14.9 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

Canadá: crece la tensión por las protestas de camioneros y antivacunas contra las medidas sanitarias

En la Cámara de los Comunes, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, los acusó de bloquear la economía y la democracia.

La tensión en Canadá aumenta cada día debido a las manifestaciones que se desarrollan en distintos puntos del país, principalmente en Ottawa, contra las medidas sanitarias adoptadas por la pandemia de coronavirus.

Este lunes, en su primera aparición en la Cámara de los Comunes tras contraer Covid-19 el 31 de enero, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, acusó a los antivacunas y grupos radicales que desde hace diez días ocupan las calles que rodean el Parlamento canadiense, de “bloquear” la economía, la democracia y la vida cotidiana de otros ciudadanos.

“Los canadienses tienen el derecho a protestar, a estar en desacuerdo con su gobierno y a que sus voces se oigan”, manifestó Trudeau, quien participó de un debate parlamentario de emergencia solicitado por el socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD), con el objetivo de tratar la protesta que tanto el alcalde de Ottawa, Jim Watson, como el jefe de Policía de la capital canadiense, Peter Sloly, calificaron como “ocupación”.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, consideró que la protesta "tiene que parar". Foto Blair Gable/ReutersEl primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, consideró que la protesta “tiene que parar”. Foto Blair Gable/Reuters

Pese a ese intento de mostrarse comprensivo, el funcionario consideró que la protesta “tiene que parar”. Además, señaló que la Policía de Ottawa ya ha sido reforzada con 300 agentes de la Policía Montada y que proporcionará los recursos que la ciudad necesite para responder a la situación.

¡Esta pandemia ha sido una mierda para todos los canadienses! Pero los canadienses saben que la única salida es seguir escuchando a la ciencia”, enfatizó, visiblemente irritado por las protestas.

En los últimos días, tanto las autoridades federales como las de Ottawa han sido criticadas por su inactividad para restaurar el orden en la capital canadiense y evitar que la protesta de los antivacunas se haya convertido en una caótica ocupación de la zona del Parlamento.

Este lunes, Sloly reconoció durante una rueda de prensa su incapacidad para restaurar el orden en la capital e hizo un llamado para el envío de 1.800 agentes de la Policía Montada y de otras ciudades cercanas para controlar la situación.

Medidas para atenuar el impacto

Ante la presión vecinal, la Policía de Ottawa arrestó este lunes a 20 personas e impuso unas 500 multas por incumplimiento de la normativa local, como el transporte de combustible para mantener los camiones en funcionamiento o exceso de ruido por el uso constante, día y noche, de las bocinas de los vehículos.

En paralelo, un juez prohibió a los manifestantes el uso de las bocinas de decenas de camiones que bloquean las calles en torno al Parlamento, por espacio de diez días. Se trata de una práctica que los conductores de los camiones llevaron a cabo desde el inicio de la protesta y que provocó enfrentamientos con los vecinos.

Hace diez días que los manifestantes usan las bocinas de sus camiones de alto tonelaje día y noche, lo que ha provocado enfrentamientos con los vecinos.

La puerta frontal del Parlamento de Canadá, cubierta con carteles relacionados con la protesta. Foto Dave Chan/AFPLa puerta frontal del Parlamento de Canadá, cubierta con carteles relacionados con la protesta. Foto Dave Chan/AFP

Las protestas comenzaron en esa ciudad el sábado 29 y se extendieron este fin de semana a otras grandes urbes canadienses. Este domingo, decenas de camiones y manifestantes mantenían paralizado el centro de la capital, ubicada en la provincia de Ontario.

El movimiento, denominado “Convoy de la libertad”, apuntaba inicialmente contra la decisión de obligar a los camioneros a estar vacunados contra el Covid-19 para poder cruzar la frontera con Estados Unidos.

La protesta, que atrajo a Ottawa más de 3.000 camiones y a entre 10.000 y 15.000 manifestantes, entre los que figuran organizaciones de extrema derecha, se transformó posteriormente en una movilización contra todas las medidas sanitarias y contra el gobierno de Trudeau.

Ottawa, “fuera de control”

El alcalde de Ottawa, Jim Watson, declaró el domingo que la situación en la ciudad estaba “fuera de control” debido a que los manifestantes “imponen su ley” y son “muchos más que nuestros policías”.

Estamos perdiendo la batalla (…) debemos recuperar la ciudad”, reconoció el alcalde, quien consideró “inaceptable” el comportamiento de los manifestantes que bloquean calles y los camioneros que no dejan de hacer sonar sus bocinas.

Movimientos similares, pero a menor escala, se dieron el sábado en varias de las principales ciudades canadienses como Toronto, Quebec o Winnipeg, y continuaron el domingo, especialmente en Quebec.

Latest Posts