6 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

Córdoba: condenan a un ex intendente K por envenenar y matar a más de 200 perros

Germán Facchín recibió cuatro años de prisión efectiva por organizar el reparto de albóndigas con veneno en Deán Funes.

Una matanza de perros tuvo en vilo a la ciudad cordobesa de Deán Funes en 2013. Los análisis toxicológicos habían determinado el uso de un insecticida agropecuario que llegó a provocar una emergencia sanitaria. Hasta ese momento, no se sabía nada sobre los autores del envenenamiento.

Al avanzar la investigación, la acusación recayó contra un grupo de inspectores municipales que repartieron albóndigas de carne mezcladas con el veneno. La orden había sido dada por Germán Facchín, por entonces intendente de la ciudad. El motivo fue una supuesta “superpoblación de perros”.

En un primer juicio realizado en 2015, la Cámara 12º del Crimen de Córdoba había absuelto al funcionario K. Fue por el beneficio de la duda.

No obstante, el Superior Tribunal dispuso que fuera nuevamente juzgado junto a otros seis acusados tras el pedido de la fiscalía y la querella. Las audiencias comenzaron el pasado 12 de septiembre y las condenas se conocieron este miércoles.

Facchín recibió cuatro años de prisión efectiva por ser el autor intelectual de la matanza para la que se usaron cebos preparados con Metomil, un agroquímico de elevada toxicidad.

Así lo determinó la Cámara 8ª del Crimen de Córdoba: “Instigador penalmente responsable de los delitos de daño calificado –reiterado- e infracción a la ley 14346 por malos tratos y actos de crueldad a los animales (ley Sarmiento) ‑reiterado-, ambos en concurso ideal”.

De quedar firme la condena y ser aprobada por el Tribunal Superior de Justicia, el ex secretario de Gobierno deberá cumplir dos terceras partes en la cárcel.

Los vocales Eugenio Pérez Moreno, Juan Manuel Ugarte y Marcelo Jaime también condenaron a cinco empleados municipales por ser partícipes.

Los inspectores Diego Oscar Allendes, Juan Santos Márquez, Darío Mercedes Palomeque, Pablo Daniel Palomeque y Roque Enrique Quinteros Nievas fueron señalados coautores de daño calificado reiterado. Recibieron tres años de prisión condicional.

El único absuelto fue Francisco del Valle Palomeque, un civil que había sido beneficiado durante los alegatos de los acusadores.

“Se ha hecho Justicia. Esperamos 9 años para que esos pobres animales descansen en paz. Esperemos que esto sirva de precedente para que no se vuelvan a cometer estas matanzas que pobres animales que comieron por hambre y murieron”, señaló la presidenta de la Protectora de Animales, Lilian Lourdes Luna, una de las denunciantes.

Por su parte, el abogado querellante Despouy Santoro afirmó que el fallo “sienta precedente a nivel país porque se vienen escuchando casos similares en distintos puntos de la Argentina”.

Y calificó ese tipo de actos como “un recurso criminal para intentar solucionar la problemática de superpoblación canina sin acudir a formas éticas como las castraciones a cargo de organismos públicos competentes”.

La brutal matanza

Ocurrió durante la madrugada del 28 de abril de 2013 en Deán Funes, ciudad del norte cordobés. En ese momento, Facchin era intendente interino. Había reemplazado a Alejandro Teijiero que pasó a ocupar un cargo en el gobierno provincial.

Luego, ambos fueron imputados en otra causa por irregularidades administrativas en el municipio y tuvieron que dejar anticipadamente sus cargos. Facchin admitió su culpa y fue condenado.

Ese 28 de abril se verificó la matanza simultánea de alrededor de 220 perros en diferentes barrios de Deán Funes. Le habían arrojado trozos de carne, como albóndigas, con veneno.

Se usó Metomil, un agroquímico de elevada toxicidad que suele utilizarse en cultivos de alfalfa para forraje. Además de esparcirlos en calles, fueron arrojados en casas de personas vinculadas con la protección y los refugios de animales.

Latest Posts