Connect with us

Nacionales

Argentina fabricará aviones para la Fuerza Aérea

Publicado

on

Inicialmente se producirán 25 aviones para entrenamiento militar, generando un círculo virtuoso para la industria nacional y las fuerzas armadas, que puede derivar en la exportación de aviones nacionales. El ministro Rossi presentó el proyecto que la cartera había iniciado cuando él ocupaba el mismo cargo, y fue interrumpido en 2016 tras el cambio de gobierno.

“Malvina”. Así se va a llamar el nuevo avión IA100 que la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), cuya planta funciona en Córdoba, comenzará a producir para la Fuerza Aérea Argentina. Este lunes se logró el primer paso de este gran proyecto con la firma de un préstamo del Instituto de Ayuda Financiera para pago de retiros y pensiones militares (IAF) para la elaboración del prototipo. El proyecto, cuyo objetivo inicial es la fabricación de 25 aviones para entrenamiento militar, apunta a genera un círculo virtuoso para la industria nacional y las fuerzas armadas, que puede derivar en la exportación de aviones nacionales.

“Lanzamos esta iniciativa en un momento en el que la industria aeronáutica está en profunda crisis en todo el mundo. En Argentina decidimos apostar fuertemente por esta industria que es de las más importantes para la defensa”, afirmó el titular de esa cartera, Agustín Rossi, y celebró que el nombre del nuevo avión sea “Malvina”: “un nombre de mujer –cosa que no es normal en aeronáutica– y en homenaje a nuestras Islas”. En diálogo con Página/12, Mirta Iriondo, presidenta de FAdeA; Xavier Isaac, brigadier Jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, y Guillermo Carmona, presidente del IAF, contaron los detalles del proyecto que empieza a hacerse realidad.

“Gracias al contrato que firmamos, el 1° de septiembre tendremos el primer desembolso del IAF, que nos dio un préstamo de 2.500.000 dólares para iniciar el desarrollo del prototipo del avión”, contó Iriondo. La elaboración del prototipo tardará aproximadamente un año y medio, es decir, según la presidenta de FAdeA, “tendremos el roll out –el avión sin la certificación– para fines de 2021”. Luego detalló que “será certificado con normas civiles y, obviamente, también tendrá certificaciones militares. Ese proceso terminará a medidados de 2022”. No obstante, a fines de 2021 FAdeA ya preparará todo lo necesario, “como moldería y otras cuestiones”, que luego servirán para la línea de producción que, estima Iriondo, lanzarán en marzo de 2022. “Calculamos poder entregar todos los aviones en 2024”, aseguró en diálogo con este diario.

Para el desarrollo de este avión de entrenamiento de la Fuerza Aérea se retomó el Programa IA-100, que en 2015 –cuando Rossi también era ministro de Defensa– había desarrollado exitosamente un demostrador tecnológico –prototipo de avión en el que se probaron materiales y capacidades–, y cuya producción fue frenada a partir de 2016 por el gobierno de Mauricio Macri. Ahora se continuará con ese programa para desarrollar el nuevo prototipo, pero el avión será muy diferente, ya que en este modelo se incorporarán requerimientos específicos solicitados por la Fuerza Aérea. “Estamos retomando ese proyecto con toda la experiencia que acumulamos antes de que sea dado de baja con el cambio de gobierno”, aseguró Iriondo.

El ministro Rossi presentó el proyecto de forma remota. 

La presidenta de FAdeA adelantó que luego del primer desembolso ya podrán comenzar a contratar proveedores. “La idea es contratar muchas empresas pequeñas de ingeniería nacionales para realizar los planos de desarrollo y de cálculos estructurales. Lo vamos a hacer con las universidades y empresas locales. Comenzaremos esta semana, pero son procesos largos”, aseguró. Luego recordó que “en el proyecto anterior contratamos catorce proveedores nacionales, así que volveremos a retomar esa idea. Realmente es lamentable que las pymes se entusiasmen, que empecemos con la elaboración de un producto y después se interrumpa. Eso fue lo que pasó en 2016”, dijo.

Por su parte, Isaac destacó que “si bien ya se había hecho un avión parecido en 2015 llamado IA100, este es diferente porque responde a un requerimiento operativo específico que hicimos desde la Fuerza Aérea”. “Eso no es un dato menor, ya que este avión responde a las exigencias que tiene un curso de aviador militar, desde la visión de la cabina, tiene capacidades acrobáticas, mejor instrumental, tren retráctil, un buen motor que le da una potencia suficiente como para hacer el entrenamiento necesario. Y además nos permitirá reemplazar lo que hoy hacemos con dos aviones”, detalló. El IA100 “Malvina” permitirá así a la Fuerza Aérea unificar su flota.

La fábrica FAdeA, en Córdoba.

“Favorecerá la cadena logística, y podremos volar a la mitad del costo que volamos hoy, lo cual es fundamental para una fuerza como la nuestra, que siempre tiene el presupuesto ajustado. Podremos volar mucho más”, valoró el brigadier. “Esta es una gran noticia porque nos permitirá fomentar la industria nacional, tener un buen avión, una buena cantidad y un costo-beneficio muy bueno”.

El IAF, que será el encargado de comenzar a financiar la elaboración del prototipo, es un organismo previsional y financiero que tiene como fines principales el pago de retiros y pensiones militares y la inversión de los fondos que administra para esos fines. En ese marco, el organismo realiza distintos tipos de inversiones: en títulos públicos, depósitos bancarios, plazos fijos, y brinda préstamos al personal militar en actividad y retirado. Lo que nunca había hecho antes –y esta es una iniciativa de la nueva gestión que encabeza Carmona– es financiar la industria para la defensa. Aún cuando la ley 22.919, que regula al organismo, lo permite.

“Una de las cosas que le propuse al ministro cuando me hice cargo del instituto fue ir más allá de las inversiones financieras y los créditos. También orientar parte de nuestras inversiones al financiamiento de la industria para la defensa generando un círculo virtuoso dentro de la cartera. Esto implica que se otorgue crédito a entidades que están dentro de la órbita del ministerio, en este caso a FAdeA”, subrayó Carmona.

El crédito tendrá una tasa de interés en dólares ventajosa para el IAF –obtendrán el doble de interés que si depositaran el dinero en plazos fijos en dólares– y bajo riesgo por estar respaldado por el ministerio. “Tiene cierta similitud a lo que la Anses ha hecho con el financiamiento de proyectos como Arsat, o proyectos del INVAP”, comparó el presidente del organismo. “Esta operación beneficiará a nuestros retirados y pensionados al fortalecer el fondo de inversión y, por otro lado, es un crédito que tiene condiciones de mercado que son beneficiosas también para FAdeA”, aseguró.

Dos semanas atrás el directorio del IAF –compuesto por un representante del Ministerio de Economía, uno de Trabajo, Carmona por Defensa y tres directores militares retirados, uno por aérea– aprobó por unanimidad el otorgamiento del crédito. El préstamo representa el cinco por ciento del total de inversiones que calcula el IAF para este año . “Es un proyecto win-win, todos ganan”, aseguró el titular del instituto.

Estiman que el avión que producirá FAdeA será muy competitivo, por su precio y características, para comercializar en el exterior. “Vamos a tener un muy buen precio para vender a países vecinos. La fábrica siempre hizo muchos prototipos, pero después siempre hubo problemas para continuar con la producción en serie. Si esto funciona, tendremos la experiencia necesaria para saltar a producir un avión de enlace, de cuatro plazas, con un precio competitivo incluso para uso civil”, argumentó Iriondo.

Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

Alberto Fernández definió la continuidad de una cuarentena estricta en ocho provincias

Publicado

on

Por

El Presidente mantuvo una videoconferencia con los mandatarios provinciales de distritos donde el COVID-19 está muy avanzado y no ha bajado la curva de contagios. Se prevé más ayuda de la Nación para evitar desbordes en el sistema sanitario

En un clima de fuerte preocupación por el incremento de ocupación de camas de terapia intensiva, una curva de contagios de COVID-19 que no baja y el personal de la salud que está trabajando al límite, el presidente Alberto Fernández coincidió este jueves con ocho gobernadores de provincias que están bajo un régimen de aislamiento social obligatorio estricto en que lo más conveniente es mantener el actual esquema de cuarentena rígido que buscará evitar una mayor circulación.

A lo largo de una videoconferencia que mantuvo ayer por la tarde desde el Salón Norte de la Casa Rosada, el Presidente dialogó con los ocho gobernadores sobre la situación sanitaria y las medidas a tomar en el marco de la pandemia de coronavirus COVID-19. Allí está concentrado el 55 por ciento de los casos de COVID-19 del país.

En la evaluación que hizo Alberto Fernández remarcó que Córdoba y Santa Fe ven una “meseta alta” de contagios que no baja. En Jujuy se tuvo que cerrar 21 días para volver a estabilizar y todo esto, según deslizó el mismo Presidente, indica que “lo único que ordena es que la gente circule menos”.

Es decir, que hay coincidencias entre los mandatarios provinciales y el jefe de Estado en mantener el actual esquema de cuarentena que se fijó por decreto hace 14 días. Esto sería para las provincias de Mendoza, Córdoba, Tucumán, Santa Fe, San Luis, Chubut, Río Negro y Neuquén.

En la provincia de Buenos Aires y la CABA habría una mayor flexibilización de actividades porque se vislumbra una merma en la curva de contagios.

En tanto, en el resto de las provincias alcanzadas por el decreto 792/2020 como Salta, Santa Cruz, Jujuy, Tierra del Fuego, La Rioja, Santiago del Estero y Chaco no está definido aún si se mantendrá la cuarentena estricta o si se irá flexibilzando el aislamiento en función de la baja de casos o el amesetamiento de casos allí registrado.

Alberto Fernández explicó hoy a los gobernadores que dialogó con el premier francés, Emanuel Macron, esta semana y le comentó que se está viviendo una segunda oleada de contagios en Europa que hizo retroceder en los sistemas de aislamiento social. Este es un indicador de que la variable en el sistema de apertura o regreso a Fase 1 es un fenómeno mundial y no está atado solo a la política sanitaria de la Argentina.

A su turno, el ministro de Salud, Ginés González García, destacó que las medidas que se tomaron hace 14 días fueron “oportunas”. Y remarcó sin vueltas: “Se debe continuar por este camino porque hay lugares en los que el cumplimiento no es efectivo”.

Para esto, además de las medidas de prevención y el aislamiento social será clave instrumentar a fondo el plan Detectar Federal para garantizar una merma de los contagios.

Alberto Fernández estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

Participaron de la comunicación virtual los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti; de Santa Fe, Omar Perotti; de Tucumán, Juan Manzur; de Mendoza, Rodolfo Suárez; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Río Negro, Arabela Carreras; de Chubut, Mariano Arcioni; y de San Luis, Alberto Rodríguez Saá.

Se analizó con mucha preocupación a lo largo de casi dos horas y media de videoconferencia que hay distritos donde la ocupación de camas UTI de terapia están al borde del 85 y 90% en algunos hospitales y los casos de COVID-19 no bajan.

(Franco Fafasuli)(Franco Fafasuli)

Por su parte, fuentes oficiales que participaron del encuentro virtual dijeron a Infobae que el gobernador de Tucumán, por ejemplo, destacó el cumplimiento estricto con las medidas de restricción. Pero añadió que aún así, la situación en ese distrito es compleja. “Estamos limitando todo lo que está a nuestro alcance y pretendemos continuar los próximos 15 días en este esquema de cuarentena”, dijo Manzur.

A la vez, Manzur dijo que en Tucumán se viene registrando un proceso de duplicación de casos cada 20 días y que se está cumpliendo con todas las restricciones. “En San Miguel y en otros municipios hay un bloqueo de circulación en un proceso de restricción muy importante”, dijo el mandatario de Tucumán.

En tanto, desde San Luis el gobernador Rodríguez Saá confirmó la mirada del resto de los mandatarios respecto a que se debe limitar la circulación. Si no se hubiera actuado de esa manera, el gobernador puntano dijo que “estaríamos llegando al peor momento de la pandemia”. Y adelantó que su provincia se someterá a lo que aconsejen desde la Casa Rosada y lo que hagan el resto de las provincias.

Omar Perotti destacó que en Santa Fe hay una pequeña señal de mejora pero ven que será necesario seguir con el mismo esquema de aislamiento por otros 14 días. “Mas allá del cansancio de todos vamos a seguir con las restricciones de movilidad a partir de las 20 horas”. Y señaló que hay un faltante de medicamentos en el sector privado a pesar de que existe una fuerte ayuda de la Nación por resolver ese tema.

En Santa Fe, hasta ayer había 2.928 casos confirmados de COVID-19 y la Dirección Provincial de Epidemiología informó que la ocupación de camas de terapia intensiva es alarmante. En localidades como Rafaela hay un 82% de camas UTI ocupadas, en la región de Santa Fe capital el 74%, en Rosario centro hay un 85% de camas del servicio público ocupadas.

El gobernador de Mendoza, que en un primer momento buscó evitar la cuarentena estricta dictada por la Casa Rosada, informó hoy que en su distrito aún hay una meseta alta de casos y si bien hay un “pequeño alivio” en las salas de terapia en algunas zonas, en el Gran Mendoza están en un 92% de ocupación de camas UTI. Hay allí 186 personas internadas en una situación crítica.

Así, el gobernador Suárez adelantó que seguirán con la cuarentena estricta, con una alerta sanitaria en Mendoza y a las 23.30 seguirá el esquema donde se corta la circulación en la provincia con controles de las salidas por el número de DNI.

infobae-image

En Mendoza la pandemia llegó a los 33.908 casos confirmados, 18.845 recuperados y 449 fallecidos. El nivel de mortalidad en Mendoza es de 237 por millón de habitantes y de letalidad 1,32% por total de confirmados por COVID-19.

En Córdoba el gobernador Schiaretti también habló de una “meseta alta de casos” y adelantó que seguirá con las medidas restrictivas de horarios y circulación, sobre todo de 20 a 06. “Nuestra idea es seguir con las restricciones 14 días”, coincidió el mandatario de Córdoba ante el Presidente y sus pares de provincias.

Schiaretti dijo que en Córdoba están transitando el pico, no van a comenzar las clases y hay una cantidad de actividades que no podrán autorizar, aunque no dio detalles.

Córdoba registra un acumulado de 66.268 contagios de coronavirus. Desde el inicio de la pandemia hasta la fecha, en la provincia se realizaron testeos con PCR (hisopados) a 341.975 personas. Según destacaron a Infobae desde la gobernación, esto resulta en una tasa de 90.939 personas estudiadas con PCR por millón de habitantes.

En Río Negro la gobernadora Arabela Carreras destacó que se vive una situación mas compleja. “No podemos decir que estamos en una meseta, tenemos un crecimiento leve de casos”, dijo y sin vueltas adelantó: “Queremos continuar en el ASPO y sumar a Viedma y Dina Huapi”, en ese esquema, dijo.

En Chubut la situación es similar. El gobernador Arcioni manifestó que “lamentablemente el virus siempre llega hasta en poblaciones de 300 habitantes” y remarcó la preocupación extendida por sus pares de localidades con ocupación UTI muy altas.

Omar Gutiérrez de Neuquén dijo que en los últimos siete meses hicieron de todo y en un gesto de claro apoyo a Alberto Fernández aseguró que respaldará las medidas restrictivas por tomar para seguir dando la pelea al virus.

De esta manera, quedó claro que las restricciones se mantendrán en estos ocho distritos aunque en el AMBA la situación será de mayor flexibilización de la cuarentena por una baja de la curva de casos.

Desde el Ministerio de Salud destacaron a Infobae que a las provincias que están en la mira por los altos niveles de contagio “se las está apoyando mucho como desde el primer día”. Esto incluye el envío de fondos, insumos sanitarios y médicos.

Es probable que Alberto Fernández anuncie mañana desde Misiones la continuidad de la cuarentena estricta en estas ocho provincias mientras que en el AMBA se den mayores aperturas de actividades.

Seguir leyendo

Nacionales

Aerolíneas Argentinas reinició sus vuelos de cabotaje

Publicado

on

Por

El vuelo a Jujuy se llevó a cabo en medio de estrictos controles sanitarios. Los próximos días se prevén viajes a Mendoza, Ushuaia, Tucumán, Bahía Blanca, Córdoba, Resistencia, Mar del Plata, Salta, San Juan, Comodoro Rivadavia y Catamarca.

Aerolíneas Argentinas reinició hoy la operatoria regular, que estaba suspendida desde el 20 de marzo por la pandemia de coronavirus, con un vuelo que se llevó a cabo en medio de estrictos controles sanitarios y arribó a la provincia de Jujuy a las 7.15.

El vuelo AR1470 partió a las 5.30 del aeropuerto internacional de Ezeiza con 80 pasajeros y llegó a Jujuy a las 7.15, de donde emprendió el regreso poco después de las 9 con 90 pasajeros.

Se prevé que arribe al aeropuerto de Ezeiza a las 10.30.

Para hoy también estaban previstos vuelos por la mañana a Mendoza y a Ushuaia, y el último del día, a Tucumán a las 17.05.

Para el domingo, la lista de destinos se ampliará con salidas a Bahía Blanca, Mendoza, Córdoba, Resistencia, Mar del Plata y Salta.

Mientras tanto, otras provincias y destinos se incorporarán al mapa de rutas de la empresa durante la siguiente semana como por ejemplo: San Juan, Comodoro Rivadavia o Catamarca, detalló la firma.

Asimismo, informó que “se está trabajando para terminar de restablecer la programación con la incorporación paulatina del resto de los 37 destinos de cabotaje que Aerolíneas Argentinas posee”.

En todos los casos, los pasajeros deben chequear las condiciones y requisitos para el embarque específicos hacia o desde cada provincia en la web de la empresa e ingresar a argentina.gob.ar/circular para obtener el permiso de circulación.

Seguir leyendo

Coronavirus

Tierra del Fuego es la provincia con más casos por cada 100.000 habitantes

Publicado

on

Por

Registra la mayor incidencia del país. Supera casi en un 70% a la de la Provincia de Buenos Aires. Cómo está este indicador en las otras provincias y cuáles tienen menos contagios

Este lunes, a siete meses de la implantación de la cuarentena, Argentina superó el millón de casos detectados. Desde la última semana de agosto, la curva de nuevos contagios no dejó de crecer en forma sostenida. El total de casos asciende, según el último parte del Ministerio de Salud de Nación, a 1.018.999 y las víctimas fatales suman 27.100. En las últimas 24 horas se registraron 16.337 nuevos contagios y 384 fallecidos. Sin embargo, la distribución a nivel nacional fue cambiando en los último mes y medio. A fines de agosto, el 70% de los nuevos casos se concentraba entre la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires (PBA). Pero según el último parte oficial del Ministerio de Salud de Nación, solo el 35% de los nuevos casos se encontraban en esos dos distritos, donde los últimos números indican un descenso, mientras que el 65% restante se registraron en las provincias del interior del país.

Si se considera la cantidad de casos acumulados desde el primer infectado detectado en el país el 3 de marzo, los distritos con más contagios hoy son Buenos Aires con 507.438, CABA con 141.190, Santa Fe con 83.448, y Córdoba con 66.287. Pero estos valores no tienen en cuenta el tamaño poblacional, por eso el indicador adecuado para comparar es la incidencia.

La provincia que registra la mayor tasa de incidencia es Tierra del Fuego: 5.005 contagios sobre 100.000 habitantes, un valor que supera al de CABA (4.591) y es bastante mayor que la de PBA (2.893), Río Negro (2.650), Neuquén (2.509) y Santa Fe (2.360).

En la provincia más austral del país, hay 8.681 casos positivos sobre una población de 173.432 personas. En las últimas 24 horas, registró un récord de 295 nuevos contagios en una sola jornada, según el último parte oficial del Ministerio de Salud de Nación. La cifra incluye 13 casos existentes en las Islas Malvinas. Las cifras difundidas por el gobierno provincial varían en los números, algo usual entre los partes locales y el consolidado que difunde la cartera sanitaria nacional al final del día. Estas diferencias tienen que ver con los retrasos en la carga, aunque se supone que, al final, las cifras que se cargan y se toman en el Sistema Integrado de Información Sanitario Argentino (SIISA) deberían ser las mismas.

La capital fueguina, Ushuaia, sufrió su primer pico en marzo y abril por el turismo. “La ciudad llegó en ese momento a los 220 casos, pero se bloqueó y no pasó al resto de la provincia. Tuvimos tres meses de tranquilidad. En julio empezó el brote de Río Grande, que creemos que ingresó por un transportista, y desde entonces tiene transmisión comunitaria. Río Grande pasó por una fase de aislamiento social preventivo obligatorio, luego se flexibilizó, pero ahora sigue con ASPO”, explicó  el titular de Infectología del Hospital Regional de Ushuaia, Leandro Ballatore. “A finales de septiembre tuvimos una segunda ola en Ushuaia que sigue, al día de hoy, con transmisión comunitaria si bien está más controlada. Ahora en esta ciudad estamos con distanciamiento social, no con aislamiento”, agregó.

Sobre los factores que desencadenaron el escenario actual, este infectólogo señaló: “Es una provincia que por el clima la población tiene mucha actividad de puertas adentro, y muy poca al aire libre, que además no está permitida. A esto se suma que estamos recién saliendo del invierno, y que las viviendas son mucho más pequeñas que en Buenos Aires, por lo que dentro de un mismo grupo familiar de convivientes, las condiciones de distanciamiento son difíciles de sostener”.

Integrante del Comité Operativo de Emergencia (COE) provincial, Ballatore también advirtió que “como en todo el país, la gente no declara a tiempo los síntomas porque saben que eso irá asociado a algún tipo de aislamiento que puede poner en riesgo su fuente laboral. Por eso, van a trabajar estando con síntomas, y ponen en riesgo a otros trabajadores”.

Y consideró que el cansancio social con la cuarentena también influye en el aumento de casos: “Lo otro que vemos es que, al igual que pasa en casi todo el mundo, las reuniones sociales no se pueden controlar. Entendemos que la gente está en situación de agotamiento, pero ese tipo de reuniones es la condición ideal para la transmisión del virus”.

Asimismo, Ballatore analizó la estrategia sanitaria respecto de los testeos llevada adelante por esta provincia que conduce Gustavo Melella, ex intendente de Río Grande, del partido FORJA, alineado con el gobierno nacional. “En el promedio semanal, estamos por encima del 50% de positividad. Tiene que ver con cómo se manejó, hasta ahora, la disponibilidad de recursos para los test”, explicó.

En este sentido,  la provincia siguió la recomendación del Ministerio de Salud de Nación de testear soIo a los que tienen síntomas, así como al personal de salud o de riesgo. “No estuvimos hisopando a los asintomáticos. Por lo tanto, tenés más posibilidad de que den positivos. Ya la provincia compró 2.500 test de antígenos, similares a los PCR pero más rápidos, y recibimos una donación de Nación de 1.500 más. Como están limitados a personas con síntomas, nos va a liberar otra cantidad de test PCR para empezar a buscar en asintomáticos. Estamos en este momento en un punto de quiebre en cuanto a la estrategia de testeo”, aseguró.

Cómo están otras provincias

En cantidad de casos por cada 100.000 habitantes, detrás de Tierra del Fuego se ubican Río Negro (2.650); Neuquén (2.509); Santa Fe (2.360); Jujuy (2.250); Tucumán (2.215) y Santa Cruz (2.068), Mendoza (1.950) y Córdoba (1.763).

Río Negro, Santa Fe, Mendoza y Córdoba, por su población y cantidad de casos, son las que preocupan al presidente Alberto Fernández y donde, en principio, prevé extender la cuarentena fijada en el DNU que vence el domingo próximo. Respecto del resto, consensuará con los gobernadores una posible apertura según los números de esta semana.

En tanto Chaco, que fue uno de los focos al principio de la pandemia, hoy tiene una incidencia de 1.000 personas contagiadas cada 100.000 habitantes. Sin embargo, los nuevos casos diarios no disminuyen. En las últimas 24 horas, se informaron 193 nuevos contagios – uno más que el día anterior y nuevo pico hasta ahora- y totalizan 12.041 en esa provincia.

Seleccionar arriba a la izquierda el distrito en el que se desea visualizar la progresión de nuevos casos diarios desde el comienzo de la pandemia

En cuanto a la progresión de los contagios por provincia, tanto la Ciudad como la Provincia de Buenos Aires registran números en descenso en el promedio de los últimos 7 días. Estos cambios comenzaron a verse en la primera semana de septiembre, después de haber sido el foco de la epidemia por más de cinco meses.

En sentido contrario, al igual que en Tierra del Fuego, también siguen en ascenso los casos en Río Negro, que tuvo un pico de 536 nuevos contagios el pasado 16 de octubre, aunque en las últimas 24 horas registró 393, según el último parte del Ministerio de Salud de Nación.

La tendencia de ascenso sostenido y sin pausa desde la última semana de agosto, también la viene experimentando Santa Fe, que ayer registró un nuevo récord de 2.575 casos en una sola jornada.

En Jujuy, en cambio, los casos detectados parecen estar bajando desde el 3 de septiembre, cuando se registraron 357 nuevos casos. En las últimas 24 horas, los nuevos contagios detectados descendieron a 59.

Algo similar sucede en Salta, que tuvo un pico el 22 de septiembre con 444 nuevos casos en una sola jornada, pero luego comenzó a descender hasta llegar a los 201 informados de anoche.

Las provincias con menos casos

Los dos distritos con menos incidencia son Formosa y Misiones, con 23 casos y 15 cada 100.000 habitantes. Una baja tasa de incidencia también se observa en Catamarca, San Juan Corrientes, con 120, 167 y 190 casos respectivamente sobre la misma base poblacional.

Misiones registra hasta ahora, en tanto, un total de 195 infectados detectados en su territorio y 4 fallecidos. En la última semana apenas tuvo un promedio de 5 nuevos casos por día.

Formosa es la provincia que, además de su baja incidencia, tuvo menos contagios confirmados oficialmente hasta ahora: registra un total de 140. El primer caso recién se registró el 12 de junio. Y si bien tiene un único fallecido de acuerdo a los datos del Ministerio de Salud, las autoridades locales no lo consideran “propio”, y siguen informando que no registró muertos hasta ahora. En el gobierno de Gildo Insfrán lo atribuyen al domicilio en el DNI de la persona fallecida, pero sostiene que no murió en esa jurisdicción.

“Hoy no tenemos transmisión comunitaria, excepto en la ciudad de Clorinda, que hoy está bloqueada (no se puede ingresar ni salir) para evitar la propagación del virus”, le dijo a Infobae el jefe de Infectología y Control de Infecciones del Hospital de Alta Complejidad de la ciudad de Formosa, Julián Bibolini. Esa ciudad, segunda de este distrito en población, está ubicada río de por medio frente a la capital paraguaya, Asunción, con la que mantuvo históricamente un tránsito muy fluído.

“Hay una fuerte limitación a la circulación, con un protocolo para controlar a los transportistas, tanto para la circulación interna como para los que ingresan de afuera, con un sistema de obleas, según las cuales solo pueden parar en lugares acordados, o pueden cruzar la provincia pero no detenerse. También se hace un seguimiento periódico de los transportistas locales y se los llama por teléfono”, explicó Bibolini. El transporte de colectivos dentro de la provincia no está permitido.

“A las personas se las autoriza a ingresar a la provincia por determinados motivos con un criterio prioritario, previa autorización. Tienen que hacer cuarentena 14 días en alguno de los centros de aislamiento. En algunos casos excepcionales, se los deja cumplirla en su domicilio dependiendo de su condición clínica”, agregó este profesional que integra el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 de la provincia. De este Comité participan funcionarios no solo del área de Salud, sino también del Ministerio de la Comunidad, del de Economía, y el jefe de Gabinete de Insfrán, Jorge González.

“La población de Formosa es menos que en otros distritos y está más dispersa, lo que favorece la política de aislamiento y bloqueo que se viene llevando adelante. Si hay casos sospechosos, se busca a sus contactos estrechos, a los que también se aísla en estos centros. En las poblaciones pequeñas se hace un bloqueo y un estudio poblacional epidemiológico”, precisó Bibolini. Según el último parte provincial, hay más de 800 personas aisladas en “cuarentena”. Deben pasar 14 días en centros de aislamiento ubicados en escuelas y clubes, y recién pueden salir después de dos hisopados negativos.

En esta provincia siguen sin estar abiertos los gimnasios; los bares y restaurantes solo tiene habilitado el servicio de delivery; no se permite actividad física al aire libre; y los comercios abrían hasta hace muy poco solo 4 horas por día. En el Día de la madre, solo se autorizó salir a pasear en auto por la Costanera de la capital formoseña, pero no estuvo permitido bajarse en la vía pública.

Sexo y edad de los contagiados

Los contagios por coronavirus no parecen depender del género. En Argentina, la mitad son varones y casi la otra mitad son mujeres (hay un porcentaje mínimo no identificado). Esta distribución no es la misma que para los muertos, ya que en términos de letalidad y mortalidad, los casos aumentan en hombres con relación a las mujeres.

En cuanto a las franjas etarias, según los datos que muestra la sala de situación del Ministerio de Salud, el mayor porcentaje de casos (29%) corresponde a personas de entre 30 y 39 años; le siguen 20% (20-29 años); 19% (40-49 años); 13% (50-59 años); 8% (60-69 años); 6% (10-19 años); 4% (70-79 años); 3% (0-9 años) y 3% (mayores de 80 años).

Un análisis sobre las posibles causas

A la hora de analizar los motivos por los que los casos se dispararon en algunos distritos, la docente e investigadora Valentina Viego, del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales del Sur de la Universidad Nacional del Sur, consideró que el aislamiento de los pacientes no fue eficaz en muchos casos. “En algunas jurisdicciones los positivos fueron aislados fuera del hogar (hoteles), pero en la gran mayoría el aislamiento se cumplió dentro de la vivienda sin más asistencia que la llamada telefónica de un operador, propagando el contagio al resto de la familia. No se destinaron recursos para evitar que esas familias propagan el virus a otros fuera del hogar”.

“En países como Argentina, donde las restricciones a la actividad comercial y productiva tienen alto impacto sobre los ingresos de la población y alimenta los debates tipo ‘salud-economía’, es imprescindible ampliar los sistemas de registro, donde no sólo se cargue la edad, sexo y fecha de síntomas de los confirmados, sino también información adicional que permita evaluar si los contagios ocurrieron en el lugar de trabajo, en actividades sociales, lugares de recreación o de actividad física. Este tipo de información hubiese sido útil para zanjar los debates sobre el riesgo de abrir o no determinadas actividades. Hasta el día de hoy se desconoce el impacto de las habilitaciones comerciales y solo se difunde la posición corporativa de sus representantes, pero no existe ningún indicador que permita verificar estas hipótesis de un modo riguroso y científico”, sostuvo Viego.

Para esta investigadora, el despliegue de una estrategia de más testeo, rastreo, aislamiento efectivo y vigilancia necesita recursos. “Los gobiernos nacional y provinciales han anunciado asignaciones de recursos para las intervenciones en COVID-19, pero en los hechos se ha tratado de cifras marginales, que no impactan significativamente sobre el funcionamiento de los sistemas asistenciales y de vigilancia”, agregó.

En su visión, la estrategia sanitaria “quedó a medio camino entre la cuarentena y el control”. Y concluyó: “Para frenar los contagios se requiere aplicar primero la cuarentena estrictamente y luego el mix de rastreo-test-aislamiento. Si no se desarrolla lo segundo, la salida formal o de hecho de la primera ocurre con más contagios. Ninguna de las dos estrategias fue implementada en profundidad, ambas carecieron de suficiente extensión o profundidad. Dicho de otro modo: poca cuarentena y poco control con los resultados que ya conocemos”.

¿Cómo se procesó la información?

La Unidad de Datos de Infobae descarga diariamente los datos oficiales de distintas fuentes, entre ellas, el Ministerio de Salud de la Nación Argentina. Estos datos se llevan a una hoja de cálculo, donde se cruzan con datos poblacionales y detallando casos confirmados y muertes. Sobre estas bases se calculan varios indicadores entre ellos incidencia, letalidad y mortalidad.

Para visualizar y descargar los datos a nivel nacional, con sus respectivas pestañas, siga este enlace.

Seguir leyendo

Las más leidas