25.5 C
Villa Elisa

Ultimas Noticias

Ataque homofóbico en Punta Carrasco: “Fui ensangrentado a los de seguridad del boliche y nadie me ayudó”

Un joven fue echado con violencia del boliche Río sin explicación. Lo abandonaron y ahí lo atacaron dos hombres a las piñas. Desde el boliche le negaron asistencia médica.

Daniel Callejas (28) salió a bailar con una amiga al boliche Río de Punta Carrasco el domingo 23 de enero. Cerca de la 1 de la mañana dos patovicas lo sacaron por la fuerza del VIP a la calle sin explicación. “Creo que unos chicos se habían quejado por cómo bailaba”, cuenta a Clarín. El homoodio como elemento disparador.

En el momento pasó todo tan rápido que su riñonera con su DNI y dinero quedaron adentro. Lo dejaron solo con su celular en mano. A los pocos minutos, él pidió volver a ingresar para recuperar sus pertenencias. Se lo negaron. Minutos después se acercó un hombre a hablarle, seguido a eso, dos jóvenes de aproximadamente su edad lo atacaron.

Daniel Callejas, el joven venezolano atacado a la salida del boliche Río de Punta Carrasco. Foto: Daniel CallejasDaniel Callejas, el joven venezolano atacado a la salida del boliche Río de Punta Carrasco. Foto: Daniel Callejas

Ataque de homoodio

Estaba sentado en la vereda, a unos metros de la entrada de donde están los de seguridad y acto seguido llegaron dos chicos más que me empiezan a decir ‘puto de mierda, te vamos a matar’. Yo pensé que iba a matarme porque me empezaron a pegar tan fuerte en la cara que yo quedé inconsciente”, cuenta Daniel a Clarín.

“No sé qué hicieron ni de qué forma me pegaron, porque no entiendo las heridas que tengo en mi cara. Si lo hicieron con un arma o con qué porque me dejaron marcas profundas”, recuerda Callejas quien detalla que en ese acto de homoodio le robaron el celular.

Tres puntos recibió Daniel Callejas para cerrar las heridas que le realizaron sus atacantes. Foto: Daniel CallejasTres puntos recibió Daniel Callejas para cerrar las heridas que le realizaron sus atacantes. Foto: Daniel Callejas

Daniel es paramédico y su conocimiento lo ayudó a saber cómo tratar de contener la sangre que brotaba por su cara. “Cuando me desperté, estaba aturdido. Me di cuenta que estaba sangrando y empecé a hacer presión. Y así ensangrentado fui hasta los de seguridad de Río que en ningún momento me brindaron asistencia médica. Nunca me ayudaron”.

A las 2 de la mañana, la gente comenzó a salir de la fiesta que había terminado y nadie lo ayudó. Hasta que apareció una chica, quien lo llevó hasta el Hospital Fernández. “Me atendieron rápido y muy bien. Me suturaron la cara con tres puntos”, cuenta conmovido.

Una historia que se repite

De ahí llegó a su casa e intentó dormir, pero no pudo. El shock y la violencia se apoderaron de él, de su libertad de movimiento y otra vez, el recuerdo del horror. “Hace un año me había pasado algo similiar con quien era mi novio. A la salida de un boliche en Palermo, cinco chicos nos atacaron. A mi entonces novio le clavaron un puñetazo en el ojo y yo lo alcé del piso y corrimos, como pudimos”.

En ese momento, el miedo operó sobre ellos y quisieron “dejarla ahí”, pero esta vez Daniel habló porque no quiere que ninguno de sus amigos pase por lo mismo. “Sentí la responsabilidad de esta vez hacerlo público aún con miedo”. No es un hecho aislado. Los ataques homofóbicos son constantes, pasan en cada salida de boliche.

Daniel Callejas modelando para una marca amiga. Foto: Instagram @danielcallejas1Daniel Callejas modelando para una marca amiga. Foto: Instagram @danielcallejas1

Según un informe del INADI publicado el 14 de julio de 2020, de denuncias recibidas entre los años 2008 y 2019 por el organismo, el tercer motivo de discriminación en la Argentina es contra personas LGBTIQ+ (10,5 %), que agrupa las denuncias por discriminación hacia la orientación sexual (6,3 %) y hacia la identidad de género (4,2 %), Migrantes (7,9%) y Género (7,0%).

Tras el ataque, Daniel fue aún con las heridas expuestas a la comisaría de Palermo. “Me atendieron bien, me tomaron la denuncia y me dieron como una hoja para un turno para el médico legista y el otro para conocer gente con antecedentes”, detalla a Clarín.

Ya hizo la denuncia ante el INADI y hoy está contenido por la comunidad. “Hoy mis amigos son mi familia. Mi padres están en Venezuela preocupados“, cuenta y dice que desde Presentes LGBT y otras grupos del colectivo se acercaron a brindarle su apoyo.

Daniel Callejas posando en su rol de modelo. Foto: Instagram @danielcallejas1Daniel Callejas posando en su rol de modelo. Foto: Instagram @danielcallejas1

Vivir en comunidad

Daniel no está solo. Hay toda una comunidad que lo abraza, como lo hizo el primer día en que llegó de Venezuela a Argentina, de aquel abril de 2016 en que decidió migrar por amor, en que se mudó a la provincia de Santa Fe para vivir junto a su novio.

En ese momento ya estaba recibido de paramédico, comenzó a trabajar como ayudante de odontólogo, por un tiempo fue cuidador de internación domiciliaria de Bartolomé Mitre -quien fue el director del diario La Nación- y hoy da sus primeros pasos en el modelaje de manera freelance. “Acá me conocí más a mi mismo, probé distintas formas de vestirme sin tanto prejuicio, descubrí más mi estilo”.

El descubrirse lo ayudó a desplegar todas sus facetas, su estilo y su personalidad que se forjó en la comunidad. “¿Qué me gustaría que pase de ahora en más? Que podamos salir a la calle sin miedo, que nos respeten, que se respete a cada uno como quiera ser”.

Latest Posts