decesos, la estricta cuarentena impuesta desde el 16 de marzo empezó a aflojarse levemente la semana pasada: se redujo en tres horas el toque de queda nocturno y se permitió que empiecen a funcionar algunas empresas con servicios de entrega a domicilio, pero todos los negocios siguen cerrados, salvo los esenciales.

Ecuador, uno de los países más golpeados de la región con cerca de 41.000 casos, incluidos 3.486 muertos (un promedio de 20 por cada 100.000 personas), inició el lunes un desconfinamiento social paulatino tras 11 semanas de cuarentena, con el objetivo de avanzar la reactivación económica del país.

En tanto, México, segundo más afectado de la región, con 11.729 muertos y 101.238 infectados, también reinicia actividades tras el confinamiento.

Otro que intenta avanzar ante el desastre económico es Venezuela, en el que abrieron sus puertas bancos y negocios privados y el régimen de Nicolás Maduro y el presidente interino Juan Guaidó alcanzaron un acuerdo para buscar juntos, con la ayuda de la Organización Panamericana de Salud, fondos para luchar contra el coronavirus, que ha dejado 515 muertos en el país de 29 millones de habitantes.

Seguir leyendo

Coronavirus

Alberto Fernández y el coronavirus: “Es el peor momento desde que empezó la pandemia, pero no estoy seguro si llegamos al pico”

Publicado

on

Por

El Presidente volvió a defender la cuarentena y aseguró que permitió preparar el sistema de Salud. Adelantó que trabajan para que vuelvan las clases en escuelas rurales.

Tras anunciar la extensión de la cuarentena​, con alguna flexibilización en la Ciudad de Buenos Aires, el presidente Alberto Fernández aseguró este viernes que el actual es “el peor momento” desde que empezó la pandemia de coronavirus​, aunque advirtió que aún no se puede afirmar que sea el pico de contagios.

“Es el peor momento desde que empezó la pandemia. La cantidad de contagios se multiplicó por más de 4. Además, el 95% de esos contagios ocurren en el AMBA. Está ocurriendo lo que habíamos previsto que ocurra. Pero no estoy seguro si tocamos el pico, o el pico puede ser mayor. Eso depende mucho de nosotros“, afirmó.

“Lo cierto es que desde hace más o menos dos semanas, desde que ocurrió lo de la villa 31, el número está en alrededor de 900 contagios todos los días. No sé si estamos en un pico porque hay cierto amesetamiento. Puede ser que crezca un poco más. Pero lo que sí es cierto que desde el 21 de mayo, ese número creció muchísimo”, agregó durante una entrevista brindada a Canal 13.

“No nos anticipamos a la cuarentena, para nada, no habríamos tenido tiempo de generar los espacios para cuidar a la gente que esta enferma. Esta no es una enfermedad grata. Y de ningún modo nos adelantamos: evitamos un sinfín de contagios, evitamos que el virus circule en el 85% de la Argentina, porque la mayoría de los casos en el Interior es de gente que vino a Buenos Aires”, fundamentó.

“Hay que entender que la capacidad de contagiar de este virus es impresionante, tenemos que ser conscientes de eso. La cuarentena nos permitió que no ocurra lo de otros países, donde los médicos decidían a quién atendían y a quién no, quién moría y quién no. Hasta el día de hoy la ocupación de camas en terapia intensiva es muy baja y menos de un tercio de las camas están utilizadas, solo contando el sistema público. Estoy seguro de que si sostenemos esto vamos a tener todos la atención que corresponde”, se explayó.

Si bien no quiso “entrar en debates” con aquellos que se manifestaron en contra de las restricciones. Fernández rechazó haberse “enamorado de la cuarentena”.

“Los 24 gobernadores y yo estamos preocupados porque nuestro pueblo no se enferme. Cuando escucho decir que me enamoré de la cuarentena me asombro. De ningún modo estoy enamorado. Lo único que intento cuando buscamos medidas para aliviar pymes, empresarios, autónomos o profesionales es hacerle más liviano el efecto de la cuarentena. Lo que le pasa a la Argentina no es la cuarentena: es la pandemia, que ha traído un problema muy serio a toda la economía mundial. Los que no han hecho cuarentena han tenido resultados económicos iguales o peores”, enfatizó.

Fernández también explicó que la decisión de ampliar la cuarentena por 21 días y no por 14 fue para ordenarse y, fundamentalmente, organizar las reaperturas en el resto del país, que pasará desde el lunes al distanciamiento social, preventivo y obligatorio.

“Son 21 días porque intentamos ordenarnos y no estar cada dos semanas avisando, porque estamos seguros que en ese tiempo estaremos discutiendo lo mismo. También para también organizar las reaperturas en el interior, porque Argentina es mucho más que el AMBA”, remarcó. En ese tiempo, dijo, también se generarán los protocolos para formalizar “la vuelta de las escuelas rurales en el interior”.

Seguir leyendo

Coronavirus

Cinco mujeres y dos hombres fallecieron en las últimas horas y el total asciende a 615.

Publicado

on

Por

Hay 20.197 casos confirmados de coronavirus en Argentina.

El Ministerio de Salud de la Nación informó este viernes por la mañana que se registraron siete nuevas muertes por coronavirus en Argentina desde el último parte emitido, ascendiendo el total a 615. En cuanto a los casos, hay en total 20.197 personas contagiadas.

Los fallecidos son cinco mujeres, tres de 42, 84 y 95 años, residentes en la Ciudad de Buenos Aires (CABA); una de 79 años, residente en la Provincia de Buenos Aires: y una de 48 años, residente en la provincia de Chaco; y dos hombres, de 69 y 75 años, residente en la Ciudad). Al momento la cantidad de personas fallecidas es 615.

Respecto a los confirmados, 978 (4,8%) son importados, 8.541 (42,3%) son contactos estrechos de casos confirmados, 7.349 (36,4%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

La mayor parte de los casos se registran en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Chaco, Córdoba, Rio Negro y Neuquén. Son 22 las provincias que no registran nuevos casos. En tanto, Jujuy, San Juan, San Luis, La Pampa y La Rioja llevan más de 14 días sin nuevos contagios. La tasa de incidencia es de 44,5 casos cada cien mil habitantes.

El 36% de los casos tiene cobertura de salud estatal, mientras que el resto posee obra social o prepaga y hay 248 pacientes internados en terapia intensiva.

Del total de casos confirmados, el 9,5% corresponden a trabajadores de la salud, informó el Ministerio de Salud.

La tasa de letalidad del 3% con respecto al total de casos confirmados. La tasa de mortalidad general por coronavirus en Argentina asciende a 13,5 casos fallecidos cada millón de habitantes.

Del total de casos (20.197), el 49,3% son mujeres y el 50,7% son hombres y las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados corresponden a personas de entre 20 y 59 años, siendo la edad promedio de 33 años.

El Ministerio de Salud indicó en el informe de esta mañana que, a la fecha, el total de altas es de 6.088 personas.

Ayer fueron realizadas 5.414 nuevas muestras y desde el inicio del brote se realizaron 183.862 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 4.051,9 muestras por millón de habitantes.

El número de casos descartados hasta ayer es de 132.402 (por laboratorio y por criterio clínico/ epidemiológico) y fueron confirmados 929 nuevos casos.

Detalle por provincia (Nº de confirmados | Nº de acumulados)*:

Buenos Aires 422 | 7496

Ciudad de Buenos Aires 436 | 9754

Catamarca 0 | 0

Chaco 53 | 979

Chubut 0 | 11

Córdoba 2 | 462

Corrientes 0 | 96

Entre Ríos 0 | 35

Formosa 0 | 0

Jujuy 0 | 6

La Pampa 0 | 5

La Rioja 0 | 63

Mendoza 0 | 100

Misiones 2 | 31

Neuquén 0 | 150

Río Negro 8 | 434

Salta 0 | 15

San Juan 0 | 5

San Luis 0 | 11

Santa Cruz 0 | 51

Santa Fe 5 | 273

Santiago del Estero 0 | 22

Tierra del Fuego** 0 | 149

Tucumán 1 | 49

*Aquellos casos confirmados que no están notificados por residencia, fueron contabilizados por provincia de carga.

**Se incluyen 13 casos existentes en las Islas Malvinas según información de prensa (debido a la ocupación ilegal del Reino Unido, Gran Bretaña e Irlanda del Norte no es posible contar con información propia sobre el impacto del COVID -19 en esa parte del territorio argentino).

Seguir leyendo

Las más leidas