15.2 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

Cómo influye tener triglicéridos altos en el riesgo cardiovascular

Un estudio demuestra por primera vez el impacto del exceso de triglicéridos en personas con riesgo bajo o moderado.

Los triglicéridos altos pueden ser factor de riesgo cardiovascular tan relevante como el colesterol elevado, según un estudio que muestra que en personas con riesgo cardiovascular bajo a moderado, el exceso de triglicéridos en la sangre se asoció con aterosclerosis subclínica e inflamación vascular.

La ateroesclerosis implica la formación de placas en las paredes de las arterias (generadas por una acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias) que pueden restringir o bloquear el flujo sanguíneo y aumentar así el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares (ACV), infartos y enfermedades cardiovasculares.

Hasta ahora, los triglicéridos habían quedado relegados a una posición secundaria en la génesis de la aterosclerosis, totalmente encubiertos por el colesterol, especialmente el colesterol asociado a lipoproteínas de baja densidad (LDL), también conocido como “malo”, sostienen desde el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), en España, que llevó adelante el trabajo publicado en The Journal of American College of Cardiology (JACC).

De hecho, de forma general, “a la hora de prevenir el desarrollo de aterosclerosis, los expertos no recomiendan tratar los niveles altos de triglicéridos si el colesterol LDL está dentro de la normalidad, salvo que el paciente tenga alto riesgo cardiovascular”, apuntó Sergio Raposeiras-Roubin, primer autor del artículo.

Con este estudio, los investigadores mostraron, según dicen, por primera vez, que, “en pacientes con bajo o moderado riesgo cardiovascular (que son la mayoría de la población), niveles altos de triglicéridos se asocian con un mayor riesgo de aterosclerosis, incluso en pacientes con colesterol LDL normal”.

“Hemos analizado la asociación entre los niveles de triglicéridos con la presencia de placas ateroscleróticas silentes en diferentes territorios vasculares, usando los datos del registro PESA, y la asociación era muy marcada. Son placas ateroscleróticas que aún no han producido eventos clínicos, con lo que se puede actuar sobre ellas para su prevención”, explicó Raposeiras-Roubin .

El trabajo forma parte del estudio PESA CNIC-SANTANDER (Progression and Early detection of Subclinical Atherosclerosis), un macroproyecto que se está realizando en el CNIC en colaboración con el Banco de Santander, en el que se estudia el desarrollo de placas ateroscleróticas en tres tipos de arterias (carotídeas, aórtico abdominales e ilio-femorales) en una población asintomática de trabajadores entidad bancaria de entre 40 y 54 años de edad.

Los mismos hábitos saludables para mantener a raya el colesterol favorecen el control de los triglicéridos.

Los mismos hábitos saludables para mantener a raya el colesterol favorecen el control de los triglicéridos.

Detección temprana

La investigación liderada por Valentín Fuster, director General del CNIC, aporta información “muy relevante” sobre la importancia de la detección temprana de la aterosclerosis subclínica debido a su alta prevalencia en la población general, destacan sus autores.

El trabajo no solo muestra una asociación entre triglicéridos altos y aterosclerosis, sino también la relación con la inflamación vascular.

Según Borja Ibáñez, director de Investigación Clínica del CNIC, se trata de una asociación marcada entre los triglicéridos y las fases iniciales de la aterosclerosis, “algo que es importante a la hora de establecer estrategias preventivas”.

Según los investigadores, el punto de corte a partir del cual el riesgo de aterosclerosis se eleva de forma marcada sería 150 mg/dL. Por lo que “parece razonable aconsejar a la población las medidas higiénico-dietéticas adecuadas”, añadió.

Según afirma el grupo de trabajo, los hallazgos tienen implicaciones importantes para modificar las guías de práctica clínica, haciendo hincapié en la necesidad de controlar no solo el colesterol LDL sino también los niveles de triglicéridos.

“La medición de los niveles de triglicéridos es algo habitual, y afortunadamente, disponemos de un arsenal terapéutico apropiado y eficaz para conseguir su control a niveles adecuados”, concluyó Fuster.

La alimentación saludable es pilar para el control de los triglicéridos. Foto Shutterstock.

La alimentación saludable es pilar para el control de los triglicéridos. Foto Shutterstock.

Seis consejos para bajar los triglicéridos

Mantener los triglicéridos en valores normales no requiere un esfuerzo adicional respecto de otros cambios de hábitos que favorecen la salud general, destacan especialistas de la Clínica Mayo (Rochester, Estados Unidos). Y ofrecen seis consejos que ayudan a controlar no solo los triglicéridos, sino también el colesterol y la presión arterial, entre otros factores de riesgo cardiovascular.

✔​Bajar de peso, en el caso de estar excedido, puede ayudar a mejorar los valores.

✔​Consumir menos calorías. “Recordá que las calorías adicionales se convierten en triglicéridos y se almacenan en forma de grasa”, advierten.

✔​Evitar alimentos con azúcar o ingredientes refinados. Los carbohidratos simples, como el azúcar y los alimentos hechos con harina blanca, pueden elevar el nivel de triglicéridos.

✔​Elegir grasas más saludables. “Reemplazá las grasas saturadas de las carnes por las grasas monoinsaturadas más saludables que se encuentran en los productos de origen vegetal, como los aceites de oliva, maní y canola. Consumí más pescados con alto contenido de ácidos grasos omega-3, como la caballa y el salmón, en lugar de carne roja”, proponen.

✔​Limitar el consumo de alcohol. El alcohol tiene un alto contenido de calorías y de azúcar, y ejerce un efecto particularmente potente sobre los triglicéridos. Incluso un consumo leve de alcohol puede elevar el nivel de triglicéridos.

✔​Hacer ejercicio. “Fijate el objetivo de hacer, como mínimo, 30 minutos de actividad física todos o casi todos los días de la semana. La actividad física regular puede reducir el nivel de triglicéridos y aumentar el colesterol ‘bueno'”.

Si la modificación de hábitos no es suficiente para controlar los triglicéridos, es probable que el médico indique también medicamentos.

Latest Posts